Redes sociales

02 octubre 2010

La Novela de TELEFE

Leemos otra excelente nota de La Nota de Tapa y pensamos que un oligopolio no debe ser reemplazado por otro.

Por Damián Glanz
“Desconcentrar”. Esa es la clave que en el discurso oficial y en la letra de la ley definen la política de medios de la administración krichnerista. Es eso: un discurso desmonopolizador. Pero no son hechos. El ruidoso embate gubernamental contra el principal conglomerado de empresas audiovisuales del país, el Grupo Clarín, disimula cómo desde la Casa Rosada convalidan la existencia de un oligopolio televisivo que tiene una penetración más poderosa que la del principal enemigo K.

Un informe de la Autoridad Federal de Comunicación Audiovisual afirma que los contenidos de Telefé concentran el 44 por ciento de la programación de la TV abierta que se retransmite en todo el país. Canal 13, de Clarín, ocupa el segundo lugar con el 42 por ciento. Lejos, en el tercer puesto, y aportando apenas el 7 por ciento de los contenidos que se retransmiten gratuitamente en la provincias, se ubica la “Televisión Pública”.

No fue Héctor Magnetto el que redactó el informe que coloca al canal de Telefónica de Argentina por encima de su Canal 13. Se trata de un estudio que elaboró la Dirección Nacional de Supervisión y Evaluación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Tal como se viene señalando en los informes anteriores, los resultados obtenidos ponen de manifiesto el centralismo del sistema y la alta penetración de los contenidos emitidos por los canales de cabecera propiedad de Grupo Clarín y Telefónica”, se lee en el documento. La mención a Telefónica en el informe oficial es más que llamativa: como se ha ya dicho en este medio, la nueva ley de medios -al igual que lo hacía la vieja Ley de Radiodifusión-, prohíbe que una empresa de servicios públicos sea titular de una licencia de radiodifusión. (más en esta nota).

Más allá de esa discusión (que no se originó en la administración K, sino que viene de arrastre desde fines de la década de 1990) el informe da cuenta de otros puntos donde Telefé viola la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La red de canales de Telefónica no respetan los mínimos de programación propia que deben emitir. (Leer nota completa aquí)

6 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

este siempre escribe lo mismo...

Anónimo dijo...

soy cordobés y me da pena que este canal nunca se las juegue y apueste al gobierno nacional. siempre pálidas, la runfla. loco, un poco más de pilas, o qué, lo van a bancar a aguad ustedes? chotos

Tux dijo...

Anónimo 1: Es que lo de Telefónica es un tema para seguir, porque si no terminamos cambiando un oligopolio por otro y claramente ese no es el camino, no peleamos por una nueva ley de medios para eso.

Anónimo 2: ¿Siempre pálidas? Bueno, vamos a ponerle buena onda y desde este cometario te prometemos que todo va a ser color de rosa. A partir de este momento este blog va a ser una extensión de Tinelli y ¡¡Pum para arriba!!

Juan dijo...

Decís que el gobierno embate contra Clarín pero no hace nada por reducir el poder de Telefé. Pero para criticar a Telefé citás un duro informe oficial, osea que sí se está en esa dirección. Que yo sepa todavía no se cerró Canal 13, entonces ¿por qué habría que esperar acciones duras contra telefé si sabemos que la aplicación de la ley de medios llevará un buen tiempo? por último, el poder monopólico de Clarín no lo da tener el 44; 42; ó 15 por ciento de la audiencia, sino tener, además el diario con más tiraje,muchos otros diarios, la producción de papel para diarios, más de la mitad de los abonados al cable de todo el país, canales de cable varios, radios ni hablar... Qué sé yo, es distinto de una telefónica, que si bien es criticable que posea medios de esa magnitud, de últmia, no implica la concentración de la producción cultural. Es decir, la telefonía no es un medio de comunicación masivo (visto desde las teorías de la comunicación)

Saludos

Tux dijo...

Juan: Es muy dificil para muchos separar el estado del gobierno y en realidad lo que planteas es parte de eso. El estado a través de uno de sus organismos llama la atención sobre el hecho de que TELEFE concentra una parte muy importante de la producción local, mientras que por otra parte el poder Ejecutivo reglamenta la nueva ley de medios en favor de TELEFE.
En cuanto a lo que planteas con respecto a las telefónicas y su insersión en el mercado de los medios te remito al debate que se dio cuando se discutió la nueva legislación.

Juan dijo...

No creo caer en el error de no distinguir entre gobierno y Estado. Lo que sucede es que a mi parecer, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (cuyos representantes políticos responden mayoritariamente al oficialismo, y los gremiales mayoritariamente apoyan su política de medios) tienen cierto alineamiento con el ejecutivo. Estoy de acuerdo con que la AFSCA es autónoma del PE. Pero los vínculos políticos existen y por lo menos una porción importante de todo lo que genere la AFSCA es crédito del PE, sin el cual, dicha autoridad ni siquiera existiría.

Saludos.

PD: Pese a estar en desacuerdo con varias posiciones políticas respecto de la política nacional, y coincidiendo casi siempre en lo ideológico, me gusta mucho tu blog, ya que expone temas que no se ven usualmente.