Redes sociales

23 marzo 2010

Conservas

El viejo Liceo General Paz fue testigo del paso de varios próceres de nuestra política nacional, desde  De la Rúa, llegando a Luis Juez e incluyendo al propio Oscar Aguad quien debe su mote de "Milico" justamente a su tránsito por la institución. Digamos entonces que fue algo así como una "cuna de campeones" pero al revés.

El Liceo también tuvo participación en algunos hechos memorables como su adhesión a distintos golpes y asonadas militares que jalonaron nuestra historia nacional y que incluyeron la movilización de nóveles -y asustados- reclutas bajo el mando de oficiales omnipotentes como el ex general y actual convicto Luciano Benjamín Menéndez.

Ahora la institución educativa está revolucionada a partir de la implementación del Ministerio de Defensa de varias reformas educativas que han caído muy mal entre los padres de los estudiantes, quienes haciendo despliegue de una ideología 100% conservadora han realizado un abrazo al LMGP para pedir que se de marcha atrás en la disposición ministerial.

Pero ¿a qué se oponen estos padres? En primera medida, y a partir de lo que han manifestado por los medios radiales esta mañana, están absolutamente en contra de que sus hijos no reciban instrucción práctica en el uso de armas hasta 4º y 5º año. Supongo que la ternura de ver a tu pequeño párvulo de 12 o 13 añitos cargando y apuntando un vetusto mauser o disfrazadito de comando es un derecho que cualquier progenitor debe defender a muerte y a esa patriada los pater familiae no renunciarán jamás.

Otro aspecto urticante es el retiro de la enseñanza del catolicismo y también el hecho de que los sables que normalmente se entregan en 3er. año no serán bautizados por un capellán militar, cosas ambas que como todos sabemos son fundamentales en todo conflicto belico, porque a cualquier soldado le importa establecer -antes de achurar a su enemigo- que tiene las armas benditas y que hasta el Papa está de su lado ayudando a empujar la bayoneta en nombre de Cristo Rey.

Finalmente pero no menos importante, es el hecho de que los padres resisten decididamente a la pretensión de que sean los egresados (al ser mayores de edad) y no sus progenitores los que pongan la firma que los declarará de por vida como parte integrante de la reservas del Ejército Argentino. Se ve que este avance sobre la patria potestad por encima del libre albedrio de los principales implicados es una muestra más de lo lejos que estamos los argentinos de vivir en una sociedad como la espartana. Y así nos va.

5 Comentan sin ponerse colorados:

Nix dijo...

¿Alfonsin no estudió en el liceo de San Martin?
Cuestan los cambios. Cuando el Nacional BsAs se hizo mixto algunos lo plantearon como un atropello a la historia y tradiciones de nuestra patria. En Córdoba pasó algo similar con un colegio tradicional [se me escapa el nombre] Creo que tiene que ver con mantener parte de lo que fue nuestra infancia/adolescencia intangible. Cada vez que hay un cambio en "mi" colegio lo sufro. Por más que sea para bien.
saludos

Tux dijo...

Nix: Creo que tiene razón, que Alfonsín fue al otro Liceo, lo chequeo y lo corrijo. El colegio que no recuerda el nombre es el Monserrat.

Anahí dijo...

Ajá, me acuerdo del despelote que se armó con el Montserrat, lo que no me acuerdo es en qué quedó el asunto. Tampoco entiendo qué tiene que ver el Ejército, la Garré, el Liceo Paz, y la mar en coche (¿no tienen que cumplir todos los colegios los mismos programas? ¿cómo es?)... pero la fotito de las conservas me dio hambre... bah, antojo...
Slds.

Tux dijo...

Anahí: Lo del Monserrat terminó en que hay mujeres en el colegio y que son las mejores alumnas. Lo de los Liceos tiene una trampita porque no dependen del Ministerio de Educación sino del ministerio de Defensa, de ese hecho se agarran los padres para impedir que los alcancen las generales de la ley. Hace unos años cuando Garré quiso cerrar los liceos se armó un bolonqui bárbaro pero el argumento ministerial era importante: ¿por qué defensa debe tener colegios secundarios a su cargo?

Anahí dijo...

Ahhhhhhh, ¡no se puede creer, a esta altura de las cosas! Entonces una cuestión de "marcada de cancha" más que resistencia al cambio... lo que pasa es que hacen mucha bulla, en vez de cerrarlos, ley o decreto pasándolos a Educación, como debe ser carajo, y sanseacabó.
Slds.