Redes sociales

07 julio 2010

Lástima

Bussi agoniza. Él que había pensado para si una vejez distinta, de héroe y salvador de la patria, salió del juzgado donde lo enjuiciaban por asesino para terminar sus días repudiado por la sociedad.

Lástima que no fue antes.
Lástima que la justicia tardó tanto.
Lástima que muchos murieron sin verlo preso.
Lástima que algún día le llegará el olvido.
Lástima que su lápida no dirá todo lo que hizo.
Lástima que hasta la palabra "genocida" le quedó corta.
Lástima que el infierno no exista.

4 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

Tal vez el infierno exista acá,en la Tierra,tal vez está viendo pasar todos sus crímenes ante sus ojos,tal vez nunca sea otra cosa más que mierda consciente y a los compañeros que torturó y mató los encontremos en un mundo mejor,sin injusticias ni maldad,como ellos y ellas quisieron,yo creo en eso,ojalá no me equivoque.

Tux dijo...

Anónimo: Ojalá que sea como usted dice, o mejor -como dice una amiga- que en estos casos la inexistencia infernal haga una excepción.-

Anahí dijo...

El infierno lo llevan dentro, por eso son capaces de lo que son capaces. En un sentido y sólo en uno sí debieran darnos lástima.
Pero por mi parte, no puedo.
Slds.

Luz dijo...

Para empezar, hasta que no muera no le creo que está tan enfermo. Cada vez que se le pone complicada, se enferma. La fiera más fiera, busca dar lástima todo el tiempo, sin lograrlo. Cuando espiche por fin, le voy a creer.

Lo mismo va a terminar muriendo de muerte natural, rodeado de sus nietitos en el country y en una cómoda cama. Y hasta es factible que los tucumanos le rindan homenajes.

No sé si existe el infierno, pero el mundo va a ser un lugar más amigable cuando éste se muera.