Redes sociales

09 marzo 2010

Sobre una renuncia y el federalismo

Ayer lunes me pude enterar con bastante tristeza de la renuncia de Gabriela Cabus a la dirección de Radio Nacional Córdoba, la misma se fundamentó en la desidia que desde hace mucho tiempo viene sufriendo la emisora (ver carta de renuncia aquí). Desidia a la que Gabriela enfrentó desde el primer día en que asumió, logrando alcanzar varios objetivos con mucha inventiva y casi nada de dinero. De esta forma no solo R.N.Cba. fue la única emisora de la ciudad que supo dar una visión distinta en nuestra provincia durante el conflicto de la 125 sino que además alternativizó claramente a la hora de difundir los alcances de la nueva Ley de Medios.

Paralelamente Gabriela pudo dotar a los trabajadores de la radio de insumos básicos para desarrollar sus tareas y de los que carecían desde hacía tiempo; por primera vez en años hubo movileros de R.N. Cba. recorriendo las calles de la ciudad, se impulsó una red de corresponsales barriales, se arregló -hasta donde se pudo- el Auditorio, se renovó la programación y se puso un portal de la emisora en internet, esto último que parece casi como una zoncera es doblemente destacable porque no solo fue la primera de la cadena hacerlo sino que incluso precedió a la de RN Buenos Aires.

Todos estos esfuerzos y logros chocaron siempre con la misma cadena orográfica de obstáculos: el manejo centralista y desacertado de los medios estatales que se hace desde Capital. Vale acotar aquí que ninguna de las emisoras de RN tiene autarquía económica, sino que se mueven con partidas de dinero que en líneas generales solo cubren salarios y el pago de algunos servicios. Todo los demás gastos desde el papel o la tinta de las oficinas o de la sala de redacción, o el agua de los dispensers deben ser cubiertos con lo poco que se pueda generar localmente y que no deba ser girado a Capital Federal (para eso se tramita una autorización expresa), ya que el grueso de los devengado en concepto de pautas publicitarias o del alquiler del Auditorio debe ser enviado allá.

De esta forma se puede comprobar de manera fehaciente que ciertos conceptos muy manoseados últimamente como el de federalismo asumen su forma real, bastante alejada de cualquier ideal positivo, porque mientras Radio Nacional Buenos Aires paga salarios muy importantes a las "estrellas" de su programación, la gran mayoría sus emisoras del interior viven casi del aire y completan su programación con retransmisiones de la señal porteña. Y en Córdoba, se los aseguro, hay profesionales tan buenos e incluso mejores a los que actualmente completan la plantilla de Buenos Aires.

Mucho se ha hablado en otros blogs sobre las gruesas fallas en la política de comunicación del gobierno y eso es cierto, pero lo que vemos en muchos medios públicos es que el ESTADO se mueve con una lógica muy cercana a un unitarismo tan básico que haría temblar de alegría hasta al propio General Paz. De esta forma la letra y el espíritu de cualquier norma, como por ejemplo la nueva ley de Medios, se dan de cabeza con un sistema burocrático pensado y desarrollado con el mismo concepto que llevó a que las vías de los ferrocarriles argentinos converjan en abanico sobre el puerto: la Capital es, fue y será, el centro político y económico del país.

Aunque a algunos amigos les cueste asumirlo sostener hoy de manera consecuente la bandera del federalismo es sin dudas un acto progresista, aún cuando buena parte de la derecha asocie lo federal con posiciones cuasi secesionistas o con lo peorcito del conservadurismo provinciano. El federalismo por todo lo que implicó históricamente en las provincias debiera ser el eje central de cualquier proceso de redistribución de la riqueza y no -como vemos muchas veces- la excusa del capital concentrado para defender sus ganancias.

El problema es que cuando este esquema del poder económico está tan cristalizado en las estructuras estatales hacen falta algo más que buenas leyes o esfuerzos voluntariosos, es imprescindible la voluntad política real y permanente de demoler los viejos paradigmas y poner al Estado al servicio de todo el país.

15 Comentan sin ponerse colorados:

quijanog dijo...

Excelente post!

Saludos

Anónimo dijo...

más claro echale agua... tux me saco el sombrero por su post

saludos

Pancho Oliva

Anónimo dijo...

Che, no se va a decir nada que Cabus usurpaba un cargo que se le había otorgado cuando su agrupación formaba parte del gobierno y que, al estilo Redrado, no quería largar por nada del mundo cuando se agrupación pasó a formar parte del grupo contrario. No hacer falta ser K para darse cuenta de esto: no se puede tener un enemigo adentro de casa. Y es una lástima: porque ser oposición es loable, pero pretender hacerle un juicio a la presidenta en el monento en que se está, ya es otra cosa. Quiero decir: puede ser muy loable denunicra a la presidenta y salir al lado de pIno en la foto, pero seguir siendo parte del mismo gobierno al que se denuncia ya es de paranícos. ¿No te parece?
Tux, también decite algo de Adriana Caraune, la 'gran incorporación' de Cabus, que la otorgaba a la Radio una gran cuota de sentido común de señora de barrio que ostenta como máximo deseo trabajar en Cadena Tres.
Las cosas en la radio están mal, pero lo estuvieron antes de Cabus, durantes Cabus y seguramente post Cabus. Y Cabus usurpó su cargo hasta que le hicieron todas las que había para que se fuera.
Pero que se fuera, guste o no, también es un acto de justicia.

saludos

Ricardo

Anónimo dijo...

Me olvidaba de decirlo: caraune, además de ser una locutora de dudoso gusto y una pesima conductora -hablar de pèriodismo sería muy generoso- es, también, cliente del señor abogado de lso periodistas cordobes. Qué, oh, es pareja de Cabus.
Entonces:
_Querida, dónde la metemos a la gordi?
_ Qué sé yo, decile que vuelva a la casa, o hable en la Sucesos.
_ Pero que nadie le da bola, ni le atienden el teléfono.
_ Bueno, traela a la radio-
_ Dale, y vos vendé que es la gran incorporación. Y de paso me aseguro que me pague por mis servicios. Tengo un par de muertos más, los querés?
_ Ysí, te pagan, decime, quiénes son?
_ F...

Con Sabatella más cerca del gobierno, con Pino que no le afloja el brazo a nadie y quiere todo para él, que es el más grande todos lso tiempos,y con Farinello retirado, ?a qué gran pro hombre van a ir a buscar las liebres?
En 2011 lo sabremos.

Anahí dijo...

Muy buen post, Tux. No sólo falta de federalismo: falta de pluralidad, de visión estratégica, de idoneidad, y de don de gente. La verdad es que la Seoane es un esbirro peor que el anterior.
Dicho sea de paso, lo mandaron sw paseo a Rulli (que no cobraba un mango) de la peor manera, y ahora ¡¡publicitan las actividades mineras vendiendo progreso!! Son de lo peor.
Slds.

Tux dijo...

Ricardo: Lo suyo es parte del discurso intolerante con que últimamente se han revestido algunos defensores de lo indefendible. En líneas generales respeto lo que dice aunque no coincido, pero por otro lado estoy absolutamente en desacuerdo cuando se mezclan en la discusión elementos de la vida personal de los involucrados que claramente no tienen nada que ver con el asunto. Eso es bajo y tiene la misma matriz de quienes por criticar al gobierno se meten entre las sábanas de los kirchner para justificar cualquier agresión gratuita.
Por otra parte la actividad profesional de la pareja de Gabriela Cabus es por todos conocida porque es abogado del CiSPren y la CTA y prácticamente no hay periodista de esta provincia que no haya requerido de sus servicios, los cuales han sido lo suficientemente eficientes como para haber molestado bastante a los grupos monopólicos de Córdoba.

Tux dijo...

Anahí: Gracias por su comentario, pero yo tengo mis dudas sobre el alcance del poder real de algunos funcionarios. Tengo la impresión -sin quitarle responsabilidades a nadie- que el Estado tiene mecanismos tan perversos que son muy dificiles de destrabar... o por lo menos quiero creer eso.

Anahí dijo...

Tux, entiendo lo que dice. Es una trama en realidá. Pero si me permite le recomiendo se dé una vueltita por aquí y lea algunos intercambios, sobretodo uno entre Eva... y un tal Mariano Saravia :
http://www.grr.org.ar/censurahsur/index.php?tituloseccion=Cartas+de+los+Oyentes&modulo=solidaridad2
Slds.
pd: creo que alguna vez comenté algo sobre los ecuchantes, no?

Anahí dijo...

Tux, algo sin relación y que recibí por email:
http://www.comercioyjusticia.com.ar/pagina.asp?id=19811
Slds.

Tux dijo...

Gracias Anahí por los links

Anónimo dijo...

Ok Tux, me extralimité en algún punto. Lo escribí en caliente.
Aún así, hay dos cosas que me gustaría que uetd profundizara, o hubiera escrito en su post, que habitualmente son muy completos. Por un lado, la permanencia en un cargo público de una persona que es claramente opositora a la gestión. Si yo creo que Menem hace mal las cosas, en el gobierno de Menem no laburo. ¿Se entiende? Sé que las liebres ya tenían un discurso armado al respecto: que el cargo es público. ¿Coincide con esa argumentación agarrada de lso pelos?
por otro lado, usted hablar de lso abances de la radio gracias a Cabus. Particularmente, no los he visto, y si debí apagar la radio durante la mañana para no tener que escuchar a esta mujer Caraune. ¿Cree que esas son las nuevas voces que hacen falta?
Por último, la decisión de levantar a Bringas y Cia fue de Cabus, no? En qué quedamos entonces?
Me suena muy a Nelson castro esta historia: tenso la cuerda hasta que me obligan a irme y digo un montón de cosas.

Esta chica Anahí dice: falta de estrategia. Justamente, la falta es tener como número uno a una integrante de la oposición. ¿O no?
Con respeto

Ricardo

Anahí dijo...

La falta de estrategia, para decirlo mal y rápido, es borrar con el codo lo que se escribe con la mano; la RNA es pública, no del gobierno, o sea, es de todos nosotros, no de los k. Y así lo que se muestra es que la ley de medios era una ley contra Clarín y en función de contraponer "otro polo hegemónico en la disputa".
En fin, una lástima, y un desperdicio.
Es lo mismo que con las mineras, la soja, el petróleo, el pago de la deuda, teoría del derrame, etc.... pan para hoy, hambre para mañana...
Slds.

Anónimo dijo...

A ver si nos entendemos... por lo que he leído públicamente acá en ningún momento se le pidió la renuncia a cabus por ser de libres del sur... sino que se la obligó práctimaente a renunciar por los compromisos asumidos de que iba a salir una nueva programación, con gente nueva, de la cual se puede estar de acuerdo o no, te puede gustar o no... y esa conduccion nacional despues retaceo los contratos una vez que antes ya habia dicho que sí... aca el tema pasa porque hay tantos recursos para la radio nacional de capital federal y las del interior siguen sin guita y las mejoras que hay es por el gran esfuerzo que hacen sus integrantes, sacando de donde no hay... ese es el punto, lo demás son bravatas de kirchenristas ofuscados porque se les cae la careta...

pancho

Anónimo dijo...

como lo eras vos hasta hace un año.

Tux dijo...

Ricardo: La equiparación / comparación que hace de este gobierno con el de Menem corre por su cuenta.
Si para usted el asunto pasa por ser más o menos adicto al presidente de turno le digo que eso no va ni con lo declarado por los responsables de la red de medios estatales ni por la nueva ley de medios.
En cuanto a sus gustos personales sobre tal o cual periodista creo que no hay mucho que decir salvo que es un tema opinable.
Por otra parte lo de Bringas fue incorporarla a un programa matinal con un lugar de importancia y además con un programa propio los sábados. En el caso de Pesoa no estaría mal que lea la carta del propio conductor llamada "He muerto" para tener de primera mano lo que sucedió con esta persona, los recortes a su pauta publicitaria y los franeleos contractuales que no emanaron precisamente de la dirección de Córdoba.
Finalmente, a diferencia de Castro, Gabriela renunció y punto, explicitando claramente por qué se retiraba sin mentir, sin exagerar ni esperar ningún resarcimiento económico.