Redes sociales

19 agosto 2010

Ayui, mucho más que un arroyo, mucho más que Aranda

Cuando el conflicto desatado por la Resolución 125 comenzó a producir sus primeros cortes de ruta, varios nos pudimos enterar de refilón que uno de los principales accionistas del Grupo Clarín, José Antonio Aranda, era también un reconocido cabañero cuya principal actividad en el sector  agrícola estaba vinculada a la producción de ganado bovino de primera calidad y que además tenía fluidos contactos con la Sociedad Rural Argentina.

Hoy Aranda ha vuelto a tomar un lugar en la agenda pública a partir de la intención de la empresa que lidera  -Copra- de construir una represa que, aprovechando el caudal del arroyo Ayui en la provincia de Corrientes, inundaría una superficie de 8.000 hectáreas para luego utilizar el agua en la irrigación de 20.000 has. de cultivos (principalmente arroz y soja).

Para poder dimensionar lo que significan estas cifras debemos tener en cuenta un dato fundamental: esta sería la primera vez que en la Argentina se desarrollaría un emprendimiento privado de estas dimensiones. Por otra parte este proyecto ha tenido muchos vaivenes desde el año 2005 cuando fue lanzado por Copra, justamente porque al evaluarse profundamente su impacto ambiental y el daño que produciría sobre el río Miriñay -del cual viven otros agricultores-, se comenzó a poner en duda fuertemente su conveniencia.

¿Qué pasó desde ese momento hasta hoy para que aparezca como muy factible su realización? Principalmente que Aranda nunca bajó los brazos y consiguió otro socio capitalista con muchísimo dinero e inconmensurable poder: el financista George Soros (Adeco Agro).

A partir de que Soros se incorporó al equipo todo el mecanismo burocrático y político trabado por los cuestionamientos de los pobladores, productores afectados aguas abajo y organizaciones ambientalistas se comenzó a mover con llamativa fluidez, como si un extraño lubricante hubiera terminado de romper los prejuicios y derrotado a la prudencia.

Tanto fue así que rápidamente el gobernador Colombi se sumó a la cruzada en favor del embalse, se destinaron ingentes esfuerzos para "esclarecer" a los pobladores sobre los beneficios económicos y laborales que obtendrían con la empresa y hasta se sancionó una Ley de Bosques provincial hecha a medida de Copra.

El modus operandi de toda la acción no es muy diferente a la que llevan adelante otros sectores del capital cuando se proponen sacarle el máximo jugo posible a una explotación de estas características. Es por eso que la reacción de la gente también ha sido contundente y desde el momento en que fueron tomando conciencia sobre cómo les cambiaría negativamente la vida, más de 3000 ciudadanos de Mercedes (la ciudad más cercana al Ayuí) se sumaron activamente para resistir y denunciar lo que estaba pasando en su provincia. Así, y de la misma forma en que otros miles de argentinos se organizan para enfrentar las explotaciones destructoras del medio ambiente y la contaminación con agrotóxicos, los mercedinos dejaron en claro que cada día son más los que piensan al desarrollo del país en términos de modelos de producción sustentables y lo menos agresivos posible.

No hay que ser un genio para apreciar las similitudes entre lo que sucede socialmente en Mercedes con lo que se desarrolla en Andalgalá o en Barrio Ferreyra anexo. Tampoco hay que ser un iluminado para encontrar notables congruencias ideológicas e instrumentales entre la Barrick Gold y el dúo Aranda - Soros. Por eso, prendamos las luces y establezcamos que es imposible medir ambos casos usando un doble standard, donde a uno se lo aplaude y se lo incita a "invertir" en el país, mientras que al otro se lo combate desde todas las tribunas.

Ayuí denuncia un estilo salvaje del capitalismo, pero también a una clase política que privilegia situaciones económicas de coyuntura, por encima del interés colectivo permanente o de largo plazo.

27 Comentan sin ponerse colorados:

Anahí dijo...

Lo dijo muy clarito Gioja en su momento: ¿cuál problema, si nosotros para entonces ya no vamos a estar?
Slds.

Anahí dijo...

¡Ah! y me acordé de algo que dijo el presidente del BNDES (tanto que lo elogian...): que la cordillera es muy bonita, pero representa "un problema ingenieril"...
Slds.

Mariano T. dijo...

Primero hay que estudiar el impacto ambiental, que no es necesariamente tan negativo como para anular una obra.
Y después el tema del aprovechamiento- Un caso en el que se usa un bien público como un curso de agua, daría para que se expropie una parte de las tierras (tipo la mitad) y se venda en parcelas más chicas a otros productores, y que el agua sea administrada por el estado.

Anahí dijo...

Siempre hay un "veloz" para prenderse en el "negocio".
Uy dió...

Susana dijo...

El emprendimiento de ARANA es para cultivar arroz, y o soja ( como escuché), pero se usa el GLIFOSATO tambien para el arroz.El aumento de cancer en niños de zonas arroceras del Chaco ha sido un ESCANDALO.
Me parece que contaminar MILLONES de hectareas con glifosato no puede ser comparado con la minas en plena cordillera. El glifosato está en la esquina de nuestras casas, entra por nuestras narices, y en las napas acuiferas.Debería PINO, pelear por los millones de hectareas con que sus amigos sojeros nos han invadido , claro , es mejor el tema de la minería a miles de kilómetros de la capital , bajo una realidad que desconocemos. Esto no me parece muy honesto de parte de proyecto sur.

Anahí dijo...

Susana, yo te invitaría a que leas sobre las causas que PS viene formulando desde el inicio, que participes o al menos te informes de los foros, del Instituto, etc... pero sospecho que no es eso exactamente lo que te interesa... (ojalá me equivoque)
Slds.
pd: ¿está a miles de kilómetros de la capital el agua que tomás? ¿sólo te interesa lo que está a la esquina de tu casa?

Mariano T. dijo...

El uso de glifosato en arroz es esporádico y nunca en el cultivo.
Y por supuesto no esta demiostrado que el glifosato le haya hecho mal a nadie.

Mariano T. dijo...

Tampoco hay mediciones de que el glifosato o sus metabolitos esten en las napas de agua, al menos por encima del umbral máximo de la OMS.

Anahí dijo...

Pues la Cámara de fumigadores que patoteó al Dr. Carrasco en la Leonesa no piensa igual que vos.
Y sí, está demostrado que el glifosato causa malformaciones cánceres y leucemia, y en todo caso la mera duda o sospecha amerita el recurso precautorio.

Anahí dijo...

Siempre, siempre, siempre, en cualquier caso, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, el bien mayor a proteger es la vida.

Mariano T. dijo...

No se que pasó en la Leonesa, pero cuando hablan de aviones, ya se que no estan hablando de glifosato.
No hay pruebas de malformaciones, cánceres y leucemia, recién hace una semana salió publicado el trabajo de Carrasco, y con eso otros científicos tendrán que comprobar si es factible que las concentraciones testeadas tienen posibilidad de ser reales en los tejidos de personas que esten aledañas a un lugar donde se fumiga. Para mi es improbable.
El principio precautorio es para nuevas sustancias, el glifosato tiene 30 años en todo el planeta, y aún no lo prohibió nadie, todavía es considerado de baja toxicidad comparado con el resto de los agroquímicos.

Anahí dijo...

A mí me importa un joraca si se publicó el paper de Carrasco o no. Tampoco me importa qué pasa en otros países. El glifosato es un veneno, derivado de la guerra química, y lo peor es que acompaña al paquete tecnológico sólo redituable en gran escala, que es definitiva lo que vos defendés, y lo que nos mata.
Primero la vida, segundo la vida, y tercero la vida. Y no hablo particularmente d ela tuya.

Mariano T. dijo...

Todo es veneno, hasta la aspirina, solo que hace falta comer el doble de glifosato que de aspirina para morirse. En realidad no hay venenos, hay dosis.

Susana dijo...

Carrasco justamente comprobó que dosis infimas producen malformaciones. Hay que conocer la trayectoria de este científico, no es un improvisado. El modelo sojero contamina de todos lados: exceso de fertilizantes contaminando las napas,glifosato y demas plaguicidas.
Es un verdadero COMBO.
Con respecto a Pino , nunca lo escuché hablar de la contaminacion sojera, por lo menos no,en el programa de Grondona .O nunca lo vi participar en ninguna protesta es las zonas sojeras de Santa Fe, por ejemplo.
Solo digo que ES UN ESCANDALO la contaminacion sojera,en la esquina de nuestras casas, como para que él no se moleste, es raro no?

GALLO ROJO dijo...

Hola ,pasaba y me veo obligado a comentar primero mis saludos Anahi,indiecita hermosa de la estirpe guarani,la verdad comparto tu enojo ,lastimosamente hay personas que defienden su uso concientemente ,por las ventajas economicas actuales,que les brinda, como es el caso del señor,Mariano T,pero lo sorprendente ((y que nadie lo comenta )),es que en las universidades,enseñan a los futuros ingenieros el uso del glifosato,de esta manera las universidades estan formando profecionales,que seran funcionales a un modelo productivo depredador,,Digo todo esto porque analizando lo que esta pasando en Mercedes Corrientes,vos sabes que en mi provinca Misiones exactamente Eldorado,se sabe que el encargado de relaciones exteriores de grupo Clarin,Jorge Rendo,tiene propiedades juntamente con empresa Papelera, chilena ALTO PARANA=ALTO VENENO,y que eventualmente si el gobierno gana la pulseada con PAPEL PRENSA,pasarian con ALTO PARANA=ALTO VENENO...Bueno disculpa que me fui ,pero siento que es nesesario que esto se sepa..un carpintero misionero

Anahí dijo...

Susana, te reitero lo que dije más arriba. Después de eso, ya es tu problema de entendimiento o de información, qué se le va a hacer.

Marcelo T., 20 millones de hectáreas (de 30 cultivables, e in crescendo) + 200 millones de litros: es de lo que hablo. ¿me estás tomando de estúpida? (¿te mandó barañao?)

Gallo Rojo, el modelo de conocimiento que hoy siguen en nuestras universidades eslamentablemente el barañao/grobocopateliano: depreden hoy, que se arreglen mañana + sobra gente en el mundo = dinero, dinero, dinero.

Slds.

Mariano T. dijo...

No fueron dosis ínfimas. Sino dosis inferiores a las que se usan en los potreros. Pero inyectadas en embriones de renacuajo, o en el líquido de cultivo de los mismos.
Dudo mucho que eso se pueda dar en la realidad. A lo sumo habría que ver que pasa con operarias embarazadas de fumigadoras (DUDO QUE EXISTAN, Y DUDO QUE AÚN MANJANDO UNA FUMIGADORA LLEGUE UNA DOSIS PELIGROSA AL LIQUIDO AMNIÓTICO)
De todas maneras veo un ánimo hostil hacia la agricultura en general, salvo la orgánica.
Es muy gracioso, porque el negocio de alimentar a 6 mil millones de personas va a seguir para siempre. Toda alternativa tiene que contemplar eso.

Tux dijo...

Hola gente, primero les quiero pedir disculpas por no haber podido participar antes del debate, cuestiones laborales me han tenido un poco desconectado del blog.
Me parece que ya a esta altura las posiciones han quedado claras y solo puedo decir que me llama la atención como para Mariano T solo es sensata aquella ciencia que avala sus posiciones y que en líneas generales es la que propagandizan las empresas fabricantes de agrotoxicos, mientras que los otros estudios científicos generados a partir de las necesidades de la gente común, que no están vinculados a ningún afán de lucro sino que se orientan a defender la salud y el medio ambiente son descalificados, minimizados o puestos omo si se tratase de mitos.

Monsanto, Bayer, Basf y otras grandes empresas químicas utilizan enormes campañas para desacreditar a los que critican a sus productos y al hacerlos movilizan millones de dólares y compran espacios publicitarios en todos los medios para convencernos de que lo que ellos hacen es inocuo.

Del otro lado, del lado de los afectados, de los enfermos y de los médicos que atienden la multiplicación de cánceres y problemas respiratorios en los pueblos del interior, no hay más poder que la organización para buscar soluciones y enfrentar a mano limpia a uno de los conglomerados económicos más importantes del mundo.

Las víctimas aquí no son los que se enriquecen fumigando a pocos metros de los centros habitados, ni tampoco los que tapan los ríos y arroyos para quitarle el agua a otros productores, modificando dramáticamente el medio ambiente. Las víctimas están invisibilizadas detrás del enorme aparato publicitario de las corporaciones y los pooles de siembra al punto que incluso cuando tienen el tupé de quejarse para poner freno a tanta irracionalidad son descalificados y tratados como ignorantes, retrógrados o a-cientificos.

Anahí dijo...

Tux, que no le llame la atención: MarianoTe es contratista de Cargill. Y fíjese en el discurso que dice: "Es muy gracioso, porque el negocio de alimentar a 6 mil millones de personas va a seguir para siempre."... en el que queda claro, todo se reduce a un chistoso negocio...
En mi barrio a eso se le llama cinismo.
Slds.

Mariano T. dijo...

Anahí: En mi barrio le dicen capitalismo...Los 6 mil millones existen y tienen que comer todos los días, y son cada vez más urbanos, demandan alimentos más complejos, y dependen que otra gente los cultive, transporte y procese por ellos, y esas personas no lo hacen por altruismo, viven de eso, igual que los consumidores viven de sus propias actividades. El paradigma es que hoy cada vez menos personas producen para más consumidores, por eso en todo el mundo disminuye la cantidad de gente empleada en el sector primario, y el % del pBI que representa la agricultura.
Tux: Hay un fárrago de estudios científicos y hace falta especialistas de diferentes disciplinas para interpretarlos. El de Carrasco solo determina una partecita del tema embriológico, lo que falta determinar(si lo de Carrasco se puede confirmar) es si esa situación de laboratorio reproduce algo parecido a una situación real(se puede hacer).
Mientras tanto, hay que escuchar a una cantidad de gansos hablar de tierras o aguas contaminadas sin mostrar ni un solo dato analítico (para mi todo lo que no me muestre ppm o ppb de determinada sustancia y lo contraste con las cantidadesmínimas que aepte la FAO ni lo tomo en cuenta.
Como hace falta mucha ciencia en esto, mucho más allá de mis conocimientos, los tuyos o los de Carrasco, es que estan las autoridades regulatorias, y hasta ahora en ningun país del planeta prohibieron el glifosato, y si prohibieron muchas otras sustancias.
No me dice nada en si mismo que haya cancer o lo que sea, si no se establece una relación causal. Con datos epidemiológicos serios se pueden hacer inferencias, pero no los ví publicados todavía.

Mariano T. dijo...

Y no soy contratista de Cargill. Solo le vendo grano, entre otros compradores, como hace el resto.

Mariano T. dijo...

pc: Si sos hiperagresivo, no contés con que todos tus interlocutiores reculen.

Anahí dijo...

Los datos epidemiológicos son responsabilidad del estado, ¿y adiviná qué? ahí está tu amigo barañao... entre otros.
El modelo de mundo que tenés en tu mente, de la que ni asoma una idea original y mínimamente creativa no es el mío. Y nada, absolutamente nada de la realidad real (insisto, de la realidad real) dice que la alimentación deba ser un negocio. Y hasta por las causas a las que referís diría que debiera ser el contrario.
Pero además, no sé dónde vivas, porque en este país se producen "forroajes", es decir, somos un "país forro-ajero".
Slds.
pd: las demás especulaciones no te las contesto, porque seguro que me contestás que tenés hecho un máster en harvard. Saludos a Cargill.

Mariano T. dijo...

Todos son alimentos, los forrajes también. Cuando exportábamos mucho maíz, que también es un forraje, nadie se hacía mucho problema. la soja aunque sea tiene un 20% de aceite.
El tema es que lo que más crece en el mundo es el consumo de aceites y de carnes animales, que se producen con maíz y soja. Como el maíz es barato, y tiene un fuerte componente de flete,todos prefieren producir su propio maíz, e importar la ahrina de soja.
En contrapartida, el consumo de trigo, arroz, etc crece por debajo del crecimiento vegetativo de la población.
Y si es un negocio. En el mundo capitalista, si no fuera un negocio cada uno debería cultivarse sus propios aliemntos o morirse de hambre.

Anahí dijo...

¿Sabés qué, Marcelote? Metete tus especulaciones en el lado más oscuro de tu trasero. Sos un reverendo forroajero. Chau, facho.

Mariano T. dijo...

Magnífica confesión de impotencia intelectual. El que se enoja pierde.

Anahí dijo...

ja ja ja ja ja ja ja ja ¡¡¡¡¿¿¿¿intelectual?????!!!!! ja ja ja ja ja ja ja ja ¡¡¡eso supondría que vos y yo mantenemos un debate!!! ja ja ja ja ja ja