Redes sociales

05 julio 2010

Si hay contaminación que no se note


El gobierno de los Estados Unidos conciente de su rol de defensor de las libertades escenciales de las personas, permanente adalid y fiscal de la independencia de la prensa y objetor mundial de cualquier hecho que implique la censura sobre temas sensibles, ha decretado que todo aquel medio o persona no autorizada que sea hallada en la zona del escape de petroleo en el golfo de Méjico recabando material fotográfico y/o periodístico será detenida, multada en U$ 40.000 y sometida a un juicio acusada de delito mayor federal.

El comunicado de la Guardia Costera, con gran hipocresía, se refiere al área de desastre como "zona de limpieza de aceite" mientras oleadas de petroleo y alquitrán se estrellan contra las playas del sur de los EE.UU., poniendo en evidencia la incapacidad de los privados y del estado no solo para prevenir semejante catastrofe ambiental sino también para llegar a controlarla.

De esta manera los "secretos de estado" no solo son aquellos que hacen al despliegue miltar yanqui o a las maniobras diplomáticas que terminan en golpes de estado y magnicidios sino también la bárbara agresión que su desarrollo económico le inflinje a la naturaleza.

Que lo sepa la gilada de este lado del Río Bravo: El silencio es salud.

1 Comentan sin ponerse colorados:

Ariel dijo...

esto sí que es un escándalo, de verdad. Un escándalo tan gran grande como el propio derrame.