Redes sociales

05 noviembre 2008

Copiando lo peor


No es una noticia que al ex gobernador cordobés, De la Sota, siempre le gustó mucho Brasil. Ese fue su destino elegido cuando Menem lo ungió embajador y en esos menesteres aprovechó la oportunidad para copiar lo peor del país hermano y preparar el camino para futuros negocios con socios cariocas.

De su periplo brasilero el Gallego trajo a Duda Mendoça, quien con gran habilidad marketinera lo llevó a la gobernación primero y luego le adornó toda la gestión con una agresiva campaña publicitaria donde de a poquito convenció a algunos cordobeses que nuevamente nuestra provincia se había constituido en una isla de prosperidad.

Por otro lado, inspirado en la policía militarizada que reina en las principales ciudades de Brasil, puso en marcha un pobre remedo llamado CAP, cuyo sustento ideológico se lo daba la tolerancia cero importada por la Fundación Manhatan traída por un fulgurante -por aquel entonces- Ingeniero -también por entonces- Blumberg. Lo llamativo de la CAP y de la mayoría de las reparticiones policiales es que se dotaron de carísismas y ostentosas 4 x 4 que fueron sospechadas en su momento de ser parte de un pingüe negociado.

Después le llegó la hora a otro experimento verdeamarello transplantado a nuestro terruño mediterraneo: Los Barrios-Ciudad. Un esperpento social, ideado en los laboratorios tecnocráticos de algún organismo de crédito internacional. El objetivo explícito de estos barrios era entregar viviendas dignas a los habitantes de distintas villas pero pronto estuvimos frente a un minucioso plan de erradicación de asentamientos en los sectores más vistosos -y caros- de Córdoba. Ahí muchos cayeron que esto no era un plan social sino un enorme negocio inmobiliario.

Los Barrios - Ciudad, fueron copiados tan minuciosamente del original, que hasta se repitieron los errores cometidos en otros países. Las construcciones fueron realizadas extramuros de la zona urbanizada, demasiado lejos de las fuentes de trabajo de muchos de los habitantes de las villas y por fuera del alcance del sistema de transporte urbano de pasajeros. No se les brindó ningún tipo de contención social y una vez entregadas las viviendas no solo no se realizó apoyatura a los beneficiarios sino que el estado se retiró raudamente de la recién edificadas barriadas.

Al poco tiempo las consecuencias de semejante locura se hicieron patentes y muchísimos vecinos "rehubicados" se fueron de sus nuevas casas expulsados por la falta de oportunidades y ante el quiebre permanente de los servicios públicos.

Pero las malas copias no terminan allí. Hace poco nos enteramos por una nota del diario Día a Día (lamentablmente no tiene edición digital) que las nuevas cárceles que ha construido y está construyendo la provincia siguen modelos carcelarios peligrosamente similares a lo ensayados en Brasil con pésimos resultados.

Celdas con ventilaciones mal ubicadas que pueden ser facilmente convertidas en cadalsos improvisados para los potenciales suicidas, graves deficiencias estructurales y la triste reaparición de los ilegales pabellones multitudinarios -hasta 12 presos- equipados con un solo inodoro colocado al medio de la celda y sin nigún resguardo para la intimidad de los internos, son solo algunos de los aspectos más denigrantes de estas estructuras.

Este tipo de cárceles están muy lejos de nuestra Constitución y de varias leyes vigentes a nivel nacional lo cual es ya de por si muy grave, pero lo que llama la atención es que pareciera que muy pocos han reparado es que los penales que "inspiraron" a los funcionarios locales son justamente el epicentro repetido de los motines más sangrientos del Brasil.

2 Comentan sin ponerse colorados:

Primo Louis dijo...

Tux,
Lo de las ciudades barrios es lo peor que hizo de la Sota entre miles de horribles gestiones. Esa obra va a dejar una marca a futuro en la ciudad que va a ser muy dificil de reparar, tanto en lo social como en seguridad, integración, es una animalada, para resumirlo.
Muy bueno lo de las carceles, no sabia nada.
Este blog se está convirtiendo en la mejor fuente periodística de lo que sucede en Córdoba. Felicitaciones a toda la runfla.

Tux dijo...

Primo: Cuando paso frente a estos barrios me pregunto sobre su futuro y maldigo la incapacidad del estado superbobo que construyeron los liberales.

Lo de las carceles es un dato escalofriante y el informe del diario Día a Día fue espectacular.

Los halagos para el blog se agradecen pero por favor no nos agrande ni nos ponga ese mochilononón.