Redes sociales

11 agosto 2010

Viñeta eléctrica cordobesa

Hace unos pocos meses atrás la Central Eléctrica de Pilar entró en funcionamiento, al acto de inauguración asistió la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al gobernador Juan Schiaretti, y entre ambos elogiaron este emprendimiento energético que sin dudas una provincia como Córdoba necesitaba con suma urgencia.

La obra fue publicitada como "financiada con fondos del Anses, para que el dinero de los trabajadores vuelva a los trabajadores". Este argumento que alguna vez ya criticamos porque por detrás de su vestimenta progresista intenta ocultar un concepto fiscal regresivo, en estos días a mostrado su rostro más negativo.

Es que el gobernador Schiaretti, para honrar el préstamo del Anses ha decidido agregar un nuevo cargo a la boleta de EPEC que a modo de préstamo, los usuarios pagaremos si o si y cuya devolución recibiremos en energía a partir del año 2019. Así, otra vez, la boleta de un servicio es utilizada por el estado para recaudar rápida y efectivamente los fondos que le faltan y que no le llegan a partir de su calamitosa e injusta estructura impositiva.

Frente a esta determinación del ejecutivo van quedando muchas dudas, la primera es que si los usuarios le vamos a "prestarle" dinero a la provincia sería interesante saber a qué tasa se realizará este préstamo ya que la devolución al Anses es en condiciones muy cómodas y convenientes para Córdoba, y sospechamos que al ser este un cargo obligatorio tendrá para el estado y la empresa condiciones aún mejores.

Por otra parte estaría bueno hacer notar algunos detalles que hablan de ciertas incongruencias más que evidentes en toda esta cuestión:

- La provincia ha colocado en EE.UU. bonos de deuda -solo en estos últimos dos años- por U$400 millones a una tasa del 12,5% anual y buena parte de ese dinero no se ha destinado a obra pública sino a solventar gastos corrientes. Esta operación estaría fuera de toda lógica si no fuera por el desmadre de las cuentas públicas y si bien fue fruto de la desesperación que los funcionarios tenían durante el 2009 ejemplifica como ninguna otra la manía que tienen varios de patear los problemas hacia delante y encomendarse a un milagro futuro.

- Como contracara de esta situación y vinculada directamente con la cuestión eléctrica no es malo recordar que hasta hace pocos meses y mientras el boom de venta de autos tocaba techos históricos, el estado cordobés pagaba la electricidad consumida por FIAT y Renault, una dádiva que se había otorgado el año pasado como "ayuda" frente a la caída de ventas durante el 2009 y que se prologó inexplicablemente durante el 2010.

O sea que una vez más queda claro cuales son los hijos y entenados del "modelo cordobés" que en el 2011 será plebiscitado con De la Sota a la cabeza y que ha tenido como costumbre inalterable meter la mano en los bolsillos de las mayorías con el solo fin de garantizarle infraestructura y ganancias a unos pocos.

0 Comentan sin ponerse colorados: