Redes sociales

23 agosto 2010

Ruidos en el armado PJ + K en Córdoba

Hace una semana atrás un conocido operador del kirchnerismo nacional twitteaba con alivio la llegada a buen puerto de las negociaciones con De la Sota, que implican la reincorporación al justicialismo local de las diferentes corrientes K.

Ante este mensaje un dirigente cordobés de derechos humanos -no PJ- preguntaba preocupado "¿y entonces en Córdoba a quien votamos? porque los candidatos a gobernador que hay se pelean para ver quien es más facho"

La respuesta, canchera y muy porteña era sencilla: "Votá a Néstor Kirchner presidente"

Tres días más tarde me enteré que a varios amigos este intercambio de mensajes les había caído bastante indigesto y uno de ellos, me lo resumió sintéticamente diciendo: "No voy a dejar de apoyar a Cristina por esto, pero está claro que en Buenos Aires les importa un pomo quien gobierna Córdoba. Saben perfectamente quien es el Gallego y se opoyan en él para mostrarse como algo distinto."

Más allá de las apreciaciones subjetivas que cada uno puede hacer, ya se intuye que el ruido de esta situación interna hace eco por todo el espacio K de muy diferentes maneras.

***

Hasta hora el armado de la tropa kirchnerista que se va perfilando dentro del PJ reconoce dos vertientes bien definidas, por un lado Carmen Nebreda quien corre abiertamente en búsqueda de la vicegobernación totalmente asimilada al partido; por otra vía camina Acastello quien impulsa su propia candidatura a gobernador y desarrolla un amplio entretejido territorial vinculado a la red de intendentes afines al gobierno nacional y a su persona.

La idea de Nebreda es mostrarse como la referente de un heterogeneo abanico sindical provincial y también de un sector de lo que queda de las transversalidad especialmente de la capital, ambos segmentos potenciarían -según su visión- un perfil menos derechoso del ex mandatario y le permitiría sumar los votos necesarios para vencer a Luis Juez. Por supuesto que esta estrategia tiene sus bemoles vinculados a qué representa el Gallego en la memoria política de muchos y justamente eso desencadenó una crisis dentro del grupo de Carta Abierta Cba. que determinó su desaparición momentanea y su reaparición hace pocos días con la presencia de Forster en esta ciudad.

Acastello en cambio refuerza su estructura tratando de garantizar una mejora substancial del desempeño K en el interior provincial pero también poniendo su mira un objetivo central: consolidarse como opositor al delasotismo dentro del PJ con vistas al 2015... o en su defecto quedar bien posicionado en el caso de que De la Sota se baje ¿y por qué se bajaría José Manuel? Porque los números hasta ahora no le dan y cada vez se asienta más en el segundo lugar. A favor de De la Sota juega unicamente que la campaña aún no se lanzó formalmente pero es evidente que le cuesta mucho perforar su techo, limitado seriamente por una imagen negativa muy acentuada. Este último dato lo está llevando a pensar que cuando ponga su candidatura en la calle, lo deberá hacer de manera contundente, con el partido bien ordenado y con más estrellas que Bailando por un Sueño (Y quizás hasta con una estrella del Bailando tambien).

En este marco la disputa entre Nebreda y Acastello está en todas partes. Los acastellistas dicen y remarcan que Néstor ya dio la orden de alinearse disciplinadamente alrededor del intendente villamariense, los nebredistas en cambio se ríen y anuncian que todo está por verse. En el medio las operaciones se cruzan y se sacan chispas. Hace una semanas atrás Alicia Kirchner estuvo reunida en un congreso que se realizó en Córdoba con Pastores Evangelistas de todo el país a fin de coordinar con ellos distintas políticas de su cartera. En el acto que enmarcó el inicio del evento De Petris lanzó oficialmente a Acastello como el candidato del FpV, pero fue notorio el murmullo de desaprobación en el sector de pastores cordobeses (con un importante peso electoral que incluye su propio partido) quienes dicen que Acastello los maltrató en el 2009 y quienes además están preocupados porque no quieren romper las buenas relaciones que mantienen con el delasotismo. Del otro lado Nebreda y De la Sota presionaron fuerte para que este fin de semana no se pudiera realizar una charla con Amado Boudou y que había sido organizada por el acastellismo a fin de apoyar la candidatura de Marcelo Pascual para intendente capitalino. El tironeo debe haber sido intenso ya que a pesar de el mismo ya estaba en dudas desde el miércoles -cuando se chequeó que en la agenda de Boudou no había ningún viaje programado al interior- hasta 24 horas antes de la cita se seguía convocando a la reunión, a la que además asistiría el segundo de Alicia para entregar y gestionar un paquete de subsidios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Schiaretti, mientras tanto, no quiere quedarse ajeno a la disputa y por el momento se muestra cercano a la estrategia del delasotismo pero tratando de marcar el terreno y aprovechando a fondo todas las facilidades que su actual cercanía con la Casa Rosada le brinda. Igual, y como un recordatorio de que que él no está pintado, dejó traslucir que quizás las elecciones provinciales y las nacionales irían juntas en una misma fecha y remarcó que esa desición le pertenece al ejecutivo provincial. Este detalle no es menor porque del enganche o desenganche de los comicios depende en gran medida la estrategia global de todos los candidatos.

0 Comentan sin ponerse colorados: