Redes sociales

10 junio 2010

Sapos cancioneros

Antes decíamos "es una peste" ahora hay que decir "es viral". La cosa es que después de que Palito Ortega dio su salto del canto (o algo similar) hacia la política, ahora a varios políticos (o algo parecido) les ha picado el bichito musical y faltándole el respeto a la pobre Santa Cecilia (patrona de la música) han puesto sus gargantas al servicio de una hipotética carrera cantoral.

Primero fue Macri, quien en los tiempos felices del inicio de su PRO-ceso vejaba a Queen

Justificar a ambos lados
Después le agarró la onda cronner a De la Sota, quien con cierto exceso de melosidades se las dió de Mario Clavell con quincho.


Y ahora, desempolvando a Los Gatos, Sergio Uribarri. gobernador de Entre Ríos, se puso proto-hippie destrozando La Balsa.



¡¿Hasta cuando, Señor de las alturas, vamos a soportar que estas personas inescrupulosas destrocen impunemente nuestra cultura?! ¡Basta! O al menos que repartan algo para taparnos los oídos.

3 Comentan sin ponerse colorados:

Marta dijo...

Los prefiero cantando que gobernando... pero me voy, no lo aguanto, tengo que dejar de mirar!.

Tux dijo...

Marta: Es que usted no tiene oído... :)

Anahí dijo...

No, no, yo creo ¡¡que no le tienen paciencia!!
Slds.
El Chapulín.