Redes sociales

30 septiembre 2008

Palin: delivery de bombas y creacionismo

Mientras Wall Street cae y amenaza con llevarnos puestos a todos en una catarata de fichas de dominó financiero. Mientras Bush Jr. intenta que los republicanos le den bola y esfuerza su escaso vocabulario para encontrar nuevas razones que motiven a los yanquis. La campaña electoral sigue a todo vapor.

Aparentemente, según las encuestas y los lúcidos analistas políticos del norte, finalmente han descubierto en los últimos días que la debacle "favorece a Obama". Por supuesto tardaron varios días en tomar nota del fenómeno, e incluso recuerdo a algún cronista de la CNN que sugería que en estas catástrofes en ciernes "la gente se aferra a lo conocido... o sea a los republicanos." Una interpretación curiosa desde los sociológico y discutible desde lo político.

Para agregarle un poco más de sal a la herida sangrante de un John McCain que ve como su campaña se la traga lentamente un enorme agujero negro de hipotecas impagas, su coequiper, la ultracristiana Sara Palin ha decidido que es hora de que se escuche su voz y efectúa declaraciones aunque nadie le pregunte.

Hace pocas horas, por ejemplo, se ha manifestado a favor de que las fuerzas armadas imperiales bombarden "objetivos terroristas" en el interior de Pakistán -un país supuestamente amigo, quizás el único amigo en la región- y así hacer alcanzar nuevas alturas a la locura bélica en que se encuentran embarcados los EE.UU. El propio McCain habia pedido a sus voceros y acompañantes que no se expidieran sobre el tema, conciente de que si algo podía perjudicarlo en la actual situación, sería justamente una promesa de escalada bélica.

No contenta con esto, la muy creyente Palin, se ve que asesorada por Susana Gimenez, declaró que estaba convencida de que los seres humanos y los dinosaurios compartieron el hábitat terrestre al mismo tiempo; algo que está rotundamente enfrentando con todos los estudios científicos modernos que demuestran que entre tiranosaurios y humanos hay un largo espacio de algunos millones de años (algo que me confirmó mi sobrina Vale, una experta irrefutable en este tema después de haber visto 170 veces Parque Jurásico y de consumir cuanto documental del Discovery que hable del asunto).

Estas actitudes, basadas en gran medida en una lectura fundamentalista de la biblia y en una concepción mesiánica e imperial del poder de los EE.UU.; han acelerado un proceso sumamente negativo en la campaña republicana: por un lado hacerse cargo del cadaver del Libre Mercado y por otro buscar salidas o cambios de agenda en temas sumamente urticantes e impopulares que están alejados de las urgencias de los electores independientes.

29 septiembre 2008

Testigo involuntario; pero que sirva para algo

Creo que todos, en algún momento de la vida, somos testigos involuntarios de algún hecho histórico que nos trasciende y donde solo podemos atinar a mirar sin poder articular casi ningún otro movimiento.

Mis abuelos, por ejemplo me relataban el hundimiento del Titanic como algo que les había marcado su juventud, pero también alguna vez deslizaron lo mal que la habían pasado durante los años de la gran crisis.

Yo, por mi parte quizás le pueda relatar a mis nietos lo que sentí un 11 de setiembre, cuando veía desmoronarse a las Torres Gemelas y tal vez me toque contarles la debacle de este 29 de septiembre de 2008, donde muchas de las cosas que fueron ya no volverán a ser.

Si la oportunidad se da, quisiera poder decirles claramente lo que el neoliberalismo nos hizo como humanidad, relatarles como liquidó miles de puestos de trabajo, apoyó dictaduras genocidas, generó miseria global y enriqueció solo a unos cuantos (pero mucho, mucho).

Deseo ser lo suficientemente claro para que ellos -mis hipotéticos nietos- comprendan que el empobrecimiento generalizado y los despidos que produjeron los liberales -con Friedman a la cabeza- nunca fueron vistos como defectos sino que eran declamados como sus mayores virtudes, porque de esta forma garantizaban un capitalismo inhumano pero eficiente a la hora de acumular y reproducirse.

Y por supuesto les voy a tener que contar este gran "final de fiesta" donde los tecnócratas del primer mundo, incapaces de aceptar que una vez más han fracasado, se aprestan a despedirse de los escenarios económicos dejando una ola de pauperización nunca vista y a cientos de millones de asalariados boqueando por su subsistencia.

Espero poder advertir a mis nietos, como en cierta forma lo hicieron mis abuelos, para que traten de evitar el regreso de esta plaga de langostas humanas, que bajo la bandera del "libre mercado" y alentando el sueño irreal de la "mano invisible", suelen comerse todo, hasta aquellos sueños que aún no hemos soñado.

28 septiembre 2008

Bendiciones para Schiaretti


Hace exactamente una semana, en la muy cordobesa ciudad de La Cumbre, se reunió la Pastoral Social bajo el comando de Monseñor Casaretto. En la oportunidad la convocatoria tenía un título interesante: "Repensando la Política" y de allí salió un nuevo llamado de la iglesia católica a la reconciliación de los argentinos (sin explicar demasiado ni los cómo y menos aún los qué de dicha reconciliación).

El dato descollante y contradictorio es que el principal político invitado a dicho encuentro era nada más y nada menos que el gobernador Schiaretti. O sea que para "repensar" la política tuvieron como disertante al mismo tipo que forma parte del elenco estable del poder desde hace décadas y que encima a la hora de gestionar, siempre ha demostrado una clara proclividad a ajustar sobre los sectores más desvalidos (aquellos a los que la iglesia dice defender).

Sinceramente no voy a caer en la ingenuidad pseudo-republicana de pedir que la iglesia no se meta en política, eso es un imposible por el solo hecho de que la religión es una actividad históricamente imbricada con la política. No quiero ser fundamentalista, pero estoy convencido que no hay religión sin política ni política sin religión; en todo caso lo importante es estar atento para tener en claro cómo y para quién hace política la iglesia católica.

Por otro lado, aún no me terminaba de reponer de la incomodidad de ver al gobernador cordobés dando cátedra sobre la nueva política, cuando tuve que soportar el abrazo del Gringo con el ministro Randazo y las mutuas declaraciones de amistad eterna. Y ahí la incomodidad se transformó en hartazgo. No porque uno no comprenda que entre la Nación y la Provincia debe haber una relación institucional decente, sino porque una vez más desde Buenos Aires eligen como aliado a quien no solo los va a traicionar (es un hecho repetido) sino que además está embarcado en construir un proyecto ubicado directamente en las antípodas.

Sin ir más lejos, en pocos días, la "amistad" se pondrá a prueba, cuando los ruralistas -que tuvieron en Schiaretti un defensor- emprendan su nuevo plan de lucha. Seguramente el gobernador tratará -como hizo antes- de navegar entre dos aguas, mirar para el costado y hacerse el estupido la mayor parte del tiempo; pero a la hora de las definiciones y con todo el establishment por atrás, su opción será la única que siempre ha cultivado: defender al poder económico.

Lamentablemente estas personas no sufren de conversiones ni creen en milagros, son pragmáticos y saben que su futuro estará siempre ligado a ser la traducción política del esquema neoliberal.

27 septiembre 2008

Un largo viaje hacia ninguna parte

Como dijo Silvio alguna vez: "Hoy mi deber era..."

Y mi deber era estar en la reunión bloguera de Buenos Aires. Había hecho todo en como debía hacer. Había hablado con mis compañeros de laburo y me dieron el viernes libre, había hecho el bolso, tenía la ropa limpia y, lo más importante, había coordinado con JuanPa para viajar juntos en su noble e interminable (hasta ayer) Ford Falcon.

A último momento se había sumado a la travesía el Chichi, hincha fanático de San Lorenzo de Almagro, quien aprovechando el viaje a bajo precio esperaba terminar el fin de semana festejando o llorando con azulgrana sentimiento.

Pero. Pero. Pero, algo debía andar mal y finalmente todo anduvo pésimo.

(14.00 hs.) De entrada nomás los primeros 50 metros los hicimos entre los bocinazos de los camioneros que nos señalaban algo que al principio no entendíamos y que ràpidamente descubrimos se trataba de una rueda pinchada. El cambio de neumático fue rápido y preciso a pesar de los cual algún compañero de oficina de JuanPa se acercó para reirse de nuestra desgracia.

Dispuestos a que este obstáculo fuera solo un simpático contratiempo que servía para poner a prueba nuestra virilidad y madurez automovilistica, encaramos para la gomeria a fin de parchar el neumático dañado. Pero. Pero. Pero, no hicimos más que 400 metros cuando nos dimos cuenta que desde el motor ingresaba una importante columna de humo, señal inequivoca de que "algo se está quemando".

(14.15 hs.) Obligados nuevamente a detenernos, estuvimos una hora y media esperando la grúa del ACA que finalmente nos depositó en el mecánico de JuanPa, convencidos de que se había cortado una correa y que por lo tanto era solo "una boludez". Lamentablemente el muchacho a cargo del taller no dudó ni dos minutos en desmentir nuestro análisis (veníamos agrandados por el cambio de cubierta y ya nos creíamos parte del equipo Ferrari) y nos dijo: "Al Falcon se le clavó la bomba de agua, por eso se quemó la correa. Compren una nueva y la cambio en dos horas".

(17.30 hs.) Por suerte en el barrio del JuanPa, que es el mismo del mecánico, todo está a mano y en 5 minútos ya tenía la bomba en cuestión entregada en mano. Descontracturado y contento de que "esto no nos pasara en la ruta", JuanPa fue a dormirse una siestita, yo me quedé viendo la tele y Chichi mandaba mensajes de texto a sus amigos de Buenos Aires para que esperaran su arribo más tarde.

(19.30 hs.) Con el ánimo recompuesto y con la convicción de que a partir de ahí todo tenía que ser "campo orégano" (como le gusta decir al Yuyo) retiramos el auto y nos encaminamos a recuperar la rueda reparada. Pero. Pero. Pero, apenas nos detuvimos (a solo 20 metros del taller) observanos que el Falcón perdía el líquido refrigerante que JuanPa acababa de colocarle, de inmediato volvimos con el mecánico quien reajustó la bomba y nos garantizó que todo estaba Ok.

(19.45) El Chichi dijo algo así como: "pero a mi me parece que pierde todavía un poquito". Ni el mecánico, ni el resto de la tropa le dimos bola. Al fin y al cabo ¡Qué sabe el Chichi de macánica!.

(20.00 hs.) Trepados por enésima vez en el Falcón encaramos para cargar combustible en la -parcial- Autopista Córdoba - Rosario, mientras que el Chichi y yo tratábamos de convencer al JuanPa de parar en Villa María para comernos un asadazo. Pero. Pero. Pero apenas nos detuvimos en la estación de servicio y mientras poníamos gas, pudimos observar consternados que la bomba expelía por algún ignoto agujerazo un brillante chorrito de líquido refrigerante que amenazaba con dejarnos a mitad de una larga ruta, perdidos en la Pampa húmeda.

(20.15 hs.) Allí, vencidos y cansados decidimos volvernos a la muy cercana Córdoba para descansar en nuestros hogares y dejar para otra vez la aventura de conocer a los amigos de la blogósfera y ver a San Lorenzo.

(21.00 hs.) JuanPa me llama, yo estoy en un bar buscando algo de comer. Me dice que ha dejado el Falcon en el garaje de su casa y que ya no pierde. Temo que me proponga reiniciar la aventura. Ni me acuerdo qué le contesto, pero sospecho que el auto ya no pierde nada porque se quedó sin nada que perder; pero la verdad que no quiero dar mi opinión porque ya me convencí que de mecánica no se ni mu. Le mando un abrazo a JuanPa y me despido, al final solo escucho que me dice "no quiero mirar este auto de mierda nunca más". Lo acompaño en el sentimiento.
***
Actualización: Por suerte no fuimos los únicos en tener un "mal viaje", Lucas también y lo cuenta así.

Las nuevas exigencias del campo

Escabulléndonos en una asamblea de ruralistas en Sinsacate accedimos al nuevo pliego de exigencias agrarias, llamado el "Alzamiento de los no-positivos"

Los dirigentes rurales, en nombre de los pobres de la tierra, los desvalidos y los millonarios que tienen tristeza, y bajo la advocación de la Soja Santísima exigimos:

Que el gobierno obligue a los cielos a hacer llover en las zonas donde hay sequía, que pare las lluvias donde el agua sobra y que haga retroceder los vientos al 11 de marzo.

Que a la década infame se le cambie el nombre y a partir de ahora se la llame "aquella época en que fuimos tan felices"

Que a la dictadura militar se la denomine dignamente como "Proceso de Reorganización Nacional".

Que se quemen en una hoguera pública las carteras Vuitón de Cristina y los trajes cruzados de Néstor.

Que el toro cleto asuma la vicepresidencia y que Cesarcleto sea declarado "macho reproductor oficial de la República Argentina".

Que haya devaluación pero ¡Ojito! ¡sin inflación!

Que la PATRIA premie con un diente de oro nuevo a De Angelli.

Y que por decreto vicepresidencial a Buzzi se lo considere de ultraizquierda como al MST y al PCR.

(Este es el texto final, pero cabe acotar que hubo quienes quisieron agregar el siguiente acápite:
- Que el MST y el PCR sean reconocidos finalmente como la "izquierda del sistema".
Pero la propuesta fue rechazada a pesar de que varios arrendatarios alegaron que "los muchachos hicieron mucho mérito para que les demos este reconocimiento".
Finalmente primó la visión de un aparcero que dijo con sabiduría campera: "No, no, no. No vaya a ser que nos terminen confundiendo con el zurdaje.")

Solo

La banda uruguaya, No Te Va a Gustar, hace una cierta declaración de principios que tomo como propia.



SOLO

Aunque me lleve el viento
para ese mismo lugar
no quiero llegar
no quiero llegar solo
tal vez no quede tiempo
para soñar las cosas que quiero soñar
no quiero soñar solo

voy buscando en esa luz
voy dejando todo lo que una vez me hizo mal
donde la culpa era más
la culpa era todo
solo intento respirar
y me alejo de lo que me hace volver atrás
yo nunca supe viajar solo

ya no espero nada
ya no busco esa mirada
ya no escucho tu voz
me cansé de mí
ya me alejé de mí

aunque me lleve el viento
para ese mismo lugar
no quiero llegar
no quiero llegar solo
tal vez no quede tiempo
para soñar las cosas que quiero soñar
yo ya no quiero soñar solo

ya no espero nada
ya no busco esa mirada
ya no escucho tu voz
me cansé de mí
ya me alejé de mí

26 septiembre 2008

Marx explica la crisis (Groucho Marx)


Mi primo Eduardo tiene un blog que no atiende, pero cada tanto encuentra algunas cosas con las cuales nos reímos durante días en un código que hemos desarrollado desde la infancia. Ahora vía mail me hace llegar un texto al que siempre nos referimos ante cada debacle económica (y hemos pasado algunas). Basta que la estantería comience a temblar, cuando uno u otro lanza en medio de la conversación: "Como dice EL Groucho Marx". Y a partir de esa frase diseccionamos el presente y el futuro de nuestras economías domésticas.

Pero bueno, vamos a los bifes. Este texto es uno de los más conocidos de Groucho, pertenece a su autobiografía, y cada vez que lo releo siento que hago un nuevo descubrimiento, como si los procesos económicos y psicológicos que actualmente -y siempre- acompañan la crisis fueran en realidad noticias del lejano pasado.


El Crack del 29 en la mirada de Groucho Marx
La joda ha terminado

"...Muy pronto un negocio mucho más atractivo que el teatral atrajo mi atención y la del país. Era un asuntillo llamado mercado de valores. Lo conocí por primera vez hacia 1926. Constituyó una sorpresa muy agradable descubrir que era un negociante muy astuto. O por lo menos eso parecía, porque todo lo que compraba aumentaba de valor. No tenía asesor financiero ¿Quién lo necesitaba? Podías cerrar los ojos, apoyar el dedo en cualquier punto del enorme tablero mural y la acción que acababas de comprar empezaba inmediatamente a subir. Nunca obtuve beneficios. Parecía absurdo vender una acción a treinta cuando se sabía que dentro del año doblaría o triplicaría su valor.

Mi sueldo semanal era de unos dos mil, pero esto eran monedas en comparación con la montaña que ganaba teóricamente en Wall Street. Disfrutaba trabajando en el teatro pero el salario me interesaba muy poco. Aceptaba de todo el mundo confidencias sobre el mercado de valores. Ahora cuesta creerlo pero incidentes como el que sigue eran corrientes en aquellos días.

Subí a un ascensor del hotel Copley Plaza, en Boston. El ascensorista me reconoció y dijo:

- Hace un ratito han subido dos individuoss, señor Marx, ¿sabe? Peces gordos, de verdad. Vestían americanas cruzadas y llevaban claveles en las solapas. Hablaban del mercado de valores y, créame, amigo, tenían aspecto de saber lo que decían. No se han figurado que yo estaba escuchándoles, pero cuando manejo el ascensor siempre tengo el oído atento. ¡No voy a pasarme toda la vida haciendo subir y bajar uno de estos cajones! El caso es que oí que uno de los individuos decía al otro: "Ponga todo el dinero que pueda obtener en United Corporation"

Le di cinco dólares y corrí hacia la habitación de Harpo. Le informé inmediatamente acerca de esta mina de oro en potencia con que me había tropezado en el ascensor. Harpo acababa de desayunar y todavía iba en batón.

-En el vestíbulo de este hotel están las oficinas de un agente de Bolsa -dijo-. Espera a que me vista y correremos a comprar estas acciones antes de que se difunda la noticia.

-Harpo -dije-, ¿estás demente? ¡¡Si esperamos hasta que te hayas vestido, estas acciones pueden subir diez enteros!!

De modo que con mis ropas de calle y Harpo con su batón, corrimos hacia el vestíbulo, entramos en el despacho del agente y en un santiamén compramos acciones de United Corporation por valor de ciento sesenta mil dólares, con una garantía del veinticinco por ciento.

Para los pocos afortunados que no se arruinaron en 1929 y que no están familiarizados con Wall Street, permítanme explicar lo que significa esa garantía del veinticinco por ciento. Por ejemplo, si uno compraba ochenta mil dólares de acciones, sólo tenía que pagar en efectivo veinte mil. El resto se le quedaba a deber al agente. Era como robar dinero.

El miércoles por la tarde, en Broadway, Chico encontró a un habitué de Wall Street, quien le dijo en un susurro:

-Chico, ahora vengo de Wall Street y allí no se habla de otra cosa que del Cobre Anaconda. Se vende a ciento treinta y ocho dólares la acción y se rumorea que llegará hasta los quinientos. ¿Cómpralas antes de que sea demasiado tarde! Lo sé de muy buena fuente.

Chico corrió inmediatamente hacia el teatro, con la noticia de esta oportunidad. Era una función de tarde y retrasamos treinta minutos la apertura del telón hasta que nuestro agente nos aseguró que habíamos tenido la fortuna de conseguir seiscientas acciones. ¡¡Estábamos entusiasmados!! Chico, Harpo y yo éramos cada uno propietarios de doscientas acciones de estos valores que rezumaban oro.

El agente incluso nos felicitó. Dijo:
- No ocurre a menudo que alguien entre con tan buen pie en una Compañía como la Anaconda.

El mercado siguió subiendo y subiendo. Cuando estábamos de gira, Max Gordon, el productor teatral, solía ponerme una conferencia telefónica cada mañana desde Nueva York, sólo para informarme de la cotización del mercado y de sus predicciones para el día.

Dichos augurios nunca variaban. Siempre eran "arriba, arriba, arriba". Hasta entonces yo no había imaginado que uno pudiera hacerse rico sin trabajar. Max me llamó una mañana y me aconsejó que comprara unos valores llamados Auburn. Eran de una compañía de automóviles, ahora inexistente.

-Marx -dijo- es una gran oportunidad. Pegará más saltos que un canguro. Cómpralo ahora, antes de que sea demasiado tarde. Luego añadió: -¿Por qué no abandonas el teatro y olvidas esos miserables dos mil semanales que ganas? Son chirolas. Tal como manejas tus finanzas, aseguraría que puedes ganar más dinero en una hora, instalado en el despacho de un agente de valores, que los que puedes obtener haciendo ocho representaciones semanales en Broadway.

-Max -contesté-, no hay duda de que tu consejo es sensacional. Pero al fin y al cabo tengo ciertas obligaciones con Kaufman, Ryskind, Irving Berlin y con mi productor Sam Harris. Lo que por entonces no sabía era que Kaufman, Ruskind, Berlin y Harris también compraban a crédito y que, finalmente, iban a ser aniquilados por sus asesores financieros. Sin embargo, por consejo de Max, llamé inmediatamente a mi agente y le instruí para que me comprara quinientas acciones de la Auburn Motor Company.

Pocas semanas más tarde, me encontraba paseando por los terrenos de un club de campo, con el señor Gordon. El día anterior, las Auburn habían pegado un salto de treinta y ocho enteros. Me volví hacia mi compañero de golf y dije:

-Max, ¿cuanto tiempo durará esto?

Max repuso, utilizando una frase de Al Jolson.
-Hermano, ¡todavía no has visto nada!

Lo más sorprendente del mercado, en 1929, era que nadie vendía una sola acción. La gente compraba sin cesar. Un día, con cierta timidez, hablé a mi agente acerca de este fenómeno especulativo.

- No se gran cosa sobre Wall Street -empecé a decir en son de disculpa- pero, ¿qué es lo que hace que esas acciones sigan ascendiendo? ¿No debiera haber alguna relación entre las ganancias de una compañía, sus dividendos y el precio de venta de sus acciones? Por encima de mi cabeza, miró a una nueva víctima que acababa de entrar en su despacho y dijo:

- Señor Marx, tiene mucho que aprender aceerca del mercado de valores. Lo que usted no sabe respecto a las acciones serviría para llenar un libro.

- Oiga, buen hombre -repliqué-. He venido aquí en busca de consejo. Si no sabe usted hablar con cortesía, hay otros que tendrán mucho gusto en encargarse de mis asuntos. Y ahora ¿qué estaba usted diciendo? Adecuadamente castigado y amansado, respondió:

- Señor Marx, tal vez no se dé cuenta, pero éste ha cesado de ser un mercado nacional. Ahora somos un mercado mundial. Recibimos órdenes de compra de todos los países de Europa, de América del Sur e incluso de Oriente. Esta mañana hemos recibido de la India un encargo para comprar mil acciones de Tuberías Crane.

Con cierto cansancio pregunté:
-¿Cree que es una buena compra?

-No hay otra mejor -me contestó-. Si hay algo que todos hemos de usar son las tuberías. (Se me ocurrieron otras cuantas cosas más, pero no estaba seguro de que apareciesen en las listas de cotizaciones.)

-Eso es ridículo -dije-. Tengo varios amigos pieles rojas en Dakota del Sur y no utilizan las tuberías.

Solté una carcajada para celebrar mi salida, pero él permaneció muy serio, de modo que proseguí:
- ¿Dice usted que desde la India le envían órdenes de compra de Tuberías Crane? Si en la lejana India piden tuberías, deben de saber algo sensacional. Apúnteme para doscientas acciones; no, mejor aún, que sean trescientas.

Mientras el mercado seguía ascendiendo hacia el firmamento, empecé a sentirme cada vez más nervioso. El poco juicio que tenía me aconsejaba vender, pero, al igual que todos los demás primos, era avaricioso. Lamentaba desprenderme de cualquier acción, pues estaba seguro de que iba doblar su valor en pocos meses.

En los periódicos actuales leo con frecuencia artículos relativos a espectadores que se quejan de haber pagado hasta un centenar de dólares por dos entradas para ver My Fair Lady (Personalmente opino que vale esos dólares.) Bueno, una vez pague treinta y ocho mil por ver a Eddie Cantor en el Palace. Cantor era vecino mío en Great Neek. Como era viejo amigo suyo cuando terminó la representación fue a verle en su camerino.

- Encanto -dijo Cantor-, ¿qué te ha parecido mi espectáculo?
Miré hacia atrás, suponiendo que habría entrado alguna muchacha. Desdichadamente no era así, y comprendí que se dirigía a mi.

- Eddie, cariño - contesté con entusiasmo verdadero-, ¡has estado soberbio!
Me disponía a lanzarle unos cuantos piropos más cuando me miró afectuosamente con aquellos ojos grandes y brillantes, apoyó las manos en mis hombros y dijo:

-Precioso, ¿tienes algunas Goldman Sachs?

-Dulzura -respondí (a este juego pueden jugar dos)-, no sólo no tengo ninguna, sino que nunca he oído hablar de ellas ¿Qué es Goldman Sachs? ¿Una marca de harinas?

Me tomó por ambas solapas y me atrajo hacia él. Por un momento pensé que iba a besarme.
-¿No me digas que nunca has oído hablar de las Goldman Sachs?-exclamó incrédulamente-. Es la compañía de inversiones más sensacional de todo el mercado de valores . Luego consultó su reloj y dijo:

-Hoy es demasiado tarde. La Bolsa está ya cerrada. Pero, mañana por la mañana, nene, lo primero que tienes que hacer es coger el sombrero y correr al despacho de tu agente para comprar doscientas acciones de Goldman Sachs. Creo que hoy ha cerrado a 156... ¡y a 156 es un regalo! Luego Eddie me palmoteó una mejilla, yo le palmoteé la suya y nos separamos.

¡Amigo! ¡Qué contento estaba de haber ido a ver a Cantor a su camerino! Figurese, si no llego a ir aquella tarde al Teatro Palace, no hubiese tenido aquella confidencia. A la mañana siguiente, antes del desayuno, corrí al despacho del agente en el momento en que se abría la Bolsa. Entregué el veinticinco por ciento de treinta y ocho mil dólares y me convertí en afortunado propietario de doscientas acciones de la Goldman Sachs, la mejor compañía de inversiones de América

Entonces empecé a pasarme las mañanas instalado en el despacho de un agente de Bolsa, contemplando un gran cuadro mural lleno de signos que no entendía. A no ser que llegara temprano, ni siquiera me era posible entrar. Muchas de las agencias de Bolsa tenían más público que la mayoría de los teatros de Broadway. Parecía que casi todos mis conocidos se interesaran por el mercado de valores. La mayoría de las conversaciones se limitaban a la cantidad que tal y tal valor habían subido la semana pasada, o cosas similares. El fontanero, el carnicero, el panadero, el hombre del hielo, todos anhelantes de hacerse ricos, arrojaban sus mezquinos salarios -y en muchos casos sus ahorros de toda la vida- en Wall Street. Ocasionalmente, el mercado flaqueaba, pero muy pronto se liberaba la resistencia que ofrecían los prudentes y sensatos, y proseguía su continua ascensión.

De vez en cuando algún profeta financiero publicaba un artículo sombrío advirtiendo al público que los precios no guardaban ninguna proporción con los verdaderos valores y recordando que todo lo que sube debe bajar. Pero apenas si nadie prestaba atención a estos conservadores tontos y a sus palabras idiotas de cautela. Incluso Barney Baruch, el Sócrates de Central Park y mago financiero americano, lanzó una llamada de advertencia. No recuerdo su frase exacta, pero venía a ser algo así: "Cuando el mercado de valores se convierte en noticia de primera página, ha sonado la hora de retirarse."

Yo no estaba presente cuando la Fiebre del Oro del cuarenta y nueve. Me refiero a 1849. Pero imagino que esa fiebre fue muy parecida a la que ahora infectaba al todo el país. El presidente Hoover estaba pescando y el resto del gobierno federal parecía completamente ajeno a lo que sucedía. No estoy seguro de que hubiesen conseguido algo aunque lo hubieran intentado, pero en todo caso el mercado se deslizó alegremente hacia su perdición.

Un día concreto, el mercado comenzó a vacilar. Unos cuantos de los clientes más nerviosos fueron presos del pánico y empezaron a descargarse. Eso ocurrió hace casi treinta años y no recuerdo las diversas fases de la catástrofe que caía sobre nosotros, pero así como al principio del auge todo el mundo quería comprar, al empezar el pónico todo el mundo quiso vender.

Al principio las ventas se hacían ordenadamente, pero pronto el pánico echó a un lado el buen juicio y todos empezaron a lanzar al ruedo sus valores que por entonces solo tenían el nombre de tales. Luego el pánico alcanzó a los agentes de Bolsa, quienes empezaron a chillar reclamando garantías adicionales. Esta era una broma pesada, porque la mayor parte de los accionistas se habían quedado sin dinero, y los agentes empezaron a vender acciones a cualquier precio. Yo fui uno de los afectados. Desdichadamente, todavía me quedaba dinero en el Banco. Para evitar que vendieran mi papel empecé a firmar cheques febrilmente para cubrir las garantías que desaparecían rápidamente.

Luego, un martes espectacular, Wall Street lanzó la toalla y sencillamente se derrumbó. Eso de la toalla es una frase adecuada, porque por entonces todo el país estaba llorando. Algunos de mis conocidos perdieron millones. Yo tuve más suerte. Lo único que perdí fueron doscientos cuarenta mil dólares (o ciento veinte semanas de trabajo, a dos mil por semana). Hubiese perdido más pero era todo el dinero que tenía. El día del hundimiento final, mi amigo, otrora asesor financiero y astuto comerciante, Max Gordon, me telefoneó desde Nueva York. Todo lo que dijo fue:

- ¡La joda ha terminado!
Antes de que yo pudiese contestar el teléfono se había quedado mudo...se suicidó.

En toda la bazofia escrita por los analistas del mercado, me parece que nadie hizo un resumen de la situación de una manera tan sucinta como mi amigo el señor Gordon. En aquellas palabras lo dijo todo. Desde luego, l ajoda había terminado. Creo que el único motivo por el que seguí viviendo fue el convencimiento consolador de que todos mis amigos estaban en la misma situación. Incluso la desdicha financiera, al igual que la de cualquier otra especie, prefiere la compañía. Si mi agente hubiese empezado a vender mis acciones cuando empezaron a tambalearse, hubiese salvado una verdadera fortuna. Pero como no me era posible imaginar que pudiesen bajar más, empecé a pedir prestado dinero del Banco para cubrir las garantías.

Las acciones de Cobre Anaconda se fundieron como las nieves del Kilimanjaro (no creas que no he leído a Hemingway), y finalmente se estabilizaron a 2 7/8. La confidencia del ascensorista de Boston respecto a United Corporation se saldó a 3,50. Las habíamos comprado a 60. La función de Cantor en el Palace fue magnífica ¿Goldman-Sachs a 156 dólares? En el punto más bajo de la depresión del mercado, podía comprárselas a un dólar por acción.

El ir al desahucio financiero no constituyó una pérdida total. A cambio de mis doscientos cuarenta mil dólares obtuve un insomnio galopante, y en mi círculo social el desvelamiento empezó a sustituir al mercado de valores como principal tema de conversación..."

Groucho y yo (Groucho Marx)

25 septiembre 2008

Hasta el infinito... y más allá

Este post se podía llamar:
De la Sota, El pavimentador.
José Manuel, trabajador vial.
Se hace camino al versear.
La provincia de los senderos invisibles.
o sencillamente: Caminante no hay caminos

Es que, junto a la construcción de escuelas, la pasada administración delasotista enarboló como uno de sus mayores logros una amplia obra vial que, según los carteles que tachonaban el interior provincial había alcanzado la friolera de 5.425 km. de nuevas rutas. Un verdadero logro de la ingeniería y la planificación ya que de esta forma De la Sota se convertiría de golpe y porrazo en el gobernador que más Km. hizo en la provincia y en el país. Es más, si pudiera haber accedido a un tercer mandato no me extrañaría que hubiera anunciado la realización de una moderna babel de macadam, que arrancase desde el Patio Olmos y llegase hasta el cielo y más allá.

Pero hay un detalle (mínimo, anecdótico, miserable) la provincia en la actualidad solo tiene 4.211 km. de rutas.

¿Dónde se fueron los Km que faltan? ¿Se los llevó José Manuel a la casa? ¿Se los tragó la tierra? ¿Se gastaron por tanto uso? ¿O será que simplemente nunca se hicieron?

Más o menos estas deben haber sido las dudas que impulsaron al legislador José Maiocco ha hacer una presentación ayer denunciando el tamaño del embuste (ver nota aquí), quien investigando llegó a la conclusión de que las obras reales en materia vial fueron de (suenen pitos y cornetas): 129 km. entre caminos nuevos y repavimentados. Si, si, ya se. El Gallego lo hizo (de nuevo).

Esta noticia me deja dos moralejas inmorales:
a) Gastar en publicidad es muuuucho más importante que invertir en obras.
b) El camino político de De la Sota está pavimentado de buenas mentiras.


(Un detalle final: No se por qué he derivado este humilde blog fallidamente colectivo, en una tribuna unipersonal en contra del benemérito y pluscuamperfecto ex gobernador De la Sota, creador de las escuelas y los caminos; protector de los ricos y los evasores; alma pater de la deuda secreta; amigo del poder y amo de los jueces que todo lo ven y todo le perdonan. Prometo cambiar de tónica en próximos aportes, llamarme al recato y transcribir solo bucólicas y divertidas historias provincianas. Así sea)

23 septiembre 2008

La isla de la fantasía y la corrupción

Hoy por la mañana, mientras me preparaba para salir hacia el laburo, escuché la entrevista que en Mitre Córdoba le hacían al ex presidente Eduardo Duhalde. Como era de esperarse de su boca, la charla arrancó con el habitual rosario de críticas al gobierno nacional y derivó en una profusa lluvia de flores hacia el ex gobernador De la Sota, quien -según Duhalde- es un dirigente presidenciable.

Sin dudas el Gallego ha sabido difundir una imagen de buen administrador, frontal y empecinado. Él, con mayor éxito que alguno de sus antecesores en el ejecutivo provincial, reinstaló la fantasía de la "Isla Cordobesa" inmune a los avatares nacionales; pero más allá del enorme presupuesto publicitario, de la muy clara complicidad de muchos medios nacionales que silencian los graves problemas de la provincia y del innegable carisma de De la Sota; se hace imposible ocultar que la mejor construcción de esa administración ha sido la amplia red de corrupción apoyada por un poder judicial permisivo, cuando no cómplice.

La receta noventista de funcionarios venales + negociados oscuros + justicia adicta, ha generado una deuda pública (en realidad secreta) imposible de mensurar con certeza al día de hoy y un enriquecimiento tan fabuloso de algunos funcionarios que desencadena situaciones ridículas e incomprensibles. Por ejemplo, el propio ex gobernador aún no presenta su declaración jurada de fin de mandato a casi un año de haber abandonado la Casa de las Tejas. Esta situación es largamente conocida en Córdoba, ha salido publicada en La Voz del Interior, es repetida a quien lo quiera escuchar por el periodista Sergio Carreras y aún así nadie de la justicia "independiente" ha salido a exigirle al Gallego que de una vez por todas ponga sus papeles en regla.

En lo personal este tipo de cosas siempre me han llamado la atención, sobre todo porque uno sospecha que un sujeto como De la Sota puede contar con un pequeño ejército de contadores, testaferros y abogados capaces de dibujar tranquilamente su patrimonio y hacer una presentación que le tapase la boca a los que sospechan y le dejara encarar su futuro sin sombras ni preguntas incómodas. Cuando veo que esto no sucede y Duhalde bendice como "presidenciable" a De la Sota, me empiezo a dar cuenta que la certeza de la impunidad en esta provincia es tan grande que a ningún ex funcionario con banca y poder lo van a molestar jamás con una inoportuna citación o emplazamiento. Sus "carreras políticas" están aseguradas por todo el teflón y el amianto que el dinero les ha podido comprar.

22 septiembre 2008

Chavez y la crisis del sistema financiero

Haz click en cualquier video para verlo
Puedes ver otros en radiomundial.com.ve

Más vale tarde que nunca

Nos avisan que ya están en Internet los números atrasados de la Revista La Esquina (donde participa algún que otro runflero). Problemas de fuerza mayor, como la falta de tiempo, inconvenientes técnicos (se habían extraviado los CDs con los originales) y un natural exceso de pereza impidieron que el responsable de subir a la red esta publicación pudiera hacerlo oportunamente.

Afortunadamente encontraron los CDs, atraparon al diseñador, y después de embriagarlo con fernet barato y Doble-Cola lograron que se sentara en su PC para transformar y colocar los archivos gráficos.

A todos los que preguntaron por qué no se actualizaba la página, gracias por su preocupación; y a la enorme mayoría que ni se dio cuenta, los invitamos a darle una miradita haciendo click aquí.

21 septiembre 2008

Flojitos de papeles (y de medidor)

Asi, si
Un servicio a la comunidad y en especial para los funcionarios provinciales

¿Qué tienen en común Herman Olivero, Marcelo Falo y Mario Decara?

Que los tres han tenido "problemitas" con el medidor de la electricidad.

- Herman Olivero (ex legislador, ex ministro provincial y miembro estable del elenco delasotista), fue descubierto -cuando ocupaba interinamente el cargo de gobernador de la provincia- como poseedor de una "instalación irregular de electricidad" en una propiedad suya. O sea que, dicho en cordobés sencillo, colgaba los ganchos. Con el tiempo, el trámite administrativo/judicial se evaporó; Olivero quedó limpio de culpa y cargo, para después darse el lujo de enjuiciar por calumnias a los periodistas que habían documentado el hecho.

- Marcelo Falo, ex vocero de la gobernación, hoy legislador provincial delasotista fue denunciado en el 2004 por EPEC por robar electricidad, ya que su domicilio particular contaba con conexión pero no tenía medidor. Falo se defendió argumentando que la casa era alquilada y que él no sabía nada porque a las cuentas "las paga mi mujer" (gauchito Marcelo, de entrada nomás la entregó a su doña). Por supuesto que la causa pasó sin pena ni gloria, nunca renunció a su cargo como funcionario del ejecutivo y luego fue premiado encabezando la lista de Unión por Córdoba.

- Mario Decara, radical, flamante ex legislador provincial, hoy se desempeña como Defensor del Pueblo luego de haber conseguido que se aprobara su designación en la Unicameral, con un oscuro acuerdo entre el PJ y parte de la UCR. Hoy nos enteramos (nota aquí) que Decara tiene desde el 2004 una deuda con EPEC de miles de pesos, al haberse descubierto el medidor adulterado de su hotel del Valle de Punilla. Veremos en qué queda esta denuncia, pero los antecedentes no son muy alentadores.

(Ah, me olvidaba. Nuestro actual gobernador Schiaretti, cuando estuvo como interventor federal en Santiago del Estero dejó impagos 2 -dos- años de electricidad en la casa que alquilaba. También "se olvidó" de pagar el alquiler por varios meses y arruinó la toma de agua. El dueño todavía lo anda buscando, como podemos ver en este video posteado por Sergio Carreras)

Los trogloditas tienen quien les escriba

El día viernes estuve leyendo una esclarecedora nota del diario La Mañana de Córdoba que con esmero, enumeró y elogió todos los argumentos que usan algunos modernos trogloditas para tratar de sacar el cupo femenino que rige actualmente para los cargos legislativos en nuestra provincia.

En un post anterior dijimos que la idea original fue del legislador Miguel Nicolás y que rápidamente encontró lugar entre algún/a redactor/a de La Mañana (ver nota completa aquí). Pero, si se me permite, desmenucemos las ideas principales de este ejemplo perfecto de tergiversación y manipulación noticiosa.

- El título:
DEFENSA DEL CUPO POR TEMOR A LA IRA FEMINISTA
Ajá. Deben ser muy iracundas las feministas, porque muchos de estos legisladores votan recortes que producen la bronca de miles de trabajadores estatales y jamás los he escuchado hablar de su "temor a la ira de la gente".

- Bajada:
La mayoría de los legisladores defiende la demagógica cuota.
Mmmm. Bárbaro. Objetividad es lo que ¿sobra?. Evidentemente la cuota es demagógica y populista, particularmente porque toma en cuenta los derechos de las mujeres... ¡¿A quién se le ocurre?!

- Cómo se presentan las declaraciones de los legisladores que quieren derogar el cupo:
Modesta de Stabio (Vecinalismo Independiente) manifestó que no ve “con buenos ojos el cupo, aunque en su momento era necesario”. “Quisiera que a las mujeres se nos valore por nuestra capacidad”, reclamó.
Me uno al reclamo y exijo que la misma condición (valorar la capacidad) se aplique también a los legisladores varones.

En tanto, José Villena (Movimiento Patriótico) se preguntó, al apoyar a Nicolás: “¿Evita fue Evita por ser mujer o por lo que hacía?”.
Buen razonamiento pero se olvida de que justamente a Evita le impidieron acceder a la vicepresidencia (entre otros argumentos) por su condición de mujer.

Raúl Albarracín (Recrear) aseguró que “al tema lo hablamos muchas veces en el partido, y concluimos que es una forma de discriminar a la mujer”.
Tienen razón Albarracín... la norma se basa en un criterio denominado "Discriminación Positiva", ámpliamente reconocido en todos los paíeses modernos del mundo, aún en aquellos donde el liberalismo bulldog te mordisquea los talones.

A mitad de camino, Kasem Dandach (Movimiento de Acción Vecinal) sostuvo: “Prefiero 30 por 100”. “Hay problemas para buscar mujer”, siguió con su particular forma de hablar. (aclaración necesaria para quienes no conocen a los actores políticos de Córdoba, Dandach es inmigrante sirio y conserva un fuerte acento árabe)
Sincero como siempre, Dandach dice la verdad: el problema es que en muchos partidos políticos las mujeres están relegadas a papeles decorativos, secundarios o de servicio (tipo secretaria) y la Ley de Cupo Femenino es un obstáculo para la transa de último momento que caracteriza el cierre de listas (sobre todo en el partido de Dandach, un sello que opera de colectora para el delasotismo).

- Ahora veamos cómo se presentan los que están a favor de continuar con la normativa. (todos ellos condicionados por fuertes lazos con el sexo femenino, algo que seguramente nubla su criterio y sentido común)

En la bancada oficialista, el peronista autónomo Enrique Sella (PAIS) hizo una gran defensa del cupo sosteniendo que “la sociedad no está preparada para reconocer espontáneamente la participación igualitaria de la mujer en los cargos políticos, y quizás dentro de 20 ó 30 años podamos volver sobre este tema, pero hoy, no es el momento”. A mediados del mes próximo, Sella presentará el libro “Los derechos políticos de la mujer”.
Ok. El quid de la cuestión es que según el/la cronista este/a, Sella quiere vender su libro y por eso no se larga en contra.

Enrique Asbert (Concertación Plural) también defendió la cuota feminista al expresar que es “una discriminación positiva”. “En la práctica funciona los últimos 30 días de campaña, al hacer las listas”, señaló para destacar que a la mujer no se le abrirían canales de participación reales en los partidos políticos. Lo afirmó pese a ser kirchnerista, y por lo tanto un soldado (para usar un término de moda) de la presidenta Cristina, mujer electa por el voto popular.
El/la cronista pone al descubierto un hecho aparentemente irrefutable: los K son todos iguales, populistas, feos y soldados incapaces de elaborar una idea propia. En una de esas si Cristina no fuera mujer y fuese de cualquier otro sexo, Asbert opinaría otra cosa... porque él opina solo lo que le dicen que debe opinar o lo que el/la cronista piensa que opina.

Omar Ruiz (ARI) rehusó opinar escudándose en que no conocía el proyecto en detalle, pero debe recordarse que milita en el partido fundado por Elisa Carrió, de indudable impronta feminista (injustamente, porque la chaqueña no tiene sus votos por mujer, sino por su trayectoria).
El/la cronista desenmascara a otro pollerudo temeroso que se escuda en el desconocimiento, cuando todos sabemos que su jefa es una MUJER y que no se anima a decir su verdadera opinión por miedo a la ira feminista.

Enfática fue Liliana Olivero (Izquierda Socialista) al opinar sobre el proyecto de Nicolás: “Me parece un espanto”. “No defiendo a la mujer por ser mujer, porque después de todo estamos gobernando con una mujer Presidenta y así nos va”, aclaró.
Liliana, por favor, no aclares más porque oscurece. Has esgrimido un argumento que ni la derecha más fascista se animó a usar en estas entrevistas. Un verdadero regalo para La Mañana.

20 septiembre 2008

Sabiduría oriental, la crisis y el culo lleno de preguntas


El Tipo se movía lentamente, como amagándole en cámara lenta a una mosca invisible. Concentrado como estaba en su "horita de tai-chi-chuan", el Tipo no tenía ganas de contestarme qué opinaba él de la crisis en la economía mundial.

Suavemente, como una brisa que cesa sin que vos ni yo nos demos cuenta, el tipo miró el reloj, abandonó sus posturas y concentración, para decirme: "Gordo, anotate esto. Para los chinos la palabra crisis es la misma que usan para designar a la oportunidad".

Lo miré al Tipo, le di la mano y caminé rápido para volver al laburo mientras pensaba que este tipo jamás la había pasado mal en una crisis en serio y que si en realidad se podía dedicar a la filosofía oriental, al origami y a atender sus arbolitos enanos, era porque su abuelo y su viejo habían utilizado la antiquísima avaricia piamontesa para asegurarle la vida con la compra de una multitud de propiedades. Al Tipo jamás le movería un pelo la crisis en Wall Street, pero seguro que se le quemarían los papeles si le cambiaran la Ley de Alquileres.

En cambio, para mí y para mis compañeros de laburo, crisis significa CRISIS. Significa remarla de nuevo al doble de ritmo de lo que uno pensaba que podía, solo para ver que objetivos sencillos y pedestres se alejan o se pierden. Algo similar a lo que sucede con la inflación, donde se disparan preocupaciones cotidianas que tienen más que ver con lo que hay (o no) en la punta del tenedor que cuánto pierde (o deja de ganar) un "tenedor de bonos". Para ser más ilustrativo: me calienta poco y nada Moreno o el Indec, me preocupa en serio que el Estado nacional no tenga una política a fondo de control de precios, porque a esa ausencia la siento todos los días en el super o en el almacén.

Con estas cosas en la cabeza y el culo lleno de preguntas, uno empieza a inquirir a la gente que supuestamente sabe (al Tipo por ejemplo, que antes de fugar su mente al lejano oriente, tenía las patas enterradas en la Argentina) o a escuchar la sucesión de gurúes, pronosticadores, economistas del palo y de los otros, que esforzadamente tratan de desatar un nudo que tal vez se merezca solo un tremendo hachazo. Y las respuestas con las que uno se topa, en general son crípticas, dubitativas o directamente parecen el mismo jarabe de siempre, pero con la etiqueta cambiada. Hoy por ejemplo, en Mitre Buenos Aires, escuché a un economista de FIEL, que al ser consultado por Bonelli sobre cuál tendría que se la actitud del gobierno ante el desmadre mundial, este "entendido en la materia" solo atinó a decir que "hay que avanzar en la restricción de gastos..." Pero, esta fracesita... ¿no es la misma que usaban para ANTES de la crisis? ¿No es la misma oración que nos hacían rezar cada noche Martínez de Hoz, Alfonsín, Menem Cavallo y De la Rúa...?

El latiguillo económico (más bien el latigazo) de "Restrigir el gasto público" me hace acordar a la enema que mi abuela esgrimía cada vez que nos engripábamos, nos dolía la panza o no teníamos sueño. Es un remedio universal capaz de solucionar todos los problemas al punto de automultiplicarse y transformarse en un ajuste perpetuo e interminable. Pero hagamos una salvedad sobre la receta de FIEL y los liberales: claramente no es lo que aplican en el Norte. Para zafar del ahogo, EE.UU. hace todo lo que siempre ordenó no hacer: multiplica el gasto, estatiza, imprime bonos y billetes a rolete, manda de vacaciones Adam Smith y pone en cuarentena a la Mano Invisible.

Salta a la vista que para salvar la crisis hace falta más, mucho más, estado; con una orientación mucho más precisa del gasto público y que sirva para blindar y salvaguardar la economía. Pero además hay que tener en claro que nos enfrentamos ahora no ya a un crack económico global (que no es poco) sino también a una de esas situaciones donde junto a los cambios que vamos a sentir en el bolsillo, habrá que redoblar el esfuerzo para dar la batalla ideológica en un nivel superior al actual.

El derrumbe de los años 30, por ejemplo (y aquí voy a citar al historiador Eric Hobsbawn), no solo generó una profunda reestructuración de la economía mundial, y desterró al liberalismo económico por más de 50 años, sino que además sin su influencia sería imposible explicar a Hitler, Rooselvet o el surgimiento de la Unión Soviética como modelo de un sistema alternativo al capitalismo.

Seguramente hoy estamos demasiado encima de los acontecimientos como para tener verdadera idea de la envergadura de la coyuntura histórica pero, por lo menos, hagamos fuerza -y pongamos cabeza- para que los cambios no nos agarren con la guardia baja ni atados a esquemas mecanicistas o de pensamiento único.

19 septiembre 2008

Fui Roca


Hace un tiempo que Cecilia Merchán presentó un proyecto de ley para reemplazar la imagen del genocida Roca en los billetes de $100 por la de la heroina Juana Azurduy. Esta propuesta ha ido derivando en una campaña de la que ya participa muchísima gente apoyando y difundiendo la idea.

Una de esas personas es Miguel Repiso, más conocido como Rep, quien realizó la caricatura que ilustra este post.

Desde este blog también nos sumamos a la campaña, porque en primer lugar pensamos que mucha de nuestra historia oficial fue escrita (y aún se repite y se enseña) dejando de lado a personajes y principalmente a mujeres que tuvieron y rol central, mucho más que meramente decorativo, o como "la gran mujer detrás del gran hombre" (un latiguillo que, dicho sea de paso, a veces parece más una ofensa que un reconocimiento). Y además porque creemos que, como dijo Osvaldo Bayer, ya es tiempo de reconocer oficialmente el exterminio indígena, cuyo principal artífice fue Julio A. Roca.

17 septiembre 2008

Cupo para trogloditas ¡Ya!


El Legislador radical, Miguel Nicolás, aparte de legislar es también un "opinador de todo". En tal carácter hoy opinó sobre el cupo femenino del 50% que rige en Córdoba para los cargos electivos.

Según este moderno troglodita dicho cupo "está de más, ya que en la actualidad en la legislatura hay más del 50% de mujeres, por lo cual la legislación vigente ya no hace falta y es discriminatoria".

Pero Nicolás, no contento con dar a conocer su parecer decidió proponer una ley que reduzca paulatinamente la vigencia del 50%, pasando al 30% en el 2011 y finalmente desaparezca en el 2015. Según el diario "La Mañana de Córdoba", este proyecto es "el sueño de muchos políticos" y califico a la ley de cupo vigente como "demagógica".

Ya se que alrededor del tema de Género hay una multitud de problemas y quizás lo que haya dicho ese legislador provincial no tuviera más valor que lo gastado para reproducir sus palabras, pero me parece que su razonamiento es acompañado por varios más que olvidan que antes de la implementación de esta ley, las mujeres brillaban por su ausencia en los ámbitos legislativos y en casi todos los niveles -pero especialmente en los superiores- de la justicia y del poder ejecutivo.

Hoy, la cosa a cambiado bastante, pero no creo que una cuestión cultural tan arraigada como la discriminación de género, pueda revertirse tan rápido (esta ley solo lleva algo más de 10 años de aplicación) como para que ya estemos hablando de derogarla.

Me parece en cambio, que hay determinados partidos y organizaciones políticas con resabios muy fuertes de machismo, en los que a la hora de armar listas se la ven en figuritas para encontrar mujeres dentro de sus propias filas que ocupen no solo un lugar en ellas, sino que lo hagan en puestos expectables. La UCR, durante todos estos años es la mejor muestra de lo que decimos ya que es extremadamente difícil encontrar mujeres de ese partido que ocupen cargos partidarios o tengan un perfil medianamente reconocido a nivel público.

A todas luces hay mucho macho, mucho ego y mucho troglodita suelto que cuando ve un micrófono brillante, no puede evitar soltar una sartanada de pavadas y prejuicios.

Los asesinos en Bolivia

Este video muestra como los sicarios del separatismo boliviano asesinan a campesinos de ese país.
Haz click en cualquier video para verlo
Puedes ver otros en radiomundial.com.ve

15 septiembre 2008

Consejo Provincial de la Mujer: Cerrado hasta nuevo aviso


En los alegres y lejanos días en que el matrimonio De la Sota - Riutort, comía perdices y funcionaba como una sólida sociedad política y transportadora de caudales, el ex-gobernador cordobés había entregado a la dueña de su corazón la conducción del Consejo Provincial de la Mujer.

Luego del divorcio, la pelea por los bienes gananciales entró en un pantano del que no tengo noticias que haya salido o por lo menos que las partes hayan llegado a un acuerdo medianamente satisfactorio. Lo que si quedó claro en su momento es que, en el marco de la división del botín político, el Consejo permanecería en manos de Olga Riutort y desde allí la ex primera dama provincial pivoteó para tener algo de medios y construir su candidatura a Intendenta de Córdoba, primero en la interna dle PJ y luego encabezando un sello vecinalista que la depositó en una banca de concejala.

Cuando Schiaretti asumió, una sorda puja comenzó a desarrollarse alrededor de este Consejo. Olga Riutort permanecía -y todavía clava las uñas para no desprenderse del sillón- como presidenta del organismo y lo hace como "representante del Poder Ejecutivo", toda una paradoja en especial cuando hoy por hoy, ni siquera es parte orgánica del partido gobernante.

A partir de esta irregularidad y de otras muchas, desde la Casa de las Tejas comenzaron con una ofensiva para desalojar a la Olga y "normalizar" la situación, algo que aparentemente culminaría el próximo día 23 de septiembre cuando se renueve la plantilla directiva. Mientras tanto el Consejo Provincial de la Mujer está parado, su página web ha sido bloqueada o borrada y las tan mentadas políticas estatales de genero, están colgadas de un pincel hasta que la interna del PJ llegue a su fin.

14 septiembre 2008

Una postal cordobesa: sierras, burritos, fernet y quilombo


Hace unos cuantos días que el Frente Cívico y Social cruje por donde se lo mire. Desde que Giacomino se declaró soldado de Cristina y "amigo" de Schiaretti, la relación del intendente con Luis Juez pasa uno de los peores momentos que se recuerden.

En realidad, aunque algunos carguen las tintas sobre su definición de "soldado" e incluso La Voz del Interior hace un largo listado de favores nacionales (reales y/o pendientes) que recibiría el municipio cordobés y que condicionarían "a la fuerza" la conscripción giacominista, en realidad habría que recordar que ya durante la campaña fueron Cecilia Merchán y Daniel Giacomino los únicos dirigentes locales que se animaron a respaldar públicamente y en un acto la candidatura de CFK, en nuestra ciudad. En ese momento, donde todavía sangraba el fraude del 2 de septiembre, recordemos que no era fácil ponerse ese sayo y menos aún jugarse en una situación donde Giacomino tenía bastante que perder; de hecho ese fue unos de los primeros desencadenantes de un serio cortocircuito con Juez.

Si tomamos en cuenta esto queda claro que es muy difícil de hablar de oportunismo; y justamente por eso el juecismo solo se ha quejado amargamente de la declaración de amistad giacominista hacia Schiaretti y del pase de facturas a la gestión anterior, al punto que no ha habido sector dentro del Frente que haya avalado tamaño bolazo político, y prácticamente todos -salvo el sector de Patricia Vaca Narvaja- fueron contundentes: con Schiaretti no vamos ni a la esquina.

A semejante nivel de rehazo interno, se le sumó que socialmente se empezó a percibir que esta movida era más una traición que otra cosa, lo que derivó en que el intendente se viera obligado a publicar este domingo una solicitada en la página 2 de La Voz pidiendo disculpas y poniendo nuevamente las cosas en su lugar. Alguién, con tardío buen criterio, le avisó a Giaco que de La Rosada solo querían una prueba de amor y no una rendición incondicional frente a un gobernador cordobés que aún no ha abjurado públicamente de su mentor: José Manuel De la Sota.

Por eso la mejor frase de la solicitada, a mi humilde entender es la que dice:
“Aspiro a potenciar al Frente Cívico, mejorar la calidad del debate y movilizar su militancia. Pero los límites deben ser siempre claros. Así como no debemos pactar con José Manuel de la Sota y el gobernador Juan Schiaretti, tampoco debemos hacerlo con Elisa Carrió y Mario Negri”.

Evidentemente aquí Giaco da en el clavo y deja en claro que no hay mejor defensa que un ataque a fondo.

Del lado del juecismo y más allá de unas declaraciones en caliente bastante destempladas, en un punto primó cierta visión política que le esquivó al cortoplacismo. Es que Juez sabe mejor que nadie que su futuro político todavía depende de que la gestión actual de la Muni avance y terminé bien. Además tiene muy presente que a su voz responden resortes importantes de la administración muncipal: El Vice Intendente, Carlos Vicente, el Sindicato de Municipales, muchísimos directores, secretarios y subsecretarios e incluso una parte importante de los concejales están alineados con Juez y con la convicción de que el Frente Cívico sigue siendo la única herramienta para derrotar definitivamente a De la Sota.

Puestas las cartas sobre la mesa, Giacomino se debe estar dando cuenta que no tiene las mejores y encima carece de caja y de cuadros políticos que le permitan planificar su propio futuro político. Es más, la proclividad de Giaco por sumar viejos cuadros del radicalismo mestrista y su obsesión por construir una gestión que deje huella, muchas veces lo hace caer en el error de abrir frentes de conflicto innecesarios que terminan minando justamente su trabajo.

Desde el gobierno nacional la política hasta ahora ha sido la de prometer mucho y concretar con cuentagotas, probablemente porque tengan miedo de potenciar a Giaco y que después no solo no abandone el FCyS sino que además termine aportando para Juez. Pero ¿Cuál es la otra alternativa? ¿Seguir poniéndole fichas a un Schiaretti que ha bajado apenas un tono en sus críticas al modelo K? ¿Potenciar a un PJ que claramente es un opositor ideológico y que es el trampolín político para las aspiraciones de De la Sota?

Quien sabe cuáles serán las respuestas a estas preguntas pero intuyo que -parafraseando a Teddy Rooselvet cuando se refería a Somoza en Nicaragua- no deben faltar funcionarios porteños que piensen que "Schiaretti es un hijo de Menem, pero es NUESTRO hijo de Menem".

¿Cómo se escribe? ¿"Deuda" o "Duda"?


Siguiendo con sus convocatorias a “comisiones de notables”, Schiaretti ha invitado a un grupo de economistas destacados de Córdoba a "revisar" la deuda provincial, pero solo permitiendo -hasta ahora- analizar su inscripción, o sea cómo está asentada en los libros. De esta forma se asume el problema pero casi tangencialmente, como si el fondo de la cuestión no fuese la bestialidad de los compromisos financieros contraídos por De la Sota, y cuya envergadura se mantiene oculta, sino el método utilizado para consignarlos.

Es decir que aquí no se van a realizar auditorías ni se van a rastrear acreedores, destinos, condiciones o si los cordobeses debemos 7.000 millones de pesos (como dice el gobierno) ó 13.000 millones (como dice toda la oposición) sino que se va a tratar de verificar si su escritura respeta los estándares modernos de la administración pública... Un verso.

Una mentira tan grande como la que desarrolló el responsable de la Caja de Jubilaciones (el cavallista Giordano) cuando decidió colgar en internet los balances atrasadísimos de su entidad, pero nunca los remitió al Tribunal de Cuentas para alguien los verifique. Se ve que cuando los contadores asumen puestos ejecutivos la expresión "contabilidad creativa" alcanza nuevas y fantásticas fronteras.

La cuestión que Schiaretti calla es que si él fuera capaz de hacer cualquier crítica profunda hacia la gestión anterior estaría escupiendo para arriba, pues las conclusiones de una investigación medianamente honesta, concluiría que el propio gobernador actual fue uno de los artífices del modelo económico provincial. Modelo que, como alguién dijo en un comentario de un post anterior, es puro "menemismo explícito", basado en pocos impuestos a los ricos y una carga importante sobre el consumo de los sectores populares; con una casi nula recaudación del inmobiliario rural, rebajas del 30% generalizado y con la Dirección de Rentas poniéndo el acento sobre los Ingresos Brutos; un esquema que ha demostrado ser regresivo y que solo puede sobrevivir gracias a una serie interminable de préstamos.

Desde la curiosa perspectiva del gobierno de Córdoba, el dilema a dilucidar será ahora saber si la deuda provincial se escribió con un lapicito rojo o con lapicera bermellón; si los contadores sumaron bien o "se olvidaron" de lo que deben las agencias (ministerios) y si usan libros contables en serio o si siguen anotando en el libreta de almacenero que les dejó De la Sota.

Entrevista con José Sbatella

En el programa Vivir al Sur (Radio Nacional Córdoba), se realizó una entrevista al Licenciado en Economía, José Sbatella, ex Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, donde se le consultó sobre tres temas mucha actualidad: la crisis económica mundial, el pago de la deuda al Club de París y el convenio entre Argentina y Brasil para usar monedas locales en sus transacciones.

Les dejamos aquí el audio de dicha charla, que además de interesante, en algo más de 15 minutos se explica de manera clara algunos de las cuestiones económicas que han marcado la "agenda" periodística de estos días.

12 septiembre 2008

Al carajo

Bolivia ha echado al embajador norteamericano, al confirmar que por detrás de los "independientistas" de la Media Luna, se escondía la mano siempre dispuesta del Departamento de Estado yanqui.

Horas más tarde Venezuela hizo lo mismo y Chavez los mandó (a los yanquis) al carajo.

10 septiembre 2008

El 11 S ó Ese 11 de septiembre

Un 11 de septiembre de hace varios años atrás comenzó una guerra. Iba a decir que fue una guerra silenciosa, pero ahora que lo pienso, todos sabemos que no hay guerras sin gritos y sin dolor, aunque siempre estén llenas de voces acalladas y mordazas.

Un 11 de septiembre de hace varios años atrás la guerra hizo lo que mejor sabe hacer, sembró la muerte, nos llenó de campos de concentración ocultos, tomó prisioneros y los liberó en tumbas sin nombre.

Un 11 de septiembre de hace varios años atrás la guerra se disfrazaba de justicia, los jueces de soldados y los militares de dioses.

Un 11 de septiembre de hace varios años atrás la guerra y la CIA se llevaron la vida de Salvador Allende y Chile no volvió a ser el mismo país, ni América Latina el mismo continente.

Un 11 de septiembre de hace varios años atrás la guerra empezó bombardeando La Moneda, aplicando la Doctrina de Seguridad Nacional, inventando la palabra "desparecido", y reescribiendo la palabra "golpe" con tinta sangre y mentiras.

No. Yo no me olvido de ese 11 de septiembre de 1973. El día que comenzó la guerra.

Sigue la búsqueda

click en la imagen para ver mejor

A pesar de que hoy nos enteramos que dos nuevos nietos recuperaron su identidad, es bueno recordar que la búsqueda no cesa.

09 septiembre 2008

Bonos: In La Mona We Trust

Bajo la protección todo poderosa de La Mona Jiménez y con el apoyo celestial del Rodrigo, Schiaretti se apresta a lanzar una nueva y muy bonita serie de bonos de cancelación de deuda. Aquí les dejamos los primeros billetitos que pronto inundarán los bolsillos mediterraneos (hacer click en la imagen para verlos mejor; si usted quiere, porque si no le da la gana de ponerse en el trabajo de mover el mouse y darle a la teclita izquierda, no se pierde de nada)

08 septiembre 2008

Doctrina de shock, presos y bonos

En Córdoba se prepara la emisión de bonos provinciales, mientras los estatales están en pie de guerra.
Foto de La Voz del Interior


Schiaretti sabe que ha llegado a un callejón sin (casi) salidas y está certeza de la bancarrota que atraviesa la provincia lo lleva a cometer los mismos pecados que todos los neoliberales que ocuparon su lugar.

Ahora, dirían los cultores de las teorías de Milton Friedman, es hora de meter el cuchillo a fondo, pero para eso antes hay que tratar de adormecer a la sociedad con una crisis y reavivando situaciones que en la memoria de los cordobeses provocan reflejos condicionados de hartazgo y desesperación.

Para empezar la tarea, el día jueves pasado varios de los operadores de la Casa de las Tejas, habían llamado a las redacciones y habían dejado mensajes breves de desaliento: "las finanzas provinciales están mal y las nacionales peor, no me preguntés nada ahora, después te explico". Al día siguiente, en una exposición rural del interior, lugar donde sabe que tiene un público favorable asegurado, el gobernador anunció a los periodistas que este mes habían tenido grandes dificultades para pagar los salarios de los estatales y que todo estaba atado con alambre. Por abajo, algunos asesores y comedidos tiraron un murmullo: "Se vienen los bonos, muchachos".

Esa misma noche, como ya comentamos aquí y en ArtePolítica, la policía provincial salió de razzia, utilizando métodos propios de una dictadura, para detener a 10 trabajadores estatales, miembros y delegados de los gremios más combativos de Córdoba. El operativo estuvo tan fuera de lugar que el propio juez de control decretó hoy la inmediata libertad de los imputados sin que ni siquiera el fiscal Gavier pudiese tomarles declaración. Pero, la tranquilidad no podía ser completa; para que quedase claro de que hay una desición política de apretar las tuercas sobre los estatales, se les impuso a detenidos una fianza de $20.000 -que deberán depositar en unos días- y la prohibición de participar en las marchas de protesta que están organizadas para esta semana.

Casi al mismo tiempo que se liberaba a los trabajadores, durante toda la mañana lo que había comenzado como un susurro se transformó en una versión oficial: en unos días el gobierno decidiría la emisión de bonos, lo que marcaría un retorno de la cuasimoneda al otrora "Corazón de mi país". El desmadre ocasionado por De la Sota ya no puede ser tapado de otra forma y las espasmódicas recriminaciones a la falta de "apoyo del gobierno nacional y el no envío de partidas" son flacas excusas que ya no cree nadie.

Está claro entonces que en este marco a Schiaretti le convendría un estallido en la provincia o por lo menos preparar un escenario de caos que llamase la atención de Buenos Aires, total a esta altura de los acontecimientos está jugando una partida donde los naipes le vinieron mal de entrada.

En lo que respecta a las actitudes del gobierno nacional hay varias cuestiones para analizar. No hay que ser un experto para darse cuenta que no se la van a hacer fácil al gobernador de Córdoba. En la Rosada están decididos a hacerlo transpirar sangre, pero esperan -sin mayor delicadeza- que Schiaretti abandone definitivamente su adhesión a De la Sota. Cosa que se hace complicada porque el Gallego controla todavia gran parte del aparato partidario y tiene en sus filas a no pocos legisladores de la unicameral, lo que condicionaría el desempeño futuro de una gestión que recién comienza.

Otro dato trascendente es que muy probablemente el lanzamiento de bonos cordobeses no pasaría desapercibida más allá de las fronteras provinciales y seguramente sería tomado como una mala señal que dañaría el frente económico de la Nación, que ya de por si enfrenta varios desafíos muy complejos. A lo que habría que sumarle que se violaría el compromiso asumido de no volver a imprimir cuasimonedas; obligación contraída en los tiempos de Duhalde cuando se sacó un crédito internacional específicamente destinado a rescatar los papelitos pintados con los cuales se pudo -malamente- navegar a fines de los 90 y principios de este siglo, las aguas revueltas de la crisis y la recesión. Ese empréstito todavía se está pagando y tengo la impresión que no le causaría mucha gracia a las partes interesadas que Córdoba pegue semejante salto al pasado.

Por supuesto que Schiaretti sabe esto y tiene claro que está jugando con fuego, pero espera que otra vez ocurra el milagro y que al incendio en esta oportunidad no lo apague una extemporanea nevada sino la billetera de Buenos Aires.

07 septiembre 2008

Negocios privados

Entro al bar a las apuradas porque creo que estoy llegando retrasado. De golpe, mientras busco con la mirada una mesa vacía, me acuerdo que ella siempre llega tarde, re-tarde. Me relajo. Por ahora solamente la voy a esperar y dentro de un rato empezaré a pensar en cambiar el programa porque estamos medio jugados de tiempo para llegar al cine.

A un costado de la barra lo veo a Marcelo que me hace señas de que me siente con él y allá voy. Hace mucho tiempo que no lo veo al Flaco y siempre tiene algún emprendimiento extraño que le va a salvar la vida y que me describe con lujo de detalles. Justo lo que necesito para aguantar la espera.

Al rato de intercambiar esos pequeños datos cotidianos de cómo andaba su laburo como cronista deportivo en el diario y sobre de los cómo y los por qué de cada uno en ese bar semivacío; de golpe Marcelo se corta, me mira, se rie y mientras me toma del brazo me dice:

- ¡Vos si que sos un pelotudo!

Epa, pienso. No es para tanto. O al menos no como para publicarlo tan alegre y deshinibido.

- Eh, eh, Flaco ¿por qué tanta agresión de golpe...? Le digo con mi mejor cara de... bueno, si... de Pelotudo.

- Lo que pasa es que de repente me acordé del blog donde escribís y de algunas cosas que pusiste durante el quilombo del campo. Vos sabés que cada vez te leía despotricando contra el grupo Clarín, los multimedios, los que escriben en el diario y toda esa gente, me acordaba del Juan. ¿te acordás vos del Juan?

- ¿Cuál Juan? ¿el colorado de la facultad?

- Si ese. Viste que ahora está de capo en el diario, es jefe de su sección...

- Si, ya. Ese Juan. Claro que me acuerdo, era piola el colorado...

- Si. "Piola"... porque a vos te prestaba los apuntes. Ves que sos un pelotudo. El colorado siempre fue un negociante ¿no te acordás que siempre tenía algún curro extraño?

- No más extraños que los tuyos Flaco, que querías dedicarte a contrabandear chucherías de Paraguay con la camioneta de tu viejo.

- Bueno, eso no funcionó... Pero al Juan algunos de sus curritos si le anduvieron. Acordate que cuando entró al diario se metió en aquellas mesas de dinero y ahí empezó con lo que el llamaba su "bicicletita".

- Si me acuerdo de eso, de su "bicicletita" y de que siempre nos invitaba a subirnos pero nunca nos animamos...

- Vos no te animabas... yo no tenía la tarasca, que si no...

- Ok. Flaco. Ya me acordé de todo. Del Juan. De la bicicletita. De que soy un cagón y de tus días de contrabandista que nunca fueron. Ahora ¿por eso soy un pelotudo?

- No boby. Lo que pasa es que siempre en lo que escribías dabas a entender como que en el diario había una "línea editorial" que le marcaba a los periodistas qué decir y qué no durante lo del campo. Pero no, nunca fue de esa forma. Al Juan no le hacía falta que le digan nada; él no es ni productor ni propietario de campos, pero al negocio del agro lo conoce desde otro... "ángulo", digamos. El tipo es socio desde hace años de un pool de siembra, lo mismo que otros monos que escriben en su sección, igual que su jefe y que varios gerentes. El Juan mismo asoció a un montón de estos tipos y ellos no necesitaban de ningún apriete o bajada de línea para decir lo que decían. Es más, la tarde misma en que se anunciaron las retenciones móviles, yo lo fui a ver al Juan porque necsitaba el teléfono del hermano y apenas nos pusimos a charlar, el tipo me dijo cuánta plata había perdido por culpa de la Kirchner y Lousteau. Un rato después ya estaba escribiendo calamidades sobre la medida y anoticiando a todos sus socios y amistades del "desastre montonero".

Sin buscarlo el Flaco me había terminado de explicar muchas de las cosas que no había entendido antes. Marcelo se queda callado, toma su juguito de naranja y me mira sonriéndose. El espera que yo hable y que tumbe mi rey.

- Si. Flaco, jaque mate. Tenés razón, que pelotudo que soy.

Pero que linda que es la libertad (de empresa)


En Córdoba los conflictos laborales están a la órden del día. Ayer, como habrán visto en el post anterior el gobierno de Córdoba decidió encarar el inicio de la semana tomando a 10 dirigentes gremiales como rehenes, no fuera cosa que se tuvieran que sentar a negociar con los empleados estatales, en pleno plan de lucha, con las manos vacías.

Pero además nos estuvieron contando unos amigos que trabajan en La Voz del Interior (Grupo Clarín) que durante la semana que pasó, en las instalaciones del principal matutino de nuestra provincia nuevamente sus directivos decidieron impedir la realización de una asamblea a los sopapos. Esta vez la víctima fue Esteban Liendo, prosecretaio Gremial del CiSPREN (Círculo Sindical de la Prensa) quien fue expeditivamente retirado del edificio, tomado del cuello por uno de los "monos" que hacen la seguridad de la empresa. (Nota completa de Prensa Red)

Quien impartió la orden para obrar de esta forma fue Juan Andrevich (gerente de Recursos Humanos), un "especialista" en "relaciones laborales", o mejor dicho, un especialista en intepretar cómo deben ser las -malas- relaciones del grupo Clarín con sus empleados y con los sindicatos en particular. (vean este post para comprender mejor)

Y, como siempre, la famosa "libertad de prensa" se transforma en la omnímoda "Libertad de empresa" y por ende todos callan, nadie escucha, nadie vió nada. Eso se traduce a que ningún otro medio local -salvo los gremiales o alguno de internet- dice algo al respecto.

06 septiembre 2008

Negociando con rehenes


Anoche, a las tres de la mañana, como en otros tiempos, como en otros gobiernos, la policia provincial salió de razzia. Su objetivo en este caso, casi como si fueran renovados grupos de tareas, fueron delegados, activistas y afiliados de Luz y Fuerza de Córdoba y del SUOEM (Municipales).

10 personas sufrieron el allanamiento de sus hogares e inmediatamente fueron transportados hasta las dependencias de la ex Cárcel de Encausados donde actualmente se encuentran, por orden del Fiscal Enrique Gavier, acusados de "daño calificado, atentado a la autoridad calificado e intimidación pública agravada, ocurridos durante el pasado 20 de agosto, cuando se votó el recorte de jubilaciones. (Noticia en La Voz)

Este retorno cíclico a prácticas represivas e intimidatorias que ya fueron utilizadas con anterioridad tanto por los regimenes de facto, como por los democráticos de Angeloz / Mestre / De la Sota, tiene su correlato necesario en el fracaso de las negociaciones entre los gremios estatales y el gobierno, y la desastrosa situación económica provincial. Ahora se hace evidente que Schiaretti necesita de estos rehenes para continuar apretando a los gremios y finalmente doblegar el plan de lucha que se lanzó el viernes para desarrollarse durante esta semana.

Sin temor a equivocarnos podemos decir que el gobernador cordobés, quien ya ha anunciado que tiene serios problemas para pagar los sueldos públicos a tiempo, ha lanzado ya su propio plan de lucha. Si analizamos desde esta perspectiva lo sucedido, no es casual ni el modus operandi (razzias y allanamientos nocturnos) ni el momento elegido (inicio de fin de semana) ya que de esta forma se le garantizarán a los demorados tres o cuatro días de prisión que incluso podrían llegar a pasar en Bower.

Es evidente que los cursos y seminarios de la Fundación Mediterranea incluyen algún ítem dedicado a estudiar el control social ya que siempre sus integrantes (y Schiaretti lo fue) obran de la misma manera para tratar de controlar el descontento.

El guionista de Carrió

Ya lo deciamos nosotros: detrás de la maldita reactivación está el deeemooooniooooo.
(Hacer click en la imagen para ver mejor)

Gracias a Eduardo, nos enteramos que alguien se tomó el trabajito de escanear uno de esos panfletos que algunas sectas -en este caso Los Niños de Dios- utilizan para cooptar fieles.

De esta forma pudimos descubrir de dónde cuernos sacaba letra Lilita Carrió, sino pasen y vean.