Redes sociales

16 noviembre 2010

Entre que me saco el saco y me pongo el pongo

Tiempos revueltos se viven hoy por hoy en Córdoba, en especial cada vez que los candidateables le pegan una miradita a cuál será su rol en el 2011.

Y es que gran parte de los políticos en Córdoba leen en la borra del café de las encuestas un atisbo de lo que será de su destino el año que viene y de acuerdo a eso se ponen o se sacan el traje de candidato. Dentro del radicalismo es donde los naipes de orejean con más nerviosismo. Ramoncito Mestre duda y recontraduda si vale la pena presentarse como aspirante a intendente capitalino ante la posibilidad cierta de que la UCR no gobierne la provincia y así cualquier escenario de gestión municipal le sería extremadamente complicado. El problema radical es que Oscar Aguad definitivamente no se mueve de su tercer cómodo lugar y no hay miras de que realmente logre nuclear algó más que el electorado más duro y conservador. Esta poco confortable realidad ya ha originado un lento, siencioso pero seguro alejamiento de varios intendentes radicales del interior, algunos desensillando hasta que aclare y otros tirando líneas hacia los candidatos con mayores posibilidades de ganar.

En el PJ la cosa tampoco luce despejada, De la Sota se ha lanzado en estas últimas semanas a reconfirmar su candidatura a gobernador y desmentir a aquellos que lo daban como vice de Cristina el año que viene. El tema ahora es saber cómo va a encarar la campaña en un marco donde hasta su tropa más optimista plantea que el escenario que le tiran los sondeos de opinión no es el mejor. Las líneas de acción incluyen en una primera etapa lograr que el Justicialismo se discipline lo más que se pueda, generando una lista de unidad para las próximas internas y poniendo a todos los sectores adentro del aparato. Esta movida ya ha chocado con el rechazo de Olga Riutort quien la ha impugnado judicial y políticamente y también ha sido observada por el kirchnerismo de Acastello. Encima el acercamiento del ex-gobernador a la presidenta durante el reciente acto en Renault ha tenido un saldo -según las mediciones del PJ- neutro en el interior y levemente negativo en la Capital.

Viendo las cosas desde una perspectiva más global, a De la Sota le interesa, y mucho, el devenir de la UCR porque sabe que es desde allí donde saldrán los votos que definan la pulseada del 2011, ya sea porque el radicalismo le lime voluntades al juecismo en su disputa por la "verdadera oposición" o porque el PJ se plante como la única alternativa a Juez. Es por eso que en la licuadora de rumores ahora dicen que al delasotismo le interesaría muchísmo que Aguad se baje de la gobernación y sea Ramón Mestre el principal candidato ya que sería el unico capaz de hacer un papel que vaya más allá de lo decoroso.

En el juecismo si bien las aguas parecen calmas no lo están tanto, primero porque salvo la candidatura de Juez como aspirante a la gobernación y la de Marcelino Gatica (Intendente de Jesús María) como su vice no hay prácticamente nada definido por abajo y eso significa que en los próximos meses el ambiente se caldeará sobremanera. Segundo porque Juez no ha definido -y es muy difícil que lo haga- a cuál lista nacional apoyará para las presidenciales y apuesta a que los comicios sean desdoblados. Tercero porque todo el lío en el PJ y la UCR lo tiene a él como ambulancia, que recibe cada tanto a unos cuantos heridos, una tendencia que probablemente se acentúe antes y después de las respectivas internas. Y cuarto porque si bien la posibilidad de ganar disciplina también es cierto que hay varios debates internos de fondo que al no resolverse saltan periódicamente. Por lo pronto quizás la noticia más llamativa del espacio juecista fue la definición de que por primera vez recurrirán a una empresa especializada para diseñar su campaña, lo curioso es que no se tratará de alguien local sino de una firma uruguaya, la misma que -tal como publicó La Voz del Interior- llevó al Pepe Mujica a la presidencia del paisito.

2 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

Cual es la consultora?
Saludos!

Tux dijo...

No se trata de UNA consultora sino de la que cada partido ha contratado, alguna son locales y unas pocas son de Buenos Aires.
No se trata de hacer eje en los números de las encuestadoras sino justamente marcar cómo se miran los números en cada partido.