Redes sociales

11 marzo 2010

Lo lamento, pero Hilary no es muy IN

Cuestionar el pago de la deuda nunca tuvo buena prensa, salvo quizás durante el primer período de Néstor Kirchner donde, default y quita mediante, se cayeron varios mitos sobre los tenebrosos peligros que supuestamente acosaban a las naciones "no pagadoras".

En aquellos años una parte importante de la derecha se escandalizó cuando se decidió dejar de lado al FMI y se ganó en independencia económica evitando el periódico desfile de los técnicos el Fondo cuyos pronósticos solían ser más apocalípticos que cualquier otro que podamos escuchar hoy. Aquella fue una libertad costosa, pero es una libertad cuyo beneficios gozamos en el presente.

Honrar la deuda también fue durante largos meses un caballito de batalla del staff de economistas del stablishment para oponerse a la quita que en su momento negoció el país con bastante éxito. De esta forma quedó claro quienes estaban del lado del endeudamiento perpetuo utilizado como herramienta de dependencia y aquellos que durante años creímos que había que romper esta larga y pesada cadena del colonialismo económico.

Pero el tiempo pasa y nos vamos poniendo tecno(cratas); ahora la taba se ha dado vuelta y observar la deuda pidiendo que se investigue su legalidad es como cuestionar a la madre, a la virgen o el honor de la hermana. Algunos de los que hasta hace poco creían que estaba bueno darle largas a los acreedores que por décadas habían exprimido al país con salvajes intereses han despertado a una nueva realidad: si queremos volver a los mercados de capitales tenemos que pagar, y como renovados evangelistas del préstamo externo nos quieren asustar diciendo que es esto o el ajuste.

De esta forma y obviando claramente que hay otras salidas, se nos impone elegir entre el abismo sin fondo y el precipicio sin fin, lo cual aunque sea una mentira bastante fácil de refutar a partir de la historia reciente del país, engancha a muchos por el sencillo hecho de que el argumento hace pie en el miedo que como sociedad nos supimos conseguir.

El principal logro de las largas décadas de dictaduras, golpes, crisis políticas y debacles económicas acompañadas de una buena dosis de traiciones en democracia, es haber generado que el discurso posibilista cale fácilmente, obteniendo difusores convencidos y contagiosos cuya principal misión es la de reproducir lo que dice el poder sin cuestionar nada y con una nula tolerancia a los cuestionamientos. Y esto es así porque muchas veces se convence por la potencia del poder antes que por la lógica interna de lo que se dice.

En esa misma tónica y desconociendo que en nuestro país el anti imperialismo suele ser más fuerte y extendido de lo que los medios suelen mostrar, a alguien de Prensa de la Presidencia no se le ocurrió mejor idea para avalar la política actual que recurrir a la palabra de la Secretaria de Estado norteamericana Hilary Clinton. Palabras que dicho sea de paso, son muy diplomáticas; pero que desnudan hasta dónde ciertas visiones globales y del rol de la Argentina en el mundo permanecen muy firmes en la mente de muchos publicistas, al punto que nadie rapara que la Sra. Clinton habla parada desde la economía más endeudada del planeta y epicentro de la crisis global en curso.

Así el criterio de verdad es primitivo porque lo único que aporta para sostenerse es ¡Y lo dijo la Hilary! casi con el mismo tono de arrobada sumisión con que La Nación reproduce las editoriales del Wall Street Journal que anuncian las más variadas catástrofes a las naciones de la región que no se sumen al tren del imperio.

Como dijo alguien que ya no recuerdo: Hay algunos argentinos que viven preocupados por insertarse en el concierto de las naciones y no se dan cuenta que a esa orquesta la dirige el mismísimo demonio.

5 Comentan sin ponerse colorados:

Anahí dijo...

Había escuchado algún comentario, pero no sé, creí que era una chicana o una broma de mal gusto... Es de puro cinismo la propaganda, me produce violencia interior, y sumado a la consulta a Daniel Marx... vómito, si prefiere.
Slds.

Tux dijo...

Anahí: siempre la realidad supera a a la ficción.

Javier dijo...

Cuando H Clinton dijo eso yo la vi en vivo porque cortaron 678 para dar en vivo la conferencia de prensa luego de la reunión con Critina , y yo me enojé mucho con la pregunta de ese periodista , que no se si era yankee ingles o un argentino cipayo pero la hizo en ingles , preguntandole que opinaba del pago de la deuda con reservas , y yo pensaba quien ese esta mina para opinar sobre eso que es algo totalmente soberano y no opinable , salvo que cretyeran que somos una colonia yankee y pueden opinar libremente sobre nuestras políticas , y menos una diplomatica como supuestamente es esta Hillary Rodham Clinton , la que perdió las primarias y apoyo la guerra contra irak , y la mina respondio supuestamente diplomaticamente diciendo it works , sigan pagando que esta muy bien , o lo obvio que podia decir alguien .
Y el tarado que usa eso de publicidad no tiene dos dedos de frente , porque si queres usar a Clinton opinando de tus politicas ,un concepto neocolonialista , al menos usa cuando dice que reconoce la gestion por mejorar la distribucion de la riqueza .

Igual es claro que yo no quiro que opine de eso , yo quiero que diga no nos metemos en la politica interna de otros paises , y si queria agregar , que siempre esta bien pagar las deudas o el abc del sistema capitalista

Un abrazo

AntiKK(Antikingkong) dijo...

Yo tambien me calente como Javier, al igual de la otra pregunta que hizo la periodista de clarinete, hilary le contesto como corresponde, con diplomacia, ademas, por otro lado, si bien deben estar al tanto, no creo que haya sido un tema central en la reunion, tampoco es un tema muy prioritario para HC, muy informada de lo que pasa no deberia haber estado, excepcion que lilita haya mandado otra carta a la embajada.-

Esa pregunta fue solo para molestar nada mas, creian que iba a decir algo en contra, lo mas gracioso si hubiera dicho algo en contra iba a ser titular al otro dia en los grandes diarios socios y monopolicos, pero como les salio el tiro por la culata no publicaron casi nada.-

PD: Tux viste que se paso fantini al monopolio, ya se fue al carajo, ahora ya no lo banco, perdio su independencia que le daba el diez.-

Tux dijo...

Javier: Coincidimos en casi todo, lo único que pienso hace rato es que pagar las deudas está bien, dejarse afanar no. Si tenés una deuda cuya legitimidad está en duda lo menos que podés hacer es cuestionarla. Seguramente podremos discutir si gobiernos anteriores la legitimaron o no o si con la quieta fue suficiente; pero el desendeudameiento tiene que contemplar cuanto de este dinero es real y cuanto una mentira, algo que por otra parte está bastante probado.

Anti: No vi lo de Fantini, le perdí el rastro al muchacho. Me voy a poner al tanto.