Redes sociales

30 mayo 2010

Colombia, el riesgo es que no quieras cambiar


Las elecciones en Colombia han dejado un sabor extraño en la boca de muchos observadores que esperaban un panorama mucho más reñido, pero también van quedando para todos algunas enseñanzas que siempre son buenas para tener en cuenta.

Primero aclaremos que contabilizados ya más del 90% de los puestos electorales y con una abstención del 50% del padrón, el candidato oficialista Juan Manuel Santos supera con el 46% de los sufragios a su oponente Antanas Mockus quien recibió un poco más del 21% de los votos. Esta situación, y de acuerdo a las leyes colombianas impone una segunda vuelta que seguramente -y dado el amplio margen de la primera- será ganada por Santos quien representa la continuidad indiscutida del uribismo.

Con estas cifras en las manos se pueden sacar algunas conclusiones interesantes y cruzar algunas informaciones que echan luz sobre lo sucedido.

En primer término es evidente que la construcción artificiosa de Mockus como candidato "opositor" demostró que más allá del despliegue mediático donde internet tuvo un rol destacado, esto no alcanzó para cimentar una figura que se presentaba como muy integrada al stablishment dominante como para diferenciarse en algo más que el discurso. En ese marco algunos de los grandes perdedores se ubican en las consultoras y empresas encuestadoras que pronosticaron números más auspiciosos para Mockus que los que finalmente arrojaron las urnas; pero en este caso también es importante destacar que aparentemente en algunas regiones de Colombia el fraude y el clientelismo a favor del partido de gobierno funcionaron aceitadamente permitiendo una distorsión superior al normal error de cálculo probabilístico.

En este mismo momento Facebook y Twitter están siendo bombardeadas por los partidarios de Mockus para denunciar las maniobras fraudulentas, pero también son contestados ácidamente por los seguidores de Santos quienes alertan que las redes sociales son las "únicas provincias" donde ganó la oposición.

Por otra parte siempre es bueno recordar que todavía en Colombia la violencia política es moneda corriente y una importante parte de su población no vota, ya sea porque descree de un sistema viciado que solo sirve para rotar de virrey, o porque se lo impide el aparato paramilitar narco, o porque vive en regiones dominadas por las FARC, o sencillamente porque está tan marginada socialmente que las elecciones le importan poco y nada. Esto implica que siempre los datos de participación son bastante parciales y pocos medios reflejan que existe un país subterraneo diferente y más complejo que aquel que muestran las campañas colombianas al exterior y que reducen su imagen a bellos paisajes con relatos edulcorados rematados por la frase: "Colombia, el riesgo es que te quieras quedar".

El riesgo colombiano es mucho mayor pero no solamente por la incidencia de la narcopolítica o la incapacidad de su dirigencia para encaminar su país a un proceso de pacificación, sino porque impone su modelo neocolonial y de sumisión a los EE.UU. como el único standard político posible, con candidatos títeres que solo demuestran que la corrupción y la dependencia no son variables independientes sino parte integral del propio modelo y que el guerrerismo seguirá desangrando a la hermana nación para desgracia de sus habitantes.

4 Comentan sin ponerse colorados:

manuel el coronel dijo...

Es un tema harto complejo compañero, pero casi predescible observando cómo encaró la campaña el excentrico matemático. Colobia es un verdadero kilombo, una de las puntas del ovillo sería la desmovilización de la guerrilla, pero quien les garantiza a sus miembros, una vez desmovilizados, que no serán asesinados como ya ocurreira?

Otra de las cuestiones es que probablemente Uribe de haber sido candidato, hubiese cocechado más votos.

Pero me quedo con lo que dice usté, no alcanza más que para el impacto mediático (bien a lo pro) la estrategia mockista de la web y sus excentricidades.

Colombiana dijo...

saludos a ti, leo tu blog y muchos del movimiento naquipop (asi se escribe?) a menudo, me parece que describen bastante bien el sentir del pueblo argentino, cosa que no se ve bien en los grandes diarios como Clarin (que incluso por estos lados tienen cero credibilidad)

me permito disentir respetuosamente contigo, el gobierno de Uribe ha sido exitoso en un pais desangrado por una guerra civil contra terroristas (como llamas a un grupo que envia cilindros de gas a destruir una iglesia donde se ha refugiado población civil?) las FARC como grupo ideológico han dejado de existir hace muchísimo tiempo y ahora solo se dedican a extorsionar y delinquir

mi padre fue miembro del M-19, una guerrilla colombiana que luego pasó a ser un movimiento político y aun asi está bastante de acuerdo con las políticas del uribismo en el sentido que le han devuelto la fuerza a la investidura presidencial y el hecho que la gente de por si se siente más segura tanto en las ciudades como en el campo

Aqui es muy poco probable que alguna vez gane un proyecto politico que no esté basado en mantener la seguridad de la gente y mucho menos alguno de corte izquierdista debido al influjo maligno de las "guerrillas" narcoterroristas, no es una situación ideal pero con sus aciertos y sus errores nuestros gobernantes han mantenido el pais a flote a pesar de la guerra civil que nos desangra hace más de 50 años.

Yo sé que tu y muchos de tus compañeros están totalmente en desacuerdo con las politicas derechistas de Uribe y no desean la continuidad en Santos, pero la verdad mientras existan las FARC no hay otro camino desafortunadamente

Muchas gracias por permitirnos opinar en tu blog y espero que no te haya molestado mi intervención, he procurado ser lo más respetuosa posible

Un gran saludo al hermano pueblo argentino :)

Tux dijo...

Manuel: Sin dudas es complejo el asunto y uno desde aqyuí apenas si puede ver la punta del iceberg.

Colombiana: Gracias por leer el blog. Creo que en este asunto el problema de fondo es cómo llegar a un proceso de paz que contenga a todos. Mientras EE.UU. apoye en cambio gobiernos que proponen procesos de pacificación que incluyen la eliminación de los opositores, creo que las cosas entran irremediablemente en un callejón sin salida.

Colombiana dijo...

Gracias por la bienvenida :)

En eso estamos muy de acuerdo, el problema es que ya se ha intentado hacer procesos de paz pero las FARC no tienen intenciones de desmovilizarse ya que se han convertido en un negocio, la organización a la que perteneció mi padre se desmovilizó en respuesta a las peticiones de la gente, nunca fueron narcotraficantes ni hicieron terrorismo de la manera que lo han hecho las FARC.

Te recomendaria que leyeras algo sobre el proceso de paz del año 98/99 y la desmilitarización de la región del Caguán para que veas por qué se les ofreció un diálogo y ellos simplemente quisieron seguir delinquiendo porque no les interesa desmovilizarse, es por eso que es bastante inviable un gobierno de orden popular debido a que la gente en general tiene miedo a quedar bajo el control de las FARC.

Lastimosamente, mientras las FARC sigan existiendo como existen ahora, Estados Unidos siempre tendrá forma de presionar para llevar al poder a un gobierno de orden derechista que se dedique a combatirlos militarmente

Gracias de nuevo y ojalá algun dia mi pais pueda tener un gobierno de corte realmente popular, con igualidad y justicia social :)