Redes sociales

11 junio 2010

Los niños ricos que no tienen para pagar la luz

Es conocida la forma de gestionar que ha tenido De la Sota y que ha continuado Schiaretti, en especial el extremado apego de ambos a ciertas fidelidades político-económicas que les sirvieron para mantener en funcionamiento sus carreras.

El estado provincial ha sido por décadas extremadamente condescendiente con el campo, y también ha recurrido en más de una oportunidad a subsidiar a empresas privadas con ganancias globales impactantes como FIAT, Volkswagen, Mororola o Intel.

La excusa normalmente ha sido la "promoción del empleo" pero también las "crisis que vive el sector", justificaciones que según el momento han tenido algún grado de verdad, pero también es cierto que en un punto se han transformado en privilegios molestos e injustos.

Hoy, con el boom de producción y ventas de automóviles a nadie se le ocurriría que las automotrices necesitan algún tipo de ayuda extra y menos aún para pagar los servicios básicos como por ejemplo la electricidad. Por eso sorprende que en plena bonanza FIAT y Volkswagen reciban contribuciones del estado provincial de cientos de miles de pesos para honrar la boleta de la luz y que muchísimo dinero de los cordobeses sea destinado a agrandar la fortuna de las multinaciones. Desgraciadamente es así y ejemplifica hasta qué punto algunos gobernantes son apenas gerentes de intereses ajenos a sus votantes.

El desarrollo de este mecanismo lo podemos ver perfectamente retratado en un segmento del último programa de ADN que conduce Tomás Mendez y que se emite por Canal 10 de Córdoba, donde se expone, a partir de documentación oficial, como desde la Casa de las Tejas se hace beneficencia con los ricos.

0 Comentan sin ponerse colorados: