Redes sociales

29 febrero 2008

Dicen que soy historia...

La editorial del diario La Voz del Interior de hoy, es una magnífica muestra de cinismo e hipocresía. Bajo el curioso texto de "De la Rúa ¿culpable o víctima?" el editorialista rompe un par de lanzas (y se quiebra la cabeza reciclando argumentos) a favor del ex presidente, destacando su carrera política anterior y llamando a no judicializar la política ni la historia. Un verso que escuchamos muchas veces en tantas ocasiones distintas.

Estas mismas plumas, hace unos años nos llamaban a no judicializar a la dictadura militar y a sus jerárcas; también nos instaron a no llevar a tribunales la deuda externa y ahora sugieren que una coima (la del senado para aprobar la flexibilización laboral) es un acto "político" y no un vulgar delito.

Por supuesto desde las páginas de ese diario, en otras ocasiones hemos visto a sus redactores subidos al banquito y exigiendo airadamente que la protesta social y sus "instigadores intelectuales" se penalicen con todo el rigor de la ley. Esta conducta dual de abogar por el perdón o la mesura de los jueces ante un representante de lo peor de la vieja política y pedir palos para los laburantes o los pobres; se hace con naturalidad, como si el robo con guante blanco o la corrupción de alto nivel fuesen nuevas categorías históricas merecedoras del respeto... o de la resignación de la gente.

Como moñito para el paquete el editorialista redunda en sus pareceres y dice: "Pero queda además otra causa pendiente contra De la Rúa: las muertes del 20 de diciembre de 2001, en las que está imputado por “homicidio imprudente”. En esta cuestión, los jueces deberán cuidarse muy bien de no judicializar la política y la historia, porque determinar lo que sucedió a fines de 2001 es una tarea de reconstrucción de la historia y no sólo de resolver sobre un expediente. " ¿Qué lindo razonamiento, no?

Lo sucedido el 20 y 21 de diciembre es histórico y eso es innegable; como histórico es el hecho irrefutable de que en esos días la represión ordenada desde Casa Rosada mató gente.

Bajemos las cosas a la vida real y la saquemos del estrado de estos modernos sofistas: Aquí no se trata de abrirle un expediente a los envenenadores de Napoleón o juzgar a la corona británica por las invasiones inglesas. La cosa es mucho más concreta, hay familias reclamando justicia, hay varias causas penales convergentes y aunque algunos de sus responsables -como Ramón Mestre (padre), ministro del interior de De la Rúa- ya no estén aquí para rendir cuentas, nunca debemos olvidar que la justicia debiera ser el cimiento de una sociedad verdaderamente democrática.

Lo demás, las justificaciones y los alambiques intelectuales impresos solo sirven para construir los laberintos judiciales que buscan el olvido y la impunidad.

28 febrero 2008

El Mati, sigue exasperado a más no poder. Rodeado del trosquismo vernáculo a veces no sabe si pegarse un tiro porque la única forma de combatir al capitalismo es -según el PO- con la monodroga del Paro General, o colgarse si realmente la papa es la ¡¡¡Convocatoria a una Asamblea Constituyente Ya!!! (los signos de admiración son del volante original) como propone el PTS...

Encima de todo, del post anterior lo único que realmente le interesó fue la referencia al historiador Eric Hobsbawm, a quen nunca le nombraron en el terciario donde él estudia profesorado de historia.

Entonces le prometí que pondría lo que sigue, un breve reportaje del diario El País de España al benemérito historiador, en noviembre pasado:

Eric Hobsbawm tiene 90 años y es un referente indiscutible en el mundo de los historiadores. Autor de Historia del siglo XX. 1914-1991, Guerra y paz en el siglo XXI y su autobiografía Años interesantes, entre otros muchos títulos, defiende el poder de las ideas de Marx para analizar lo que ocurre en el mundo actual. Ayer, junto a Donald Sassoon y Josep Fontana, participó en un ciclo sobre Europa que organiza el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Así que pidió no hablar del Viejo Continente, pero trató de otras múltiples cuestiones.

- Weimar y Hitler. "Era inevitable politizarse en aquellos días. Vivía entonces en Alemania, y no podía ser socialdemócrata (eran muy moderados), ni nacionalista (era inglés y judío), ni me interesaba el sionismo. Así que me alisté en una asociación juvenil que, aunque se llamara socialista, estaba marcada por los comunistas. Asistí al colapso de la República de Weimar y participé activamente (lo que suponía correr muchos riesgos) en las elecciones de 1933 que ganó Hitler. Fue entonces cuando salí a Inglaterra y empecé a estudiar en Cambridge".

- Treinta años de guerra. "Con la guerra de 1914 terminó el mundo de la gran cultura burguesa. Vinieron después más de treinta años de guerras, revoluciones, inestabilidad y crisis, una época catastrófica. Cuando terminó la II Guerra Mundial entramos en una aceleración de la economía, la sociedad y la cultura que no ha cesado. No fue un salto, fue un crecimiento continuado. Internet lo ha transformado todo, y sólo tiene 15 años".

- El poder del marxismo. "Los marxistas creían que la clase obrera iba a crecer, cuando lo que ha pasado es que ha decrecido y que países como Estados Unidos o Inglaterra incluso se están desindustrializando. La lucha política basada en la lucha de las clases ya no es muy efectiva. Pero Marx sobrevive en su concepción materialista de la historia y en su análisis del capitalismo. En el siglo XIX ya vaticinó la globalización, y cuando se celebraba el 150 aniversario del Manifiesto Comunista, las crisis económicas del sureste asiático y de Rusia en 1997 y 1998 confirmaban sus predicciones. El poder del marxismo sigue intacto. No así muchas ideas políticas de Marx que obedecían, más que al análisis, a sueños de igualdad".

- La revolución rusa. "El socialismo triunfó en países atrasados y su obsesión fue modernizarlos. En la Unión Soviética la idea era desencadenar una rápida industrialización, y si para hacerlo era necesario recurrir a procedimientos autoritarios, pues adelante. No quiero justificar los campos de trabajos forzados, que son injustificables, pero los logros fueron extraordinarios. Durante la II Guerra Mundial, la Unión Soviética no sucumbió, sino que derrotó al enemigo más poderoso: el ejército alemán. No lo hizo movilizando a las masas. Lo consiguió porque era un país industrializado con notables avances tecnológicos y con gente preparada. El modelo para conseguir una industrialización tan rápida fue el de la economía de guerra. El precio fue no lograr que la economía tuviera una dinámica propia".

- Putin y los gánsteres. "No se comprende sin la crisis de 1991. Entonces se vio claro que el afán de hacer de Rusia un Estado capitalista a toda velocidad era incluso más difícil que industrializar un país atrasado. Fue tal el cataclismo que Putin por lo menos ha conseguido que el Estado funcione. Si la economía cayó en manos de los gánsteres, lo que ha conseguido es que éstos obedezcan al Estado".

- Los fundamentalismos. "Afecta a todas las religiones. En el caso islámico, la revolución que triunfó en Irán tenía una fuerte voluntad de consolidar un Estado, centralizarlo y modernizarlo. Los fundamentalistas judíos son desde 1967 los más acérrimos defensores de Israel y reclaman sus ambiciones imperialistas. Y no hay que olvidar el giro fundamentalista de los católicos con los últimos papas y de las comunidades protestantes en Estados Unidos".

- El terrorismo islamista. "Su poder militar es mínimo. El atentado en Nueva York no llegó a desestabilizar la ciudad salvo durante unas horas. Hay que subrayar que hay lugares (Afganistán, Pakistán, el Oriente Medio) donde los grupos terroristas juegan políticamente un papel importante, y no se los puede despreciar. Otra cosa es el terrorismo islamista en nuestros países. Responde a una reacción antiimperialista, y no quieren que en sus países se imponga el capitalismo occidental. En Inglaterra, los terroristas reaccionan también contra la religión heredada de sus padres, más moderada. Suelen pertenecer a las élites, y su educación es superior a la media de sus países".

27 febrero 2008

Declinación o muerte del neoliberalismo


Un amigo mio, el Mati, se pone loco cada vez que escucha hablar de la "muerte del neoliberalismo". Le molesta muchísimo que se diga que algo que él siente muy vivo, se de por muerto y enterrado. Y no es que él comulgue con el ideario de Martínez de Hoz o Cavallo, todo lo contrario, lo que sucede es que andando por la calle y escuchando los comentarios de la gente ha llegado a la conclusión de que si el neoliberalismo ha muerto, es un cadáver que huele muy mal y su hedor se cuela por todas las rendijas de la sociedad.

La gente reclamando en contra del salario de otros trabajadores a los cuales considera como "privilegiados" (colectiveros o municipales por ejemplo); densos insultos en la puerta de EPEC contra los empleados de la empresa y apelaciones a su urgente privatización mientras los usuarios esperan que les actualicen una deuda o les repongan el servicio de luz; son algunos de los síntomas que el Mati observa, lo enervan y lo hacen casi gritar: ¡Qué va estar muerta esa mierda...!

El tema es que, en primer lugar el Mati confunde capitalismo con neoliberalismo y en segundo término que, como plagió Sarmiento "las ideas no se matan". En todo caso, las ideas políticas, económicas o filosóficas suelen reciclarse, reafilar los argumentos y lanzarse nuevamente a la conquista de las sociedades y el poder.

Si a principios del siglo XX las ideas liberales clásicas tuvieron un retroceso frente a Keynes fue porque no pudieron seguir garantizando las ganancias y el desarrollo creciente del capitalismo (1). Si el keynesianismo y las ideas del estado de bienestar comenzaron a retroceder a fines de los 70 y principios de los 80 fue justamente porque los apóstoles del neoliberalismo convencieron a las clases dirigentes que, para asegurar mayores ganancias empresarias y evitar las crisis, era necesario cambiar el modelo por uno nuevo, donde el estado abandonase el campo económico a favor de la mano invisible del mercado y el supuesto "empuje natural" de la iniciativa privada.

En el medio de la caída de los países socialistas y con un notable aumento inicial de los rendimientos económicos, parecía que la copa pronto empezaría a rebalsar para compartir su excedente con la población de un mundo globalizado. Pero no fue así y pronto (en términos históricos, se entiende) el neoliberalismo comenzó a hacer agua al no poder garantizar herramientas que eviten las periódicas crisis capitalistas y al quedar al descubierto que millones de personas en todo el mundo habían quedado afuera del modelo generando una creciente resistencia desde la periferia hacia el centro.

En gran medida esto significó lo que algunos optimistas calificaron de "muerte" y rápidamente desempolvaron a Marx para empezar a hablar de la agonía del capitalismo; pero aunque uno quisiera sinceramente que esa visión fuera acertada, lo cierto es que el capitalismo no agoniza sino que continúa sólido y con resto suficiente como para acotar los efectos de la reciente crisis que aún se desarrolla en los EE.UU.

Pero por otro lado, lo que si hay que admitir y aprovechar es el retroceso de la hegemonía polìtica norteamericana, seriamente jaqueada por la recesión y un creciente descrédito de sus dirigentes, incapaces de salir del empantanamiento militar en Irak o proponer otra política para imponerse que la clásica del "Big Stick".

Ambos hechos: la declinación de las ideas neoliberales y el debilitamiento del hegemonismo norteamericano, abren a los países de este lado del mundo perspectivas económicas y especialmente políticas que seguramente serán trascendentes por los próximos 20 ó 30 años.

Los cómo y los para qué seguramente serán los nuevos desafíos que deberemos asumir, para discutir el modelo de país que queremos (re) construir.

(1) Nota al margen: Además, como señala Hobsbawm, el mundo se encontró que en medio de la crisis del 30 y mientras las grandes potencias se sumían en la recesión, solo una nación continuaba creciendo: la Unión Soviética. La clave de ese crecimiento no estaba en la mano dura de Stalin (como apostaría cualquier lector de Selecciones) sino en la innovación que significaba para la ciencia económica la implementación real de una economía centralizada y planificada desde el estado. No es casualidad entonces que Keynes implementase varias recetas sovieticas (como los planes plurianuales) que fueron la clave para la reactivación norteamericana de la mano de Roosevelt y su New Deal.

Tambourine Man

Si hay alguien bueno en este lugar... ese alguien puede ser Bob Dylan, a quien iremos a ver cuando ande por Córdoba. Más allá de las estrellitas del momento, hay tipos que perduran y nos marcan para siempre (aunque Lennon no haya creido en él, en Zimmerman) .
Aqui les dejamos uno de los clásicos de Dylan:

Tambourine Man

Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí
no tengo sueño y no hay sitio a donde pueda ir.
Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí,
en el cascabelo de la mañana te seguiré.

Aunque sé que el imperio de la tarde
se ha vuelto arena
esfumada en mi mano
me ha dejado a ciegas aquí de pie
pero no durmiendo todavía.
Mi fatiga me sorprende
estoy marcado a mis pies,
a nadie tengo que encontrar
y la antigua calle vacía está
demasiado muerta para soñar.

Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no hay sitio a donde pueda ir.
Eh, señor de la pandereta, toca un canción para mí,
en el cascabelo de la mañana te seguiré.

Llévame de viaje sobre
tu mágica nave turbulenta
mis sentidos han sido despojados
no puedo sentir el apretar de mis manos,
mis pies demasiado entumecidos para andar
confían sólo en mis talones
para ser errante.

Estoy listo para ir a cualquier lugar
estoy listo para desaparecer
en mi propio desfile,
lanzame a mi paso tu hechizo danzante
prometo que me someteré.

Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no hay sitio a donde pueda ir.
Eh, señor de la pandereta, toca un canción para mí,
en el cascabelo de la mañana te seguiré.

Aunque pudieras oír una risa, girando,
dando vueltas locamente bajo el sol
no se dirige contra nadie,
es sólo eludirse del trayecto
y salvo por el cielo
no hay barreras haciendo frente.

Y si oyes vagos vestigios
de saltarines tornos de rima
al ritmo de tu pandereta
es sólo un payaso andrajoso
yo no le haría ningún caso
lo que ves es sólo una sombra
que el persigue.

Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no hay sitio a donde pueda ir.
Eh, señor de la pandereta, toca un canción para mí,
en el cascabelo de la mañana te seguiré.

Hazme luego desaparecer
tras los anillos de humo de mi mente
bajo las brumosas ruinas del tiempo
más allá de las hojas heladas
de los encantados árboles asustados
fuera de la ventosa playa
lejos del funesto alcance
de la loca tristeza.

Sí, a bailar bajo un cielo de diamantes
ondulando libre una mano
enmarcado por el mar
cercado por las arenas de circo,
con todo recuerdo y destino
profundamente hundidos bajo las olas
déjame que olvide el hoy
hasta mañana.

Eh, señor de la pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no hay sitio a donde pueda ir.
Eh, señor de la pandereta, toca un canción para mí,
en el cascabelo de la mañana te seguiré.

25 febrero 2008

Los "éxitos" del bloqueo


La "Compañía" hizo todo lo posible en estos años por acabar con Fidel y al final Castro simplemente se jubiló...

24 febrero 2008

El proceso de Macri

Macri mandó a desalojar y los cartoneros fueron desalojados. Los medios nacionales inmediatamente reprodujeron las fotos, los videos y las declaraciones. Casi al mismo tiempo comenzó el debate con una dosis de calentura y también con mucha hipocresía y silencios cómplices.

Apenas comencé a ver lo sucedido me acordé del operativo que realizó el general Bussi en mi ciudad, durante los días de la dictadura militar, para capturar a decenas de mendigos que "afeaban" San Miguel de Tucumán, transportarlos en camiones y dejarlos del otro lado de la frontera con Catamarca. Estaba pensando en hacer un post sobre eso cuando encontré que alguien ya lo había hecho en el Página/12.

Estaba claro que la asociación era bastante directa, es especial porque el trasfondo ideológico es el mismo. No quiero decir aquí que Bussi y Macri sean lo mismo, digo que piensan igual y obran en consecuencia. Ambos comparten la visión que los pobres son cosas, feas, antiestéticas y por ende trasladables.

De la misma forma en que Bussi tapiaba las villas que quedaban detrás del Tiro Federal para que los participantes del mundial de la especialidad no vieran las casitas de chapas, con la misma dedicación Macri levanta a los cartoneros para evitar que los turistas se lleven una mala imagen de Buenos Aires.

En este obrar no están solos, una parte importante de la sociedad los acompaña y sin pensarlo mucho aplauden desde el diario La Nación la determinación y la prestancia cuando de limpiar se trata, aunque lo que se limpie sea gente.

Si bien el tema puede ser visto solo como algo que ocurre en el lejano puerto, a distancia de nuestra mediterranea tranquilidad, no podemos dejar de pensar que ese impulso por esconder a los pobres debajo de la alfombra (o mandarlos a otra jurisdicción) fue el que primó cuando en Córdoba, la Provincia decidió hacer las ciudades barrios por fuera del ejido urbano y hacia allí trasladar las villas que ocupaban - y "afeaban"- terrenos de la ciudad.

El mecanismo ideológico es el mismo y desgraciadamente se ha ganado un lugar destacado en la historia de nuestro país, al punto que difícilmente uno podría decir que es solo un vicio de las dictaduras.

Y en el medio de todas las palabras y los cruces nos vamos quedando sin reflejos para profundizar en los verdaderos problemas que golpean a nuestro país. Nos enteramos hace pocos días que la desocupación sigue cayendo pero también vemos que cada vez lo hace a menor velocidad porque nos estamos acercando al llamado núcleo duro de la desocupación: los pobres estructurales (ver este post de Ramble Tamble). Entonces uno se pregunta ¿qué va a ser de esos millones de argentinos hundidos en la marginalidad tras décadas de olvido? ¿la única solución es correrlos a palos de los barrios de clase media? ¿alguien piensa que este drama social es de largo aliento, tanto en su desarrollo como en su solución?

Pero la pregunta que me hago mientras caen en redada sobre la gente y la Policía Federal la arrastra fuera de los límites de la ciudad, es ¿qué Argentina estamos construyendo repitiendo las viejas recetas del Proceso?

Fidel por él mismo

En 2003 el director norteamericano Oliver Stone hizo su segundo documental / reportaje a Fidel Castro. Como no podía ser de otra manera, una parte del mismo versó sobre su posible renuncia, "paso al costado" o como quieran llamarlo.

Fidel no esquivó el bulto y contestó con argumentos que en general coinciden con lo expresado en su carta de renuncia. Esto, más allá de un síntoma esperable de coherencia, pone en evidencia que muy dificilmente ninguno de los pasos que se darán en Cuba en el corto o mediano plazo, no han sido fruto de un prolongado análisis y mucha planificación.

Bueno, con la explicaciones del caso dadas, les dejo el pequeño fragmento donde Fidel responde a la propuesta de "jubilación" que realiza Stone.

21 febrero 2008

Un verso de Primaria


Obama o Hilary. Hilary o McCain, demócratas o republicanos, cocoa o cacao.

Todos los medios informativos serios tratan de convencernos de que en la primaria yanqui los pobres televidentes de este lado del mundo tenemos ALGO que ver. Todos los buenos periodistas nos quieren desburrar y apuestan a enseñarnos la metodología de las internas del norte en 3 lecciones. Quieren que sepamos qué cuernos es un Caucus (?) o cuántos delegados se reparten el supermartes, como le fue a Mongo Aurelio en South Dakota, o que superpoderes tiene un superdelegado...

¡¡Me importa un catzo!!

Una democracia que liquida países enteros con el solo objetivo de hacerse de sus recursos naturales, no es una democracia moderna, es un imperio clásicamente sanguinario. Es un hormiguero atacando a otro, es un elefante dándole con la trompa a un burro, es el mundo convirtiéndose en un chupadero estilo Guantánamo.

Ya se que los representantes de la corrección política, me dirán que es MUY importante saber quién será el sucesor de Bush en la Casa Blanca, pero si he de ser sincero no tengo el menor interés de participar de esta pseudo democracia global -tele de por medio- que me proponen las hiper cadenas mundiales de uniformidad mental. Y digo esto porque no soy demócrata ni republicano, porque odio la comida de McDonalds y porque nací en un país que no es los EE.UU.

¿Cuál va ser la diferencia entre Obama, la Hilary o McCain? ¿Serán peor que Bush? Probablemente si. Por ahí uno será más prolijo que el presidente saliente; tal vez otro viaje más por estos lares; en una de esas habrá uno que invierta un par de millones menos en reventar Irak u otro otorgará algún derecho extra a las minorías locales. Pero vamos, ni a Carter, ni a Reagan, ni a Bush padre o a Kennedy les tembló el pie cuando tuvieron que patearle el tujes a la humanidad para imponer su "american way of life".

Reivindico aquí mi derecho tercermundista de garcarme en el imperio y sus reglas de juego. Y lo hago con la tranquilidad de la intrascendencia pero con la convicción de que ya hay en este planeta suficientes zonzos como para sumarme a ellos.

19 febrero 2008

Domiciliaria para el demonio

Corría el año 1979 y la dictadura de Videla creía necesario mostrar su "rostro humano". Las denuncias que recorrían el mundo sobre desapariciones, secuestros y torturas, eran hábilmente combatidas por el enorme aparato publicitario del estado y hacía unos pocos meses que Argentina había ganado el Mundial de Fútbol. El frente interno parecía propicio para empezar a descongelar el ambiente y avanzar hacia la búsqueda de un mayor consenso social.

En ese momento, Albano Harguindeguy, ministro de interior del régimen, fue comisionado para entablar una serie de encuentros con los referentes culturales de la época y de esa forma desfilaron por su despacho -foto mediante- escritores, intelectuales y músicos.

Por supuesto que Harguindeguy también intentaba levantar su propio perfil y asomarse como un posible recambio de un grupo de generales que ya comenzaban a dar signos de desgaste. Pero además don Albano se había ganado un lugar entre los semanarios de actualidad gracias a su afición por la noche porteña, a la que acudía con una sonrisa franca, el ritmo en la sangre y un discreto pañuelo de seda en el cuello que lo hacía parecer una especie de Isidoro Cañones en plena decadencia.

Probablemente en aquellas escapadas, entre copa y gato de Sofovich, se le ocurrió que no estaría mal sumar a su agenda de encuentros, a algún referente del rock local, fijando su mirada en un grupo que poco a poco iba ganando espacios a pesar de la ferrea censura: Serú Girán. Por supuesto que había que elegir al invitado con mucho cuidado y tras algunas consultas se decidió que fuera David Lebón el "agraciado". Algunos dicen que el hecho de que Lebon tuviera nacionalidad norteamericana fue determinante para concretar el convite, otros por lo bajo comentan que Charly no quiso ir por temor y designó a un delegado.

La cuestión, para hacerla corta, es que David fue, posó para las fotos, transpiró como testigo falso y luego escribió "Encuentro con el Diablo" que musicalizó Charly (plagiando la melodía Sweet Home Alabama) y se convirtió en uno de los hits de la banda.

Pero el paso del tiempo es inexorable y las cosas cambian. Don Albano abandonó el poder creyéndose merecedor de honores pero pronto se lo vio buscando el refugio de la amnistía y el olvido. Sucesivamente le escabulló a los tribunales con las leyes de obediencia debida, punto final e Indulto, pero el haber ocupado el lugar que ocupó fue siempre una garantía de que no tendría paz y de que más pronto que tarde la justicia le alcanzaría.

Hoy, aquel general con aires de dandy decadente, espera en arresto domiciliario que lo juzguen por el secuestro extorsivo de Federico Gutheim y su hijo Miguel, quienes estuvieron detenidos entre 1976 y 1977 para obligarlos a firmar un acuerdo comercial con empresarios chinos.

Pero el "legado" más notorio de Harguindeguy es aquel decreto que ordenó comprar masivamente Falcon verdes para ser entregados a las policías provinciales y rápidamente puestos al servicio de la represión ilegal. Para que nadie dudase sobre cual sería el destino de aquellos vehículos, la redacción castrense de la orden de compra, especificaba que dichos móviles "no tenían que ser identificables".

Bueno, para aligerar un poco las cosas -si se puede- les dejamos aquí la letra y un video de aquel tema de Serú al que hacíamos referencia...


Encuentro con el diablo
- Lebón -García

Nunca pensé encontrarme con el diablo
tan vivo y sano como vos y yo
Tenía la risa que le dan los años
y la confianza que le da el temor

Nunca pensé encontrarme con el sabio
que me analiza como una ecuación- el sabio -
que espera una respuesta de mis labios
mientras yo estoy cantando esta canción.

Yo solo soy un pedazo de tierra
No me pregunte señor, por favor
Yo soló soy uno más en la tierra
yo solo soy uno más bajo el sol

Nunca pensé encontrarme con el jefe
en su oficina y de tan buen humor
pidiéndome que diga lo que pienso,
qué pienso yo de nuestra situación.

Yo sólo soy un pedazo de tierra
No me confunda señor por favor
Yo sólo soy uno más en la tierra,
Yo sólo soy uno más bajo el sol.

Qué tensión que hay en el ambiente!
Cuántos pensarán como yo?
Si las papas están calientes,
por qué tengo que ser yo?...

el del primer mordiscón



Un deseo para el final:

CÁRCEL COMÚN PARA LOS GENOCIDAS
NI OLVIDO, NI PERDÓN

16 febrero 2008

Aunque no lo veamos...


Como en una escena copiada a la peli El Padrino, ayer el intendente Giacomino y su vice, Vicente, encontraron entre las sábanas de su cama el cadáver del primer proyecto realmente "pesado" con el que querían empezar su gestión: un aumento del boleto para refinanciar el sistema de transporte urbano.

Fue una señal clarita de que no deben olvidar en qué cancha están jugando y quien es su verdadero adversario.

El gallego De la Sota no va a abandonar el campo. El espera, teje y apuesta. Sabe que mantiene una cuota importante de poder; siente que es una pieza inevitable en el rearmado del PJ. Y por sobre todas las cosas está decidido a representar en el futuro a las ideas y los negocios de la derecha neoliberal desde la Casa Rosada. Darlo por "ido" o creer que Schiaretti es algo más que un testaferro es pifiarle fiero.

14 febrero 2008

Sucio, feo y malo

Foto: La Voz del Interior

La represión volvió a las calles de Córdoba. Esta vez los hechos se desencadenaron cuando el Concejo Deliberante trataba de aprobar el aumento del boleto urbano de colectivo (ver nota La Voz). Una vez más la policía provincial hizo gala de su afición por la bala de goma y el palo facil, pero esta vez, como los costos políticos estaban fríamente calculados para ser pagados por el intendente Giacomino, alcanzaron un despliegue que no se veía desde los tiempos de Mestre.

Ni siquiera cuando el año pasado los itakazos policiales dispersaron a los que se oponían pacíficamente frente a la Legislatura al nuevo contrato del agua, hubo tantos heridos y golpeados.

Esto, claramente se da de cabeza con la directiva nacional de no reprimir los reclamos populares, y aunque el PJ local ya lo había ignorado antes, hoy por hoy se hace evidente cuanta distancia real existe entre Schiaretti y lo que se propone desde La Rosada.

Por otro lado también es evidente la mano diestra (¿la diestra es la derecha, no?) de los hombres del justicialismo, quienes le han cargado un enorme lastre a la municipalidad y le han declarado un doble jaque, por un lado con la represión en las puertas del Concejo y también con el bloqueo del proyecto de aumento.

Hacía rato que era evidente que, con el juecista Frente Cívico ajustado por un número exacto de concejales para aprobar los proyectos del ejecutivo, solo era cuestión de tiempo para que apareciera un nuevo Bodega (aquel senador del FG que fue "seducido" por el PJ para facilitar la privatización de EPEC), y cambiase dramáticamente la ecuación del cuerpo dejando al oficialismo sin mayoría propia y forzando a la negociación o al decreto del ejecutivo.

Ahora bien, desde el Frente Cívico también se cometieron gruesos errores, primero proponiendo un reajuste tarifario importante (30%) y que afecta seriamente el bolsillo de los sectores populares justo en el momento en que todos hacen las cuentas para el inicio de clases. Pero además se obró con un grado de ingenuidad y apresuramiento que deberá preocupar seriamente al viceintendente Carlos Vicente, quien se supone que aquilata experiencia política suficiente como para manejar situaciones de esta complejidad.

Pero además lo sucedido no es gratuito o casual. Hay varios funcionarios municipales ligados al giacominismo que se comieron la luna de miel con Schiaretti y bajaron la guardia. Pensaron que el frente externo no existía; soñaron con un PJ dormido y condescendiente gracias a la convergencia en la fe cristinista. Es más, se dedicaron con pasión jugar el juego que más le gusta: la interna. Y hasta empezaron a fantasear con un juecismo sin Luis Juez... pero la ventana se les cerró de golpe y en la cara. La sombra que acecha detrás de la cortina no es la de Juez, sino claramente es la de De la Sota quien maneja realmente al justicialismo y quien no va a dejar pasar la oportunidad para dinamitar cualquier expresión política que pueda poner en duda quién es el patrón de la estancia cordobesa.

La partida que se está jugando es mucho más lunga que aquella que muchos ven el fondo de su propio ombligo. Vamos a ver si los escopetazos de hoy por la tarde finalmente los despertaron.

11 febrero 2008

Bye bye life

Roy Scheider murió ayer. El tipo hizo más de 40 películas de todo color y pelaje, superproducciones y varias clase B. Hizo de cana, de pescador, de investigador, coreógrafo y no se de cuantas cosas más.

Pero las crónicas solo lo catalogan como "el actor de Tiburón". Pobre Roy... porque si vamos a ser honestos hizo cosas mucho mejores que aquella peli del escualo y merecía algo más que esa etiqueta sintética y sin contenido

Pero bueno, parece que Tiburón "marcó una época", fue el "epítome (?) de las películas catástrofes", "nadie volvió a entrar al mar con la misma confianza con que entraba antes de ver este film" y el sanaeto para describir este "exito de taquilla" parece infinito.
En lo personal a Scheider no me gusta recordarlo por Tiburón, prefiero tenerlo presente como John Gideon, el personaje terriblemente complejo de All That Jazz (Bob Fose), una de esas películas que trascienden su género (musical) y ponen el evidencia el talento de sus actores y la mano maestra de su director.

Por eso les dejo aqui un video de la escena final de All That Jazz, un clásico musical y cinematográfico: Bye bye life

Libertad a los 5

En EE.UU. fueron detenidos ya hace varios años un grupo de agentes cubanos que desarrollaban tareas de inteligencia sobre distintos grupos de exiliados que preparaban actos de terrorismo contra la Isla.
Bajo cargos falsos y en clara sociedad con el gobierno norteamericano, la justicia "independiente" de los yanquis prolonga injustamente el cutiverio de los agentes y se resiste a darles la libertad a pesar de las contundentes pruebas a su favor y de una creciente presión internacional.
Aquí les dejamos un video sobre el tema

Y un link interesante que amplia sobre los antecedentes.
Ñandú

04 febrero 2008

"Opositores" marca ACME

El salto reciente de Lavagna hacia las filas del PJ que reorganiza Néstor Kirchner removió el avispero político y, una vez más, desnudó que en nuestro país la agenda política la dicta el ex presidente, quien ha demostrado también que siempre tiene guardada una carta en la manga.

Por el mismo precio, NK no solo tiró una bomba en medio de una oposición boqueante, sino que hasta eligió dónde pautar la noticia, que se mantuvo en estricto secreto en las oficinas de Casa Rosada y del Diario Clarín, medio que terminó haciéndose de una exclusiva completa –con fotos, entrevistas y análisis- desde el viernes pasado.

En Córdoba, la noticia impactó entre los radicales con violencia. Los principales referentes de la UCR, Mario Negri y Ramón Mestre (h), hacen un duelo doloroso, con destempladas acusaciones de traición e inmediatos amagues de sumarse a las filas de Lilita, tan radical, tan opositora y tan perdida como ellos mismos. Evidentemente si no los pudo unir el amor por Alem e Irigoyen, ahora los junta el espanto a un pingüino que siempre va un paso delante de ellos tirándoles buscapies.

Ser militante radical hoy debe ser más angustiante que estar perdido en la isla de Lost. Aunque, para ser sinceros, los radicales cordobeses deberían construirle un monumento a Lavagna, ya que bajo su mágica invocación presidenciable y la ayuda del delasotismo, en las últimas elecciones pudieron planear sobre su propia crisis sin estropear lo que les queda de fuselaje y hasta desplegaron mediáticamente una supuesta “recuperación del partido” (¡?).

Ahora, por si la cosa ya no estaba suficientemente embrollada, se suman un montón de dudas extras: Hacia donde irán las maltrechas huestes de Negri. ¿Cómo digerirán los radicales haber sido conducidos por esta cúpula a otro experimento que culmina en triple fracaso (Juez es la referencia opositora, Lavagna salió tercero y ahora se asoció nuevamente con K)?. ¿Cómo repercutirá esto en las próximas internas? Ramoncito ¿qué hará? ¿jugará alguna carta con Luis Juez?. Y los radicales K alineados o asociados al juecismo ¿irán por la presidencia del partido como propone Gatica, el intendente de Jesús María?

Como decía mi abuelita: “vaya uno a saber”. Lo que está claro es que una vez más, los muchachos de la boina blanca locales volvieron a usar un kit opositor marca ACME y de nuevo les explotó en el traste, impulsándolos en su caída libre como al pobre coyote.

Duda desnuda

- Gordo, no entiendo esto de Kirchner y Lavagna...
- ¿Qué no entendés Negro?
- ¿Lavagna no era radical?
- No Negro. ¿No te acordás que fue ministro de Duhalde y que fue candidato presidencial por un acuerdo entre Alfonsín y el Cabezón? ¿no leés los diarios?
- Ah, bueeeeeno. No me acordaba... Entonces ¿el acuerdo de Lavagna con Kirchner, en realidad es un trato entre el pingüino y Duhalde?
-... Uhmm, no se Negro... Ojalá que no... Ojalá que no.