Redes sociales

28 julio 2007

Hecha la ley, hecha la trampa

Me acuerdo que el eslogan del peronismo durante los años 50 era "Perón cumple, Evita dignifica". Han pasado los años y la topadora neoliberal aplastó los ideales de varios, pero por sobre todo los dejó con muy poquita dignidad.

Miren esta nota de La Voz del Interior, en ella el actual vicegobernador de la provincia y candidato al ejecutivo dice que "hay que restituir a los jubilados provinciales el 82% y el gobierno nacional debe hacerse cargo..."

Esta declaración se pega de cabeza con las promesas pre-electorales del actual gobernador De la Sota, que decía a los cuatro vientos que él sería el gobernador que restituiría ese derecho a la clase pasiva. Pasó el tiempo y esas promesas no se cumplieron y además difícilmente podrían ser llevadas a cabo con el estado actual de las cuentas de la Caja de Previsión de la Provincia. Pero, para aclarar cuál es el estado de dichas cuentas, solo comentemos que -como muchos saben- dicho organismo hace años que no presenta balances por lo cual todo está en medio de una nube de preguntas (para decirlo elegantemente).

Ahora Schiaretti ha decidido no caer en la misma verborragia que De la Sota. Apelando a la continuidad diferenciada (?), ha preferido en cambio echarle el fardo a la administración nacional. Por lo tanto el viejo axioma justicialista al que hacíamos referencia al principio ha sido trocado por: "Yo prometo, que cumpla otro".

Actualización: El gobierno provincial a firmado en el día de la fecha, 30 de julio de 2007, el decreto que devuelve el 82% movil a los jubilados. A esta hora precisa, apenas 6 horas después del anuncio y en Prime Time, De la Sota ha puesto en los medios un corto publicitario anunciando que ha cumplido con su promesa de hace ¡8 años atrás!. Los jubilados se merecían más respeto, pero bueno, por fin se cumplió. La pregunta sobre quién pagará ha quedado flotando en el aire. Probablemente, como ya lo ha hecho otras veces, el gobierno nacional podrá los tejos.

22 julio 2007

Chiquita, banana venenosa

La historia de nuestro continente tiene algunos algunos nombres de empresas transnacionales que han significado mucho dolor e injusticia. Una de ellas es la antigua United Fruit, cuyo esfuerzo permanente por generar gobiernos amigos en la región, la mostró como financista de innumerables golpes militares.

United Fruit también estaba firmemente ligada a un producto: la banana y a una organización muy norteamericana: la CIA. Gracias a ello, y a su afición por promover funcionarios/funcionales, se acuñó la frase "républica bananera" para designar al sistema político de varias naciones latinoamericanas.

Hace tiempo esta empresa ha cambiado de nombre y ahora se la conoce como "Chiquita Brands International", pero este cambio de denominación no le ha variado las viejas costumbres. Es por eso que recientemente ha sido multada por la justicia de Colombia a pagar 25 millones de dólares por financiar a las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), un grupo terrorista de paramilitares.

Este grupo era bancado regularmente por Chiquita desde hace años y gracias a ese dinero los paramilitares extendieron sus operaciones que consistían en asesinatos, violaciones, secuestros y por supuesto, tráfico de drogas. Una joyita.

Hoy existe a nivel mundial un campaña a fin de boicotear a esta empresa absteniéndonos de comparar sus productos. Parte de esa campaña es el corto que posteamos aquí, y aunque está en inglés es muy gráfico y de pocas palabras.

Si bien estas bananas llegan a la Argentina esporádicamente, y cuando el producto local se agota estacionalmente, no estaría mal mirar qué compramos (y a quién financiamos) en nuestro paso por la verdulería.

Una nota de Osvaldo Bayer

El post de EECA, integrante de esta runfla, -La serpiente (del genocidio) se muerde la cola- fue enviado por su autor al historiador y periodista Osvaldo Bayer, quien se lo había solicitado hacía tiempo en la charla informal que allí se describe.
Dicho post -ya en forma de carta y como parte de la nota de Bayer- fue publicado en la contratapa del Página/12 de 21 de Julio de 2007.

21 julio 2007

Tocando con el alma

Lucho Hoyos hace mucho que es un grande aunque su obra no ha trascendido masivamente. A pesar de esto ha sido reconocido por sus pares, incluso por Mercedes Sosa, por su forma innovadora de tocar nuestro folclore y su virtuosismo con la guitarra. Les dejamos aquí un clásico: La López Pereyra.

20 julio 2007

Alguién le está robando a De la Sota

Que no se diga. A De la Sota, guitarrero y cantor, le vendieron gato por liebre
Con la profusión a que nos tiene acostumbrado el gobierno provincial en vísperas de elecciones, en estos días los cordobeses hemos podido disfrutar del spot donde el estado cordobés festeja los 8 años de reinado delasotista.

Muchas cosas podríamos decir sobre dicha publicidad y poner bajo la lupa su conveniencia y su justificación en una provincia altamente endeudada. También -quizás- podría caber alguna observación sobre el uso de fondos públicos para hacer una evidente apoyatura al candidato oficialista Schiaretti, actual vice gobernador provincial... Pero la verdad, es que ese tipo de miradas suelen no hacer mella en la cara de piedra de algunos funcionarios.

Es por eso que me parece bueno recalcar otro hecho consistente en la pésima factura del spot. Cuando lo vi por primera vez no puede dejar de sentir que alguien, algún publicista avispado, ha llevado a cabo un vulgar y llano afano a las arcas públicas. Más allá de las cuidadas imágenes y del remanido recurso de la cámara lenta de cordobeses sonrientes, habitantes de esta nuestra famosa "isla mediterranea", tenemos que convenir que la cortina musical, el tema o como lo quieran llamar es terriblemente malo, disonante y poéticamente mediocre.

Como un himno berreta que busca y no encuentra una tonada pegadiza para que sea coreada por las masas anónimas, este incordio comienza con un ampuloso "¡Oh mi Córdoba!" (¿¿Oh mi Córdoba...??) y después desavaría en rimas fáciles y ditirambos (siempre quise usar esta palabreja) a los 8 años de "progreso" cordobés.

De la Sota nos tenía acostumbrados a otra cosa. Por lo menos siempre cuidaba las apariencias y a la hora del temita musical de campaña solía pegarle en toda la línea. Ahora solo nos queda como broche final de su administración una publicidad totalmente predecible adobada con una cancioncita que refleja cierta inevitable decadencia.

19 julio 2007

Chau Negro

Se nos fue el Negro Fontanarrosa, a quien solo pudimos conocer a través de sus dibujos y sus esporádicas apariciones en la tele o en la radio. Pero que nos acompañó siempre, desde que me acuerdo. Primero en las páginas de la revista Hortensia que compraba mi viejo -casi como una travesura-. Después, en la universidad, cuando en el bar de la facu esperábamos la revista Humor solo para verlo/leerlo/reirlo a él y al Negro Dolina. Últimamente era quien nos impulsaba a comprar Clarín los domingos y jugarnos a suerte y verdad los pocos pesos que nos quedaban para ver si en la última página de la Viva estaba el Inodoro Pereyra.

No vamos a entrar en la cursilería de decir que sigue presente a través de su obra, ni queremos apelar al pobre recurso de imaginar el duelo de sus personajes más famosos. Hoy escuchábamos a un gran amigo de Fontanarrosa, el dibujante Crist, y él decía que la muerte del Negro cerraba una etapa del humor gráfico argentino. Quizás esta definición taxativa se acerque mucho a lo que sentimos desde aqui.

Al Negro lo vamos a extrañar.
Aqui les dejamos el link para la página de Fontarrosa

16 julio 2007

La serpiente (del genocido) se muerde la cola

Leyendo un post anterior de Tux, sobre algunos de sus recuerdos sobre la pasada dictadura militar, me quedé pensando que esos años si bien parecen lejanos, para quienes rondamos los 40 y algo están siempre presentes. Tanto es así que la reciente anulación de los indultos por parte de la Corte Suprema la recibí con una gran alegría.

Todas estas disquisisiones me hicieron recordar que a fines del 2007, al ciclo de Café Cultura Nación, asistió el historiador Osvaldo Bayer quien, entre otros temas, dedicó un tiempo especial para una de sus obsesiones: la remoción de todos los monumentos al General Roca que existen el país. Largamente explicó Bayer las razones de esta campaña suya. Compartió con nosotros sus visiones del genocidio sistemático a los aborígenes del sur argentino; llevado adelante durante la "Conquista del Desierto" con método y eficiencia marcial, ahorrando balas mediante la hambruna y la viruela. Y por supuesto subrayó la entrega de enormes porciones de territorio y de los indios capturados a las familias de la oligarquía porteña y provinciana.

Bueno, pero uds. se preguntarán qué tiene que ver esta larga introducción con todo lo anterior y en especial con la dictadura militar iniciada en 1976. Lo que sucede es que al final de dicha charla me acerqué a Bayer y le comenté uno de los recuerdos más vívidos que tengo de aquellos años.

Yo también soy de Tucumán, allí viví gran parte de mi infancia y de mi adolescencia. Cursé los dos últimos grados de la primaria (años 76, 77) en una escuela pública ubicada justo atrás de los monoblocks militares y separada por una calle de la sede del Regimiento 19 de Infantería que comandaba el general genocida Antonio Bussi, en el momento más alto de la represión en la provincia y en el país.

Dada la cercanía con dichas instituciones militares, el barrio estaba lleno de patrullas, guardias y retenes. Por supuesto el clima no era precisamente de libertad ni mucho menos y quizás por eso y porque la disciplina escolar se relajaba con infantil persistencia, la amenaza repetida por la directora era que "los que se porten mal o se peleen serán enviados al regimiento para que sean rapados". Para reforzar la idea punitiva, oportunamente un suboficial vestido de verde oliva pasó aula por aula haciendo propias las palabras de la dirección. Por supuesto que en lo más íntimo sentía que eso no era posible...

Pero llegó el día. Una mañana después de finalizadas de clases un par de chicos se trenzaron en una de las típicas peleas que se pactan con: "a la salida nos agarramos". Con celeridad las maestras tomaron nota de quienes habían sido los "peleadores" y llevaron sus nombres a la dirección. Al día siguiente aquel suboficial que había pasado por las aulas, esperó a los indisciplinados y se los llevó con él.

El resto de los chicos nos quedamos pasmados. Nunca nos hubieramos imaginado eso. Hora tras hora esperábamos que volvieran aquellos que se habían llevado. Me recuerdo mirando con ansiedad la puerta y en cada recreo esperar verlos. Pero recién cuando la jornada concluía los vimos de nuevo, con las cabezas casi totalmente peladas y un ridículo pompón sobre la frente.

Nunca me voy a olvidar de eso, como tampoco olvidaré los ojos llenos odio de uno de los chicos rapados.

De golpe en la escuela nos habían dado una lección condensada de lo que era el país en esos días. Habíamos vivido como niños las mismas angustias que sufrían miles y miles de argentinos a esa exacta hora. No sabíamos de lo que eran capaces los militares, no teníamos ni idea de cuál era su objetivo, pero el terror nos calaba profundo y a fuego.

Quizás no haya sido casualidad entonces que esa escuela pública levantada en nombre de los ideales liberales de Sarmiento y que se suponía debía formarnos como ciudadanos, se haya llamado justamente Presidente Julio Argentino Roca.

Actualización: Esta post fue enviado a Osvaldo Bayer quien lo publicó, como parte de su habitual nota de contratapa de los sábados en el diario porteño Página/12 - Ver aquí.

Decálogo para hablar mal de Chávez


Los grandes medios de la Argentina tienen un vicio metido en cada uno de sus micrófonos e imprentas: hablar mal y recontramal de Chávez. Cualquier excusa es buena para sacudirle al presidente venezolano por eso fue sorprendente cuando el pasado domingo antes de la dura derrota de nuestra selección frente a Brasil, el relator de Radio Mitre (Buenos Aires) ocupara unos segundos en decir lo siguiente: "Y estamos aquí viviendo la previa en una ciudad donde las clases medias altas y altas odian a Chávez, mientras los más humildes lo adoran..."

Esas escasas palabras, tan ilustrativas del proceso político venezolano, pusieron blanco sobre negro en una realidad que muchos de nuestros comunicadores sociales tratan de no ver o directamente de ocultar.

Por todo esto se nos ocurrió que era una buena idea publicar el siguiente decálogo, originalmente posteado en Rebelión y que seguramente es parte de la "línea editorial" de varias redacciones locales:

Decálogo para hablar mal de Hugo Chávez
Emir Sader*
Carta Maior

Recordatorio colgado en frente de los periodistas de los medios de comunicación oligárquicos:

1. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque recupera el papel del estado, descalificado y enterrado por nosotros hace tiempo.

2. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque se nombra antiimperialista y ése es un tema hace tiempo prohibido en los medios de comunicación.

3. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque funda un nuevo partido, cuando martillamos todos los días que todos los partidos son iguales, que son negativos, que siempre reflejan intereses de grupitos.

4. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque recupera el papel de la política cuando todo el trabajo cotidiano de los medios es para decir que la política es irrecuperable, que sólo vale la pena la economía.

5. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque vende petróleo subsidiado a los países que no pueden pagar el precio del mercado –inclusive a pobres de los Estados Unidos-, lo que evidentemente hiere las leyes del mercado, por lo cual tanto velan los medios de comunicación.

6. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque es un mal ejemplo para los militares, que sólo deben intervenir en la política cuando sea necesario un golpe militar y nunca para defender los intereses de cada nación

7. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque ataca a los medios de comunicación privados y fortalece los medios públicos. Porque ha acabado con el analfabetismo en Venezuela, tema sobre el cual debemos callarnos. Porque va a disminuir la jornada de trabajo en 2010 a 6 horas y ese tema es odiado por los patronos.

8. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque así me identifico con los intereses del dueño del medio de comunicación donde trabajo, garantizo el empleo, fortalezco los partidos y las empresas aliadas del patrono.

9. Debo hablar mal de Hugo Chávez porque hace que se vuelva a hablar del socialismo, después del trabajo que nos dio tratar de enterrar ese sistema, enemigo del capitalismo, al que estamos profundamente integrados.

10. Debo hablar mal de Hugo Chávez (y de Evo Morales y de Lula y de todos los no blancos), sino estos van a querer dirigir los países, los periódicos, las televisiones, las empresas, el mundo. Será nuestro fin.

*Emir Sader es profesor de la Universidad del estado de Río de Janeiro (UERJ), coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la UERJ y autor, entre otros, de “A Vingança da História” (“La venganza de la Historia”).

Traducido por Àlex Tarradellas, miembro de Rebelión, Tlaxcala y Cubadebate. Esta traducción se puede reproducir libremente, a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y la fuente.


15 julio 2007

El Manifiesto

Digo yo ¿este será el socialismo del Siglo XXI?... La verdad es que no se, pero está bien hecho.

10 julio 2007

Carta de Sandra Rodríguez


El Jefe de policía de Neuquén ayer defendió los privilegios de los que goza el suboficial Poblete autor material del asesinato del docente Carlos Fuentealba. Hoy, Sandra Rodríguez -esposa de Carlos- difundió mediante la Comisión Carlos presente, ¡Justicia ya! (CoCaPre), un carta respondiendo dichas manifestaciones.

“El jefe de la policía neuquina está equivocado al decir que ´Poblete aún hoy es un referente de la institución`. Si así lo fuera no habría sido incriminado por sus propios camaradas de fuerza que fueron quienes declararon que Darío Poblete se había subido a un móvil que no era el suyo, luego de disparar contra Carlos en Arroyito. Esas declaraciones de policías, junto a las de otros testigos no policías permitieron ubicar al autor del disparo

“Los dichos del comisario Rolando Figueroa tienen por objetivo cerrar filas dentro de la fuerza y estrechar vínculos con Poblete. Buscan que el policía detenido no informe a la Justicia sobre cuáles fueron las órdenes que recibió y quiénes las impartieron. Figueroa le ofrece impunidad a Poblete a cambio de que no incrimine a policías de rango superior que participaron del operativo de Arroyito y de que oculte el grado de participación del secretario de seguridad, en ese momento, Raúl Pascuarelli y del gobernador Jorge Sobisch. Es público que Pascuarelli estaba dirigiendo el operativo sobre la ruta 22 y que el Gobernador tenía comunicación directa con él y los mandos policiales”.

“Sobisch en San Luis reivindicó a las ´fuerzas armadas y de seguridad para defender los intereses de la patria`. Me pregunto: ¿Matar un maestro es defender esos intereses? Los dichos del jefe Figueroa van en ese mismo sentido. Para que no haya impunidad la justicia neuquina debe arbitrar todos los medios y las acciones para que sean juzgados todos los responsables materiales y políticos. El juez Cristian Piana, ¿tomará este camino?”

“Es de público conocimiento que dentro de las fuerzas policiales hay debates acerca de todo lo sucedido, no sólo en Arroyito, sino también acerca de los hechos de abril del 2006 en Plaza Huincul. En ese momento un comisario denunció la orden de dejar zona liberada para que la patota de los cascos amarillos organizadas por el gobierno desalojara por la fuerza a las maestras que bloqueaban el acceso a la refinería. Ese comisario está siendo juzgado por la propia policía por hacer pública dicha orden, según él, impartida por el gobernador Sobisch”.

“Yo sé que todos los policías no piensan igual. Gran cantidad de efectivos policiales tienen a sus hijos en las escuelas donde nosotras enseñamos, e incluso tienen a sus esposas trabajando como maestras. Yo sé que no comparten los dichos del Comisario General Rolando Figueroa. Por lo pronto, Darío Poblete puede que sea un referente para el tipo de policía que desean tener dicho comisario y el Gobernador Sobisch. Una policía al servicio de reprimir y matar sin piedad a aquellos que se movilizan para reclamar”.

“Apelo aquellas personas de buena voluntad que puedan estar trabajando dentro de la fuerza policial neuquina para que colaboren para que sean juzgados y castigados Darío Poblete y todos aquellos jefes policiales y políticos que dieron las ordenes de represión en Arroyito. Ellos deben ser juzgados por sus decisiones y sus consecuencias”.

Como un armario lleno de Frankensteins

Cuando culminaba la campaña electoral del año 83, el Partido Justicialista hizo un imponente acto en Capital Federal. Allí mostró su enorme capacidad de movilización y trató de ponerle un broche de oro a la tarea realizada por dicho partido para tratar de consagrar la Fórmula Luder - Bittel.

En medio de lo que era una fiesta -con toda la "liturgia" peronista- un dirigente llamado Herminio Iglesias le prendió fuego a un féretro rojo y blanco con las siglas UCR sobre la tapa. La "quema del ataud" simbolizó a partir de ese momento la torpeza política y todo aquello que la sociedad argentina ya no tolera (o toleraba) en materia de campañas. De más está decir que semejante incendio lo único que hizo fue sumarle los votos que necesitaba Alfonsín para consagrarse como presidente.

La semana pasada en San Luis un buen número de viejos dinosaurios pejotistas se juntaron para formar un especie de frente anti-K, sin darse cuenta, la banda que desde el estrado dirigía la movida (Menem, Sobish, Puerta, Rodríguez Saa), que empezaban a prenderle fuego a otro ataud y le daban un impulso importante a la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

Con el viejo discurso lleno de cliches de la derecha más retardataria hasta terminaron espantando a Macri y sus socios peronistas que ni siquiera asomaron su nariz por San Luis. Es que para la gran mayoría de los argentinos ese encuentro fue como abrir la puerta de un armario lleno de frankensteins.

09 julio 2007

Otro 9 de Julio y las imágenes de Tucumán


En un blog venezolano llamado Depósito de Cachivaches, encontramos que habían colocado -via YouTube- la peli de Pino Solanas "Memoria del Saqueo". El post del documental estaba ilustrado con la foto famosa del chico haciendo el gesto con los dedos de fuck you. Esta imagen fue captada en un basural de Tucumán y corresponde a una de las tomas del film.

Cada vez que veo esa foto me acuerdo de otras imágenes de cuando era chico. Por mi edad tuve la oportunidad de vivir siendo un niño la transición de la dictadura de Lannuse, pasando por el breve gobierno de Cámpora, hasta la llegada de Perón a su tercera y última presidencia.
Cabe aclarar que todo esto lo viví justamente en Tucumán una de las provincias más peronistas del país y en el seno de una familia absolutamente antiperonista.

Todavía tengo frescas en la memoria, vaya uno a saber porqué, las imagenes televisivas (blanco y negro por supuesto) de decenas de actos encabezadas por las nuevas autoridades, muchas de las cuales tenían la fuerte presencia de los niños. Algunos de los hechos que los noticieros registraban eran entregas de útiles, otros inauguraciones de escuelas, también había creo recordar un reparto de juguetes en los hospitales para el Día del Niño y cosas así.

Lo que me llamaba la atención es que en todos esos momentos los niños sonreían y se amontonaban frente a la lente de la cámara, empujándose y saludando con los dedos en V. Creo que sin dudas en su inocencia -y en la mía- todos repetíamos ese gesto que recorría las calles, las manifestaciones y miles de paredes del país. La sonrisa de los chicos era real, no era fingida, era clara, no era ácida. Y con sus manos hacían un gesto que representaba la esperanza para millones.

Cuando el golpe del 76 llegó rápidamente me di cuenta que en el noticiero los actos se repetían, de nuevo había inauguraciones de escuelas, entregas de juguetes y útiles escolares, pero esta vez los que entregaban casi no sonreían y vestían uniformes militares de fajina (estábamos en pleno Operativo Independencia). Los chicos seguían sonriendo, pero había más disciplina, casi nadie se empujaba frente a la cámara y nadie nunca volvió a hacer la V de la victoria en la tele de mi provincia, por lo menos por unos años.

Ya de grande tuve la oportunidad de ver la película de Pino Solanas y otra vez en Tucumán los chicos se apretujaban por saludar a la cámara, esta vez el escenario era un basural enorme donde buscaban algo de comer. Como una metáfora efectista de la vida y de los 90 los niños seguían sonriendo pero ahora sus dedos dibujaban el fuck you y nos transmitían un mensaje distinto, totalmente diferente al que llenaba la pantalla del noticiero (apenas...) 20 años atrás.

08 julio 2007

Transmisión permanente

Relacionado con el post anterior colocamos aquí un videito que no por viejo deja de tener vigencia: La Revolución no será televisada, filmado por un grupo irlandés que documentó en el momento lo ocurrido durante el fallido golpe a Chavez y cómo operaron los grandes medios (locales y extranjeros) antes, durante y después del mismo.

Algo asi como "la doble moral"

Hace unos meses atrás muchos medios gráficos e innumerables programas de radio y televisión del mundo entero, daban cuenta del "ataque" del presidente de Venezuela a RCTV, una importante televisora de ese país.

En la Argentina y en Córdoba en particular varios medios se sumaron a la cacería y demostraron que la verdad no les importaba nada. En sus largos editoriales y discursos en nombre de la libertad de prensa se cuidaban bien de decir que lo que hacía el gobierno venezolano es lo mismo que hacen todos los estados soberanos del mundo: administrar las licencias de las empresas privadas.

Lo que sucedió es que a RCTV no le renovaron la licencia y punto. Del mismo modo en la Argentina o en los EE.UU. no se renuevan licencias, se cancelan otras o -directamente- se decomisan equipos a las emisoras denominadas genéricamente "truchas".

Esta evidente ocultación de un parte importante de la realidad tiene su correlato con otro ocultamiento más complejo: el de la línea editorial, a la cual los trabajadores de la mayoría de los medios debe cuadrarse disciplinadamente. Nadie, ni ningún grupo de los que maneja la gran mayoría de las radios, diarios o TV de la Argentina explicita claramente cuál es la ideología que entinta sus diarios o guiona sus programas y suelen revestir esta ausencia con manifiestos hacia la libertad de prensa, libertad de empresa, un toque genérico de democracia y una pizca de supuesto pluralismo.

Pero cuando estas líneas no se hacen explícitas empiezan a aparecer las contradicciones. Veamos por caso lo siguiente:
Nuestro inefable periodista cordobés Jorge "Petete" Martínez fue uno de los abanderados en contra del cierre de RCTV, alegando que se acallaba así una voz de la oposición venezolana. Por otro lado, cuando las elecciones locales empiezan a recalentar el ambiente, Petete conmina a los "militantes políticos" a no "ensuciar" (sic) el espacio destinado a la opinión de los oyentes con sus palabras y anunciado la lisa y llana censura de dichos mensajes. ¿en qué quedamos entonces? ¿hay lugar para la opinión o no lo hay? ¿un militante o un ciudadano con ideas políticas contrarias a la línea editorial no puede "ensuciar" el sacrosanto espacio destinado a la libre expresión? ¿cuál es entonces la idea de libertad de prensa a la que adhiere Martínez?

No debe ser la misma libertad que tenía en los SRT (anterior posta periodística de nuestro adalid de la democracia), y desde donde criticó ácidamente la prolongación de las licencias otorgadas por Kirchner a los grandes grupos capitalinos. Claro, la libertad e independencia de Radio Universidad no es igual a la de Mitre 810. ¿Será porque la primera es del estado y la segunda de Clarín? ¿Cuántas versiones distintas puede tener la libertad?.

Otro ejemplo bien cordobés. En nuestra ciudad está el diario La Mañana de Córdoba, que es parte del grupo Vila-Manzano. Dicho grupo está evidentemente enfrentado al intendente Juez y utiliza sus escasos 2600 ejemplares para lanzar denuncia tras denuncia contra el titular del municipio. Por supuesto que las malas lenguas dicen que detrás de este periódico hay un importante aporte del gobernador De la Sota a través de la publicidad oficial y que, como pago a este invaluable sostenimiento, se aprovechan dichas páginas para desgastar al juecismo.

Justamente hace una pocas semanas atrás Luis Juez tuvo palabras muy duras para con el matutino e inmediatamente La Mañana de Córdoba lo tomó como un ataque a la libertad de prensa en su conjunto. Rápidamente ADEPA, que nuclea a las empresas del rubro, hizo lo propio y se mostró "preocupada" por la actitud del intendente cordobés.
Ok. Hasta aquí lo mismo de siempre, pero veamos un poquito más allá. El grupo Vila-Manzano, ha decidido impedir que otro medio tenga aire en su provincia de origen, Mendoza, y hasta ha conseguido una orden judicial para cerrar la repetidora de San Rafael de Canal 7 (el canal estatal).

A Vila-Manzano no le importa que dicha repetidora haya sido instalada por pedido de los mismos vecinos de San Rafael para romper el cerco de incomunicación y monopolio al que son sometidos desde siempre. Tampoco le importa que se da un paso importantísimo en el camino de federalizar un canal que solo se ve en el interior del país por cable o codificado -siendo que se trata de una emisora que bancamos todos los argentinos con nuestros impuestos-. Este atropello a la libertad de informarse y elegir no molestó ADEPA, ni a ningún otro medio y la noticia apareció chiquita y perdida en los principales diarios nacionales. Entonces ¿dónde está la libertad de prensa que tanto cacarean? ¿todos tienen derecho a la misma salvo los que no pertenecen a ADEPA o a algún grupo? ¿los medios del estado son la exepción a la regla?

Entre bueyes no hay cornadas

Como una muestra más de esta situación vaya lo sucedido estos días en las instalaciones de La Voz del Interior y Día a Día (ambos del Grupo Clarin) que frente a la protesta de los empleados de dichos medios se movilizó alternativamente la policía provincial y la Guardia de Infantería a fin de resguardar el normal desenvolvimiento de las actividades empresarias. Por supuesto la gran mayoría de los cordobeses ni se enteró por el impresionante cerco informativo que se montó alrededor de la protesta. La única voz que se oyó clara y fuerte (¿como un clarín?) fue -cuando no- ADEPA que tuvo la caradurez de mostrarse nuevamente "precupada" ante el ataque a la libertad de prensa que sufrían La Voz y Día a Día ante las medidas de fuerza de los trabajadores. (más información ver aquí el comunicado del CisPren).

La doble moral, la manipulación de la realidad, hace rato que están entre nosotros y el que no se dió cuenta que empiece rápido a tomar nota.

02 julio 2007

El otro desembarco

Fotomontaje: Jaume d'Urgell.
Mirando por internet encontramos esta imagen, sin dudas uno de los mejores símbolos de lo que significan los EE.UU. y sus políticas guerreristas.