Redes sociales

26 junio 2010

Córdoba está de aumento

Mágicamente los astros se alinearon para el gobernador Schiaretti en este 2010. De un lado el sol del desendeudamiento y la moratoria con la Nación, entró en la órbita del cometa mundialista y se sumó brillante a la voluptuosa tentación venusina de encarar un proceso de redistribución de la riqueza al uso nostro.

Así, favorecido por su buena estrella Juan el Ajustador se transformó en Juancito de los Aumentos y se lanzó a distribuir los dineros que hoy le sobran y los dineros que vendrán mañana de la mano de las nuevas deudas que la provincia empieza a contraer.

Ah, pero todo tiene su inicio y su final, su Alfa y su Omega, por eso para contar esta historia lo mejor es ir hacia el principio en aquellos muy lejanos días anteriores a que la hechicera y voluble Jabulany comenzara a hipnotizarnos en las canchas sudafricanas. Allí, a fines de mayo, la primera tanda de anuncios recorrió la senda de las promesas de obras públicas, viviendas, rutas y comisarías nuevas; pero después cuando las mágicas vuvuselas nos atraparon como homéricas sirenas, la torta comenzó a cortarse en serio y de una forma muy particular

Es que entre los primeros invitados a la fiesta llegaron de golpe y porrazo los 757 funcionarios políticos que ocupan cargos de jefes, subjefes, directores y subdirectores de la plantilla estatal que ahora podrán perpetuarse en sus sillas mediante un concurso donde ellos, como titulares de sus reparticiones, correrán con el caballo del comisario al recibir un puntaje extra que condiciona seriamente las oportunidades de los otros competidores. Como si esto fuera poco pareciera que hay más necesidad de trabajo que oficinas por lo cual existe desde hace tiempo jefaturas en el organigrama provincial que demuestran que la creatividad burocrática no tiene fin; vayan como ejemplo el puesto de "Jefe de Correos Electrónicos", el de "Subdirector de relaciones con agrupaciones barriales diversas" (el agregado de la palabra "diversas" es un hallazgo genial para marcar la longitud indeterminada de la subdirección), el muy curioso "Jefe de Área de Factor Humano" (¡?) y el profundamente contradictorio con la linea ideológica del gobernador, "Jefe de Pensamiento Latinoamericano".

Está claro desde el vamos que varias reparticiones tendrán en muchos casos más nombre que presupuesto y por eso es importante asegurar a los cuadros de la cúpula salarios atractivos. De esta manera la segunda parte del plan de redistribución de la riqueza ha comenzado con el anuncio de un substancial aumento compuesto por un monto fijo extra de entre $2500 a $4500 según el área, recomposición que recibirán únicamente los legisladores provinciales y los funcionarios de alto rango de los Ministerios, interpretando de manera ejemplar aquel viejo dicho de que la caridad bien entendida empieza por casa.

Mientras tanto -y como era de esperar- en la nutrida base de la pirámide compuesta por empleados rasos y jubilados provinciales ha cundido el descontento, pero -como también era esperable- las reacciones orgánicas al salariazo para pocos han sido más bien escasas, al punto que el SEP, de excelentes relaciones con el ejecutivo provincial, apenas si se ha inquietado ante la calentura de sus afiliados convocando a una tímida marcha de "cuerpos orgánicos" para la semana próxima.

En la Legislatura las reacciones al principio fueron de mayoritario beneplácito y salvo el monobloque de Izquierda Socialista, todos los jefes de bancada se sumaron entusiasmados a la propuesta. El problema comenzó cuando el recinto de las leyes comenzó a percibir el mal humor callejero y el bloque del juecismo, que en principio había dado un espontaneo SI, recibió la visita de Luis Juez quien con su particular estilo vertical avisó que quienes votaran favorablemente la propuesta del ejecutivo se quedarían afuera de todo.

Esta última maniobra cambió rápidamente el panorama y hasta los radicales encontraron allí la excusa perfecta para dar un golpe de timón y no quedar pegados con una resolución que ha caído muy mal en el conjunto de la sociedad. El próximo miércoles se debería votar la propuesta de este llamativo aumento y por lo que se percibe hasta aquí es probable que si sale solo lo haga solo con las manos alzadas del PJ.

Ahora Schiaretti espera que el Waca Waca que circula en las venas de todos termine adormeciendo y minimizando los costos políticos de su impopular resolución, mientras en su boletín oficial La Mañana de Córdoba, los escribas de Ricardo Jaime dicen que mostrar tanta exagerada preocupación por los dineros del estado y los salarios de los funcionarios es otra pata de ese concepto multiuso y gelatinoso llamado "antipolítica".

2 Comentan sin ponerse colorados:

Ezequiel dijo...

la impresentable de liliana olivero es la peor de todas!!! estuvo pidiendo aumento en la legis desde el primer día y transa algunas ausencias y su silencio en algunos temas por cargos en el ejecutivo... impresentable con todas las letras...

Tux dijo...

Ezequiel: En lo personal no comulgo con muchas de las ideas y estilos de Liliana Olivero pero en este caso no creo que sea la peor de todas como expresas. Primero porque todos los bloques hace meses que están tratando el tema del reajuste, TODOS incluido el de I.S. Esto lo admitido todos los presidentes de bloque públicamente.
Lo que si rescato de la Olivero es que fue la única que en este caso particular fue directa y frontal desde el vamos. Quizás a esto lo haya podido hacer porque es un bloque unipersonal y mientras ella sola escribía su comunicado el resto de los bloques estaba discutiendo qué hacer, o quizás sea porque ella tiene siempre un NO antes de empezar a hablar de cualquier cosa.
Lo cierto es que la mayoría de los legisladores tenía la idea de que el reajuste andaría por los carriles del que se le entregó a los empelados públicos hasta que apareció Schiaretti con esta bocha de plata y a varios les temblaron las patitas.