Redes sociales

01 octubre 2010

Albañiles y diálogo


Pocas dudas caben que al gobierno de Córdoba lo tomó de sorpresa la explosiva movilización y la rápida sucesión de tomas de colegios secundarios (6 hasta esta hora) que en este momento se está desarrollando en nuestra ciudad. Síntoma de esto han sido las flojas respuestas que a duras penas han podido desarrollar desde el ejecutivo provincial que pasaron de mirar con desdén la situación a amagar con usar la represión sin que en el medio hubiera algo más que improvisación, mentiras y desconcierto.

Las principales reivindicaciones de los estudiantes se pueden resumir en dos items:
1- Reparaciones a las instalaciones de varios de los principales colegios de la ciudad.
2- Rediscusión de la "nueva" ley de educación que propone Schiaretti y en especial de un artículo que considera como NO obligatorios a los Centros de Estudiantes secundarios y de otro -bastante retrógrado por cierto- que abre las puertas la materia Religión como "optativa" en los establecimientos educativos públicos.

Frente a estos temas tan simples desde la Casa de las Tejas perdieron el rumbo quedando a la zaga del impulso de los estudiantes, a quienes rápidamente se sumaron muchos padres y también una interesante cantidad de docentes. Es que las condiciones desastrosas de varios edificios escolares mueven a la indignación, sobre todo cuando en grandes carteles se anuncian cifras millonarias en reparaciones pero a la hora de cursar todos descubren que faltan sillas, los pisos se rompen más rápido de lo que se arreglaron, las cañerías de los baños vuelven a trancarse casi de inmediato, la pintura es de pésima calidad, los techos se filtran en la primera tormenta fuerte, y los cielorrasos ceden.

Según el ministro Grahovac a principios de año la provincia invirtió $2.000.000 en reacondicionar el Carbó, pero a pocos meses de esa tarea el colegio tiene aulas y sectores que parecen Beirut. Los profes dicen "Los 2 millones no se notan... no se notan en el cole, probablemente si en la cuenta bancaria de los contratistas". Y este es solo un caso NO AISLADO, ya que es parte de una larga cadena de hechos donde queda claro que el área de construcciones escolares se ha transformado en una fuente de ingresos extras y corrupción.

Tal vez por ese motivo es que los funcionarios han tardado más de lo habitual en articular ideas y acciones, entonces lo vimos al ministro de educación convocando a una reunión con los pibes para después borrarse y apostar a un apriete policial como el que sufrieron anoche los estudiantes que tomaban el Carbó, quienes vieron desfilar frente a ellos a dos fiscales de la provincia con una orden de desalojo apoyados en un pelotón de Guardia de Infantería dispuestos a cumplir con su deber cueste lo que cueste. Si ya de por si esto es muy grave la acción se desarrolló a medianoche con el estilo de la dictadura y haciendo un despliegue demasiado grande para asustar a 90 adolescentes que lo único que pretenden es tener condiciones dignas para estudiar (ver crónica aquí). Finalmente la cordura política se recuperó sobre el filo de los acontecimientos pero esta mañana el Ministro de Gobierno Carlos Caserio no tuvo mejor idea que advertir que la policía va a reprimir si es necesario y que nadie se debe asustar o considerar no advertido en el caso de que ocurra "alguna desgracia".

La locura de algunos sujetos como Caserio es apabullante porque pretenden solucionar con escuadrones policiales lo que se arregla con una cuadrilla de albañiles y diálogo con los pibes. Y están tan metidos en su desvarío autoritario que no piensan que los costos políticos de la represión ya se han arrastrado barranca abajo a más de un gobierno en este país y en esta provincia en particular.

Los días por venir serán decisivos ya que a esta hora finalmente Grahovac se encuentra reunido con dos representantes por colegio y ha prometido de entrada nomas un plan de obras, pero también ha dejado establecido que la ley no se discute, ahora hay que esperar si las promesas son creíbles, qué deciden los chicos en sus asambleas y que el gobierno ceda también en tema de debatir en profundidad algunos de los artículos más obtusos de su proyecto de ley.

2 Comentan sin ponerse colorados:

Anahí dijo...

No sé, es como que hay algo que suena a sintonía con la media sanción de senadores al servicio voluntario...
Slds.

Tux dijo...

Creo que algo de eso hay, en especial porque siempre hayun desprecio por los jóvenes (desprecio que esconde temor) muy llamativo.