Redes sociales

24 junio 2010

Guetos

Cuando determinados grupos sociales, encapsulados muchas aveces a partir de prejuicios ajenos, se vuelven demasiado visibles, tanto como para exigir algunos derechos conculcados a partir de la herencia cultural, no tardan en aparecer los constructores de guetos. Guetos que muchas veces son físicos, como las ciudades - barrio con las que De la Sota "deportó" a los más humildes ciudadanos de Córdoba a la recontra-perifería urbana.

Pero también hay otros guetos, los guetos jurídicos que establecen ciudadanos de primera y de segunda categoría, como por ejemplo el código civil de Vélez Sarsfield que durante largísimas décadas estableció odiosas diferencias en el tratamiento a hombres y mujeres aduciendo razones "naturales" cuando en realidad se encubría la discriminación y un sistema de opresión social de claro contenido machista y patriarcal.

Ahora, con la discusión del matrimonio entre iguales o matrimonio gay, los artífices de barrios cerrados quieren imponer su visión de country al resto de la sociedad. Ante la evidencia de que la homosexualidad no es, ni una enfermedad o una especie de tara descalificadora, ni una degeneración o patología hormonal, de a poco han comenzado a aceptar que la orientación sexual no puede ser vista bajo ningún concepto como el impedimento legal de nada. Por eso se han lanzado a tratar de imponer la idea de que para los heterosexuales (los normales) corresponde el matrimonio y para el resto, los homosexuales (los a-normales) les corresponde la Unión Civil, artilugio legal de corte liberal que protege los derechos de propiedad y herencia de los raritos, marcando de paso una línea judicial que pondría en lugares distantes a personas "diferentes".

Esta pretensión de dividir en otro segmento más a la sociedad a partir de sus preferencias sexuales y/o sentimentales, es un legado de viejos prejuicios que tienen sentido solo para aquellos que defienden privilegios o un estúpido sentimiento de superioridad moral.

Por eso y para marcar que para el mismo amor corresponden los mismos derechos, hoy en Córdoba se llevará a cabo una marcha que partirá de la ex Plaza Vélez Sársfield a las 18 hs. para demostrar que el conjunto de la sociedad está a favor de la igualdad. Allí estaremos.

4 Comentan sin ponerse colorados:

Anahí dijo...

Pues mire Tux, yo en realidá estoy por la unión civil para todos y el que se quiera "matrimoniar" que vaya a la iglesia, que después de todo el matrimonio es "un sacramento".
Pero en fin, si los movim. gays piden ley de matrimonio, ahí vayamos. La consigna está muy buena.
Slds.

Tux dijo...

Anahí: El matrimonio por iglesia es un sacramento. El matrimonio civil es una institucion legal contemplada en el Código. Es una construcción humana, perfectible y de raís cultural, no "natural".

La modificación que se propone es solo en el matrimonio civil, que solo debe contemplar la unión de dos PERSONAS y no de un HOMBRE y una MUJER, como se establece actualmente.
No hace falta crear la famosa Unión Civil creando una nueva herramienta legal, solo hay que retocar lo del matrimonio.

Anahí dijo...

Tux, creo que no me entendió: yo estoy contra "la institución matrimonial" (sí, soy medio anarco en estas cuestiones...)
Slds.

Tux dijo...

Aaaaaaaaaaaaaanahí: AAAAAAAhhhhhhh.
La verdad que en un punto yo también me pregunto para que hacen tanto lio si casarse no es justamente una panacea.