Redes sociales

03 mayo 2010

¡Pero si la crisis ya pasó...!

Cuando se habla de la crisis económica global es tan nocivo sumarse al catastrofismo apocalíptico de algunos como negar su existencia o decir displicentemente que ya pasó y a nosotros nos rozó como un balazo lejano.

La cosa suele ser más complicada y la historia de estas debacles capitalistas no enseña que más que UNA explosión fuerte con onda expansiva, suelen ser una sucesión encadenada de explosiones que se retroalimentan entre si, expandiendo sus consecuencias en el tiempo y en el espacio socio-económico.

Grecia es una muestra de ello, la permanencia de los problemas de empleo en los EE.UU. es otro, y la sensación en España y en Portugal de que se vive sentado sobre una bomba de tiempo también lo es.

Pero además de estos tembladerales de los que la prensa suele dar datos, acotados y fríos -quizás tratando de evitar un efecto de cascada psicológica que desaliente algunos indicios de recuperación- lo cierto es que toda Europa resiente la crisis y sus manifestaciones más duras, en cuanto al aumento de desempleo, planes de ajuste estatales y recortes empresariales, conforman un magma que empuja cada vez con más fuerza.




0 Comentan sin ponerse colorados: