Redes sociales

29 junio 2010

Realismo o resignación

Los jubilados son desde hace décadas uno de los temas más complejos que tiene nuestra sociedad. Las jubilaciones nacionales mínimas nunca han sido generosas y esto ha movido a históricas protestas que alcanzaron una envergadura más que importante durante la época del menemato.

Ahora, nuevamente la cuestión está instalada en los medios a partir de la iniciativa de la oposición de tratar un proyecto que lleva a la mínima de $895 a algo más de $1200 y la verdad, frente a la justicia del reajuste se levantan voces y se usan argumentos que dejan mucho que desear.

Es llamativo que para algunos pedir un aumento para la clase pasiva sea casi una movida golpista, destinada a socavar la salud económica del país o una maniobra demagógica sin asidero en la vida real. Pero justamente la realidad, a la que muchas veces se pretende manipular mediante falsas estadísticas (y no hablo solo de las del Indec) nos indica que millones de argentinos, que por cuya edad son claramente uno de los sectores más débiles de la sociedad, no tienen el dinero suficiente para solventar sus necesidades mínimas; y esto es claramente uno de los indicadores más contundentes de un modelo injusto y excluyente que parece que no se desarmara más.

En estos años no caben dudas que han habido grandes avances, se ha reincorporado a una enorme cantidad de gente que quedó afuera del sistema previsional durante el cataclismo de los 90, y también ha tenido un impacto muy positivo la desaparición de la estafa de las AFJP, pero nunca hay que olvidar que por detrás de los números fríos de las reservas, las retenciones, los subsidios o los créditos del Anses hay decisiones políticas que impactan en las personas, en lo que compran para alimentarse, en los medicamentos que deben tomar para seguir vivos y en lo que deben gastar para llevar una existencia digna.

Ahora, en nombre de una razón que se me hace irracional se plantea que es "imposible" mejorar las jubilaciones, se dice que el sistema de reajuste semestral es lo más que se puede hacer y se pretende que quienes piensan distinto lo hacen con el solo fin de esmerilar al gobierno. De hecho entre los voceros que encuentra el oficialismo se plantea que "aquellos que recortaron un 13% las jubilaciones ahora pretenden desfinanciar al sistema con un incremento desmedido" y cuando echan a rodar esta chicana anti radical se olvidan que el reclamo no viene de una bancada del Congreso sino que repiquetea en cientos de miles de hogares de la Argentina.

No caben dudas que la tarea de cualquier gestión es -entre otras cosas- conseguir un fino equilibrio entre los deseos y lo que se puede hacer; pero en este tema lo que salta a la vista es que si no se responde adecuadamente ante lo que a todas luces es una deuda imposible de obviar, no es fruto de los aciertos sino que es el resultado de varios errores acumulativos, de cierta marcada carencia de voluntad por tocar determinados intereses y por la falta de convencimiento ideológico para abordar problemáticas centrales con herramientas que vayan más allá de lo discursivo.

Hace años que esta gestión nacional tiene pendiente una reforma impositiva profunda que rompa con la herencia neoliberal dejada por milicos y gobiernos democráticos timoratos o entregados. De esa reforma progresiva que haga que los ricos paguen lo que corresponde debe salir el dinero para construir un estado fuerte y un sistema económico-social más justo.

Últimamente se ha puesto de moda entre los funcionarios, desde la presidenta para abajo, la costumbre de alabar los créditos que el Anses destina a la obra pública con la muletilla de que ese "Es dinero de los trabajadores que vuelve a los trabajadores". Y en el corazón de esta frase tan progre en apariencia está escondida la principal debilidad del modelo actual porque si bien Anses puede prestar invirtiendo en obra pública, es innegable que el grueso de la financiación para infraestructura y desarrollo debiera provenir de lo que se recaude impositivamente y no solamente de la caja previsional.

Llegados a este planteo no falta el que nos convoque al realismo, concepto al que apelan desde arriba cada vez que se los aprieta desde abajo y que en el fondo no es otra cosa que convocarnos a usar las anteojeras de la resignación. Resignación para aceptemos silenciosos que si la plata de los aportes de los laburantes debe bancar rutas, usinas o cableados es porque miles de millones de dólares se escapan irremediablemente por la herida abierta de la una deuda externa ilegítima o al menos dudosa. Resignación para que aceptemos que los niveles actuales de trabajo en negro y evasión de aportes patronales es inamovible porque el propio estado además de hacer la vista gorda con los privados, negrea y precariza a una parte no pequeña de su plantilla de empleados.

Nos piden que no veamos como teniendo un Anses fuerte y grandes reservas en el Banco Central más del 70% los jubilados penan para sobrevivir con menos de 900 mangos por mes.

Y nos ponen a todos los que reclamamos lo justo en la misma bolsa que los que se afanaron el país solamente porque la rampante desigualdad es perfectamente funcional a sus intereses.

22 Comentan sin ponerse colorados:

Fede M dijo...

Yo lo que pregunto es porqué tiene que ser el 82%, y porué no el 99% o el 120% siendo que los jubilados tienen más gastos en salud y esas cosas.
Como es?, es un número cabalistico? quién determina que debe ser el 82% y no otro porcentaje?
Será que está atado a algún cálculo realista sobre los ingresos y egresos del sistema previsonal?
Pucha, no? cuanto realismo por ahí dando vueltas... una cosa de locos.

Excelente post en Finanzas Públicas: http://musgrave-finanzaspublicas.blogspot.com/2010/06/en-que-estamos-pensandoen-los-jubilados.html

Tux dijo...

Fede: Si usted puede vivir con $895 al mes es claro que no necesita ninguna cábala, ya que usted es un mago.
Lo real es lo justo, aunque a su resignación realizada le cueste entenderlo.
No importa, haga un par de pases mágicos, recomiendeme otro blog (por que la vida es un blog) y saque un conejo de la galera que yo lo aplaudo, al fin y al cabo parece que en su PC la política es un acto de prestidigitación.

Anahí dijo...

Tux, usté es un exagerado, ¡¡el 82%!! ¿Pero no ve que tenemos que pagar deuda externa, arreglar con el clú de Parí, prestarle plata a la pobrecita Gral Motors que nos da de comer autos, y subsidiar a las corporaciones transnacionales...?
Después de tooooodas estas prioridades y otras que por ahora no me acuerdo pero que seguro que son más prioritarias, vemos que hacemos con los abuelos, che.
Y si no que se embromen por no ahorrar, lo hubieran pensado antes.
Slds.

pd: alpiste... clín, caja!

Anahí dijo...

Ah, sí, me acordé de otra prioridad prioritaria: pagarle a los de 678 y sucedáneos.
Slds.

Tux dijo...

Anahí: ¿vió como me tratan?... Es que si, soy un iluso, qué triste, pero no solamente porque los economicistas tienen la papa-papa sino porque encima tengo el tupé de pensar que la política es para cambiarle positivamente la vida a la gente.

Qué se yo, soy tan ingenuo que pienso que si pudieramos bajar ese 30 ó 40% de trabajo en negro que existe en la sociedad por ahí nos terminarían sobrando los recursos. Pero como se ve que nuestra economía dependiente tiene como ventaja comparativa la precarización y el subempleo, los viejos se van atener que morir de hambre por los siglos de los siglos.

Javier dijo...

Obvio que estoy de acuerdo con recuperar el 82% movil como era la ley originalmente hasta que llego el menemismo aunque nuna se cumplia verdaderamente . El tema es que nadie dice como financiarlo , hoy hay que aumentar los aportes patronales a las grandes empresas como antes de las rebajas de los años 90 y gravar ganancias financieras y despues vemos con esos ingresos extras recuperar las jubilaciones para llegar al 82% que corresponde . Eso lo decia Artemio lopez , me llama la atencion que nadie dice de donde sale el dinero y como hacemos para conseguir ese presupuesto extra . Porque no un impuesto extra a los bancos tal como el que proponian los europeos para financiar sus quiebra sistemica tambien ? Hay que recaudar bastante mas y seguir blanquenado mucho laburo negro que hay y perseguir la evasion por mas que se va mejorando con los diferentes gobiernos en el tema a travez de la AFIP queda aun mucho por mejorar .

Tux dijo...

Javier: Que "nadie dice como financiarlo" no es tan real, varios proyectos de diputados contemplan los cómo pero no se los difunde, además hay cuestiones como combatir el trabajo en negro que son de cajón y ni siquiera hace falta una ley para eso, solo hace falta voluntad política de aplicar la legislación vigente de forma más amplia y contundente.
Con solo bajar la mitad de la evasión patronal y el trabajo en negro (hoy entre el 30% al 40% de los laburantes) conseguirías un 30% más de ingresos para Anses. Si a eso le sumas las cosas que vos mismo explicitás los números se acercan bastante a lo que hace falta.
El problema es que desde el gobierno se dice primero que la suba es IMPOSIBLE y después se le echa el fardo a la oposición de derecha para que diga cómo hacerlo. Y eso es una trampa porque sabe que a gran parte de esa derecha no le importa la reforma impositiva o avanzar a niveles mayores de blanqueo laboral.

Anónimo dijo...

Dadas todas las simplificaciones, aporto un poquito de claridad. No se trata de repartir ingresos y egresos, con esa perspectiva ningún sistema jubilatorio resistiría la ampliación de la expectativa de vida. La jubilación funciona, para los cálculos económicos, como un sistema de seguros. No es cuestión de idealismo o de realismo, sino de combinar algunas variables como expectativa de vida, edad jubilatoria, previsiones sobre dobles asignaciones (pensiones), etc. Un sistema jubilatorio administra riesgos y recursos, no sólo recursos. Pueden encontrar recursos para pagar un par de años y luego? Es absolutamente falso que los recursos del Anses alcancen para pagar el 82%movil. Qué tiene que ver, qué punto de comparación puede haber entre hacer una ruta, financiar a un proyecto productivo y por otro lado, mover cada punto de aumento a las jubilaciones de millones de jubilados? Para decirlo todo, en un sistema hiper-colectivista (que todavía no es el nuestro lamentablemente) también se harían calculos actuariales para estipular que porcentaje del trabajador activo puede cobrar un trabajador pasivo. Con los actuales niveles de expectativa de vida y la edad jubilatoria actual ese porcentaje no se aproxima al 80%movil en ningún país del mundo.

Saludos, Esteban

Fede M dijo...

Esteban, lo suyo huele a contadurismo barato. ¿Cómo se le ocurre semejante cosa?. Desde cuando la plata para alcanzar el 82% sale de los ingresos reales? De ninguna manera! Los sueldos de los jubilados se pagan con promesas. Promesas de eliminación del trabajo en negro, así pum! de un saque, (no como ahora que va bajando de a poco). Se paga dejando de pagar la deuda externa (compuesta en su mayoría por bonos que tenían las AFJP y hoy tiene la ANSES para pagar a los jubilados) o sea, dejemos de pagarle a la Anses para destinar ese dinero a... la ANses. Eso. Reventemos el sistema, a la Cavallo. Digamos. O se creen que va a pasar algo distinto? Así como Cavallo desfinanció el sistema quitándole recuersos, el proyecto del 82% busca lo mismo, pero incorporándole al Estado mayores cargas. Resultado: qué pasa si la realidad dice que no, que no se puede pagar a los jubilados porque los despreciables números reales dicen que no alcanza la relación activos-pasivos?
Quien pone la plata? Saldremos a pedir prestado otra vez? AH, pero estos la tienen muy fácil. Vamos, pedimos prestado y a los 2 o 3 años. Corte de manga. Y así... todo bien.Todo piola, porque somos geniales y muy ocurrentes!

Tux dijo...

Esteban y Fede: Ok ¿este es el techo? ¿lo que percibe el Anses es una suma fija inavariable?

Ustedes saben perfectamente que no es así, que todavía hay por los menos un 35% de evasión previsional, con eso y con una reforma impositiva acorde es posible adecuar las jubilaciones / prestaciones a niveles dignos, porque finalmente de eso se trata el asunto, de la vida de los jubilados.

Ahora, si el estado nacional ha renunciado a reducir aún m
as la informalidad laboral que obstruye el ingreso de mayores recursos y si falta la voluntad política de cambiar la matriz fiscal, después no terminen echándole la culpa de sus imposibilidades a terceros.

En todo el mundo el sistema previsional está en crisis por los cambios demográficos pero en nuestro país está en crisis por la situación de los jubilados y por la evasión. Esto tiene solución ¿o no?

Finalmente, entre tanto economicismo reinante quisiera preguntar ¿vos vivís con $895? ¿quien se acuerda de los viejos? ¿es demagógico pensar en la calidad de vida de nuestros viejos?

¿por qué en vez de hablar tanto de lo que NO se puede hacer desde los oficilaistas no existe una propuesta para saldar esta deuda con el pueblo?

Yo intuyo que se ponen una variedad de excusas porque la justicia del reclamo es incuestionable.

Fede M dijo...

Es cierto Tux, hablamos de la vida de los jubilados. Todo bien.
Ahora, el cabalístico número del 82% está atado a algo, es el 82% de un número, de una cifra.
la mayoría de los jubilados (un 70% más o menos) cobran la mínima, entre ellos casi 2 millones de jubilados nuevos que no hicieron aportes. Es un 82% de algo, sería en este caso, el 82% del Sueldo mínimo vital y móvil. Todo bien, porque actualmente el Sueldo mínimo vital y movil se viene corrigiendo año a año para arriba.
Pero supongamos que en un par de años no gana el Kirchnerismo, sino alguna de las facciones de la derecha con chances ciertas de acceder al poder (el realismo otra vez) gracias a la generosa contribución de la izquierda de salón. Especulemos ¿Cómo hace para resolver un problema que saben que se están autinflingiendo?. Fácil. Se deja subir la inflación que licúa el poder adquisitivo y Se congela el mínimo. Esto ya lo vivimos. La inflación es un problema para los asalariados, sí y sólo sí, los sueldos se mantienen fijos. Si, en cambio, estos aumentan al ritmo de la inflación, el efecto negativo de la inflación se minimiza. Es decir, la diferencia entre este gobierno y los anteriores que han soportado períodos inflacionarios, es que éste sube en el mismo ascensor a los salarios.
Pero qué haría otro gobierno más afin a las patronales? Simple. Vuelve a mandar a la escalera a los salarios. Esta ha sido la política sistemática de captura de ganancias de las empresas: ganar competitividad a costa del poder adquisitivo de los trabajadores. Así, con salarios congelados, con la inflación licuándolos, el 82% se vuelve absolutamente pagable, pero a que costo?
Pagar el 82% de nada, es nada.
Vemos entonces que el problema, no está acotado al sistema previsional. Sino que es un problema más general, que tiene consecuencias que van más allá de los jubilados, sino que puede afectar a todos los ciudadanos que viven de ingresos fijos (sabemos que la inflación no es problema para comerciantes, cuentapropistas y profesionales independeintes que en general tienen autonomía en la definición de sus ingresos).
La estrategia de acotar tema por tema, muy caro a los que adhieren a algunas cosas, pero critican otras por conveniencia, tiene este problema. No pueden entender que un proyecto político, social y económico consiste en concebir a un Estado como un todo relacionado. No a una suma de eslogans independientes.
Y doy un ejemplo: Consejo de la Magistratura y DDHH.
¿Puedo estar de acuerdo en una política de defensa de los DDHH , de juicio y castigo a los culpables del genocidio, y, al mismo tiempo, minar la capacidad del gobierno de remover a los jueces que, se sabe, han actuado en connivencia con la dictadura y esperan su oportunidad para cajonear las causas?
Este es el resultado. No es una cuestión de elegir entre una política de medios (pragmatismo) y una política de fines (idealismo). Un proyecto político serio, pasa por conecebir ambas cosas, los fines y los medios para alcanzarlos. No es casual que la mentada reimplantación de la jubilación luxemburguesa (o del 82%) carezca absolutamente de propuestas de financiamiento razonables para hacerla posible. Todos adhieren al "Que", pero nadie está en condiciones de proponer siquiera un mínimo "Como".

Tux dijo...

Fede M: No entiendo para qué si tiene que explicar una política actual que afecta HOY a los jubilados argentinos me plantea lo que hipotéticamente haría un gobierno de derecha, a menos que quiera pasarle de costado a al actual gestión o fundamentar con la bola mágica o con ucronías que esta política que mal paga a más de 4 millones de ancianos es acertada.
Está tan colgado y a la defensiva en este tema que trae a colación el Consejo de la Magistratura en un típico y engañoso esfuerzo de tirar la pelota afuera y bifurcar el debate, con cliches que lee en otros blogs pero que no ha tenido ni el tiempo ni las ganas de profundizar.
Ahora volviendo a la cuestión central si usted Fede dice que totods están de acuerdo con el "Qué" la verdad es que no hay en lo que usted dice ni una sola propuesta para mejorar la situación de los ancianos sino una búqueda personal a partir de su propia incapacidad de hilvanar respuestas precisas que vayan más allá del guión de Anibal Fernández: "es imposible".
Ahora, en el post y en el debate aparecen propuestas que rompen con el mito de la imposibilidad: comabtir el trabajo en negro, aumentar los aportes patronales, reforma fiscal, etc. Es más como un plus le acerco la idea que con solo subir en dos puntos la recaudación del Impuesto a las Ganancias (Lo que significaría alcanzar el nivel de Brasil) usted tiene la plata suficiente para darle a los jubilados lo que se merecen.

Fede M dijo...

Bueno, parece que se calentó. Y Ud. sabe perfectamente lo que eso significa.
Lo que digo, simplemente, es que Ud. debería ver lo que pasa con el gran angular. Esa mirada microscópica de cada uno de los asuntos lo lleva lamentablemente a errarle al vizcachazo, eso es sistemático en Ud. y en la(s) fuerza(s) que Ud. banca. Pero está bien, todo medio es válido (acordar con la derecha, seguir la agenda de Clarín, desfinanciar al Estado etc) con tal de alcanzar los fines (un par de puntos más en las elecciones, un par de segundos en TN).

Fede M dijo...

Le contesto simplemente: porque cuando hablamos de un sistema previsional, no podemos hablar del hoy, sino de mañana. Por eso se llama previsional, que viene de prever: ver con anticipación. Es una soberana estupidez pensar un sistema que tiene que velar por los ingresos FUTUROS de los ciudadanos y tomar como base únicamente la foto de hoy. Lo que le digo, en principio, es que el 82% es un fetiche. repito, el 82% de nada, es nada. Punto. Si Ud. no tiene la convicción política de sostener la constante, es al pedo cualquier variable dependiente. Matemática pura. No es un problema de "ingresos" que puede haberlos, no digo que no, pero una cosa es el stock y otra el flujo. Si Ud. cae en recesión, y le baja la tasa de ganancias, por más que aumente la alícuota, ésta va a bajar. Es por eso que Ud. debe atar las posibilidades de mejoras a un sistema que sea sustentable por sí mismo.
Pero qué tengo que andar eplicándoselo yo a Ud. Cualquiera con 2 dedos de frente, al ver el panorama general, se da cuenta qe es una movida efectista, de corto plazo, para ganar, no sé, dos o tres tapas de clarín. después se va al carajo. Nadie en su sano juicio podrá tener expectativas respecto de esta barrabasada económica.

Tux dijo...

Fede M: Y ahora el tema es que me calenté... Por favor Fede.
Usted sigue sosteniendo zonceras, y la primera es que esto es un problema de la agenda de Clarín, cuando es un problema social tangible y realmente existente.
Ya le he aportado una serie de medidas posibles y reales, incluso algunas, como la reforma fiscal, que fueron bandera de campaña del gobierno y que no se han cumplido.
Y usted permanece en el soliloquio del número, como si el 82% fuera el centro de la discusión cuando de lo que se trata es de tener respuestas para la indignidad con que desde hace décadas se trata a los jubilados en la Argentina.
Si queremos construir un país más justos hacia el futuro no podemos conformarnos con lo que tenemos hoy, hay que crear expectativas, proyectar, exigir, pedir, proponer, usted lo único que me trae es el jarabe de siempre, el psoibilismo y la resignación.
Usted está resignado, no se calienta porque tiene la sangre y el pecho helados y solo ve la vida desde los blogs y la eterna justificación de lo injustificable.
Detrás de sus peroratas de ingresos, flujos, tasas y alicuotas existe un enorme rojo en la columna del debe: en qué lugar están los jubilados, qué hacemos para que tengan una vejez decente.
Entonces Fede, lo único que le pido es que diga cuál es su propuesta para cambiar esta situación y si no la tiene vaya y opine solamente en los blogs que aplauden a coro los flatos de Anibal.

Fede M dijo...

No entiendo Tx porqué Ud. lleva esto al nivel de la descalificación personal. Sinceramente, habla muy mal de Ud.
lamento que no tenga los huevos de bancarse los disensos. Tal parece que es una modalidad frecuente en gente como Ud.
Si hay una diferencia entre la marginalidad del soñador, y la centralidad del realizador es tener esa cuota de realismo que permite que los deseos se vuelvan realidad. Siga con Pamela Anderson, yo me quedo con mi novia.
Saludos.

Tux dijo...

Fede: En este punto de la discusión realmente no me interesa llegar a ningún punto de acuerdo con un autista de la misma estirpe vacilante que otros tantos. Usted Fede puede ser cualquier cosa menos un realizador porque no tiene el coraje de soñar o plantearse nuevas expectativas y desde su escritorio de buróctata voluble trata de excusarse por su carencia de ideas.

Fede M dijo...

Te fuiste al carajo Tucumano. Y lo sabés. Si esta es la estrategia para auyentar gente de tu blog. Te digo que lo estás consiguiendo.
Pobre tipo.

Tux dijo...

Fede: No quiero auyentar a nadie pero sus huevadas me tienen cansado y se me terminó la tolerancia. Vos no debatís un pomo sos un troll.

Anónimo dijo...

(Raul)¿Qué te pasa, Tux, "eshtás nerviosho"? jajaaaaaaa... Sacate la boina blanca para no "calentarte" ¡GIL!
Hasta nunca! Este blog apesta!!!
(Raul,nuevamente, para que no sea tan "anónimo")

Tux dijo...

Raul, que este blog apesta es una de las principales banderas del blog, asi que con la verdad no ofende ni teme. Lo hemos conseguido.

Anónimo dijo...

TUX; se me "salió la cadena"...Disculpe. Es que lo veo peligrosamente cerca de los"dinosaurios" de la política. No es renunciar a la lucha reconocer que en algunos puntos se ha avanzado. Ni se va a convertir en "oficialista" por ello. RAUL