Redes sociales

28 enero 2011

¿Para cuándo joven?

Más elusivo que novio para poner fecha de casamiento, Juan Schiaretti mantiene aún oculta su carta política principal: el día en que se realizarán las elecciones provinciales.

Según La Voz del Interior de hoy la definición sobre este tema no se dará a conocer hasta que el gobernador tenga alguna certeza aproximada de la época en que se podrían inaugurar las obras que están en marcha (Centro Cívico y Parque de las Tejas), pero ya se da como un hecho que no solo serán comicios desdoblados de los nacionales sino que además se llevarán a cabo regidos por la última reforma electoral que contempla boleta única y la desaparición del voto sábana.

Por su parte, algunos funcionarios dejaron trascender extraoficialmente en varios medios periodísticos allegados que muy probablemente los cordobeses estaremos eligiendo autoridades provinciales (Gobernador, vice y 70 legisladores) el domingo 31 de julio o el 7 de agosto.; habrá que ver si esto es efectivamente así o si se trata de solo otro rumor que se suma al tsunami de dichos sin confirmación.

En este marco se plantean algunas intrigas y certezas. En la columna de las dudas se inscribe si el PJ finalmente llegará unido para esta fecha ya que Acastello ha dicho varias veces que en elecciones desdobladas él armaría una lista K e iría por fuera del justicialismo. Esta afirmación, que era una amenaza al delasotismo de restarle un hipotético caudal de votos provenientes del peronismo kirchnerista del interior, se topa con una realidad cada vez más palpable: en Córdoba vamos hacia un escenario de polarización creciente, donde De la Sota y Luis Juez se llevarán entre ambos más del 75% del electorado; Aguad raspará -de no mediar ningún milagro- el fondo del tarro con un 15 ó 18% y lo que reste será demasiado poco para repartir en otras alternativas. En un hecho que esta polarización le resta márgenes de negociación a Acastello y también al conjunto de la diáspora kirchnerista no PJ, quienes casi que parecen resignados a no tener propuesta local para el 2011.

Mientras tanto en la columna de las certezas se puede anotar que el juecismo tendría un mejor panorama inicial. Con su dupla principal definida (Juez - Gatica) su campaña ya ha arrancado tratando de consolidar su electorado en la Capital y haciendo un esfuerzo por extender su influencia hacia el interior. Pendiente de definir en el plazo cercano está las listas de legisladores, una actividad que removerá el avispero de todos los partidos, pero que seguramente en el Frente Cívico tendrá picos muy interesantes de analizar. Por otro lado se saca presión de dos espacios que quedarían para más adelante:
- Juez no debería definir perentoriamente su juego para las nacionales, tendría tiempo para pensar -y negociar- a quién daría su apoyo para las presidenciales y cuál sería su estrategia para armar lista de diputados y senadores nacionales.
- Ningún partido político deberá tener listo rápidamente el nombre de su candidato a intendente capitalino ya que se da por sentado que Giacomino convocaría los comicios municipales enganchados a los nacionales. Este solo hecho dilatará algunas de las internas más complejas, en especial las del PJ que cuentan con varios pesos pesados buscando su lugar en el Palacio 6 de Julio.

Paradojalmente en la Capital es el único lugar donde el radicalismo mide bien y tiene al senador Mestre (h) encabezando todas encuestas, pero si Aguad pierde y no hace un papel decente en la puja por la gobernación (y hasta ahora no hay ninguna señal de que esto sea así) a Ramoncito se le va a hacer muy dificl remar contra cualquier candidato que venga impulsado por un triunfo provincial.

Por supuesto que los items mencionados anteriormente quedan directamente ligados al resultado electoral, ya que no será lo mismo para ninguno de los dos candidatos principales a la gobernación, apoyar a uno u otro presidenciable como ganador que como perdedor. Igual sucedería en la ciudad de Córdoba, donde los melones y los aspirantes a la intendencia se acomodarán con el dictamen de las urnas provinciales a la vista.

0 Comentan sin ponerse colorados: