Redes sociales

15 enero 2011

Rosa

Rosa Luxemburgo, polaca de nacimiento, alemana por adopción, internacionalista por decisión propia. En su caso la revolución no era un sueño eterno sino una causa explícita y real, tan real como el amor que construyó en vida como el odio que sesgó su aliento el 15 de enero de 1919 en Berlín.

Rosa Luxemburgo mujer, era capaz de escribir enormes cartas de amor, donde su humanidad y convicciones brotaban con igual intensidad, en una de ellas escrita en París y fechada en abril de 1894 le dice a su enamorado, León Jogiches:

Aquí estoy, en casa, sentada a mi mesa y obligándome a trabajar en la proclama. ¡Querido mío! ¡No tengo ganas! La cabeza me duele y me pesa, ese ruido, ese rodar horrible en la calle, esta pieza abominable… ¡Quiero estar contigo, no puedo más! Piensa, todavía dos semanas por lo menos, porque este domingo no puedo preparar la conferencia a causa de la proclama; debo entonces esperar hasta el domingo siguiente. Luego, la conferencia rusa y, más tarde, la visita a lo de Lavrov.

Querido, ¿cuándo terminará esto? Empiezo a perder la paciencia, no se trata del trabajo, sino únicamente de ti. ¿Por qué no has venido aquí, a reunirte conmigo? Si te tuviera conmigo, ningún trabajo me daría miedo. Hoy, en lo de Adolfo, en medio de la conversación y de los preparativos de la proclama, de golpe sentí en mi alma tal fatiga y tal nostalgia de ti que casi grité en voz alta. Tengo miedo de que el antiguo demonio (el de Ginebra y Berna) salte de pronto en mi corazón y me conduzca a la estación del Este.

Para consolarme, imagino el momento en que la locomotora silbará, en que diré adiós a Jadzia y a Adolfo, en que, al fin, el tren se mueva, el momento en que iré a reunirme contigo. ¡Ah, Dios mío, me parece que toda la cadena de los Alpes se extiende entre ese instante y yo!

(...) ¡Querido! ¡Cuando esté cerca de Zurich, cuando tú me esperes, cuando descienda, por fin, del vagón y corra hacia la salida, estarás en la puerta, en medio del bullicio, y no tendrás el derecho de acudir hacia mí, pero yo volaré hasta ti!

Pero no nos besaremos tan pronto, ni nada, porque eso lo estropearía todo, no expresaría nada, pero nada. Solamente nos apuraremos a volver a casa, y nos miraremos, y nos sonreiremos. En casa nos sentaremos en el sofá, y nos apretaremos el uno contra el otro, y me fundiré en lágrimas como en este momento.
¡Querido! ¡Ya tengo bastante; quiero que esto termine lo antes posible! ¡Mi amor, no puedo más! Por desgracia, temiendo una pesquisa, he destruido tus cartas y ya no tengo nada con que consolarme.(...)

Pero también la Rosa Luxemburgo, militante y revolucionaria, con la rabia del oprimido explotándole en la garganta, dice pocas antes de su muerte y cuando la rebelión de los espartaquistas ha fracasado:

"El liderazgo ha fallado. Incluso así, el liderazgo puede y debe ser regenerado desde las masas. Las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución. Las masas estuvieron a la altura; ellas han convertido esta derrota en una de las derrotas históricas que serán el orgullo y la fuerza del socialismo internacional. Y esto es por lo que la victoria futura surgirá de esta derrota.
'¡El orden reina en Berlín!' ¡Estúpidos secuaces! Vuestro 'orden' está construido sobre la arena. Mañana la revolución se levantará vibrante y anunciará con su fanfarria, para terror vuestro: ¡Yo fui, yo soy, y yo seré!"

9 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

Este tipo de militantes "internacionalistas" nacidos en la europa del Este pero que se metían en los asuntos políticos de otros países más "importantes" de la Europa Occidental (Alemania) contribuyó al surgimiento del nazismo y del antisemitismo. Un poquito de autocrítica vendría bien.

Carolina

Tux dijo...

carolina: Yo tenía entendido que antisemitismo estaba muy arraigado en Europa al punto que progroms y ghettos tenían como 500 años de historia en el viejo continente, mucho tiempo antes de la aparición de la teoría marxista. De la misma forma el nazismo sospecho que el nazismo no nació como reacción al comunismo sino como una ideología extrema del imperialismo germano que se acrecentó desde mediados del siglo XIX en adelante.

Anónimo dijo...

Entendiste mal: el tipo de antisemitismo que surgió a principios del siglo XX nada tuvo que ver con la hostilidad hacia los judíos en los siglos anteriores. El factor político decisivo para entender el surgimiento del fascismo y el nazismo fue la revolución rusa (el comunismo). En Alemania, a principios del siglo XX, entre los despreciados y temidos "subversivos" bolcheviques había una enorme sobrerepresentación de judíos que ni siquiera tenían la ciudadanía alemana... Ese era de hecho el programa de "internacionalistas" como Luxemburgo o Troski: la revolución "internacionalista" como única posibilidad de triunfo del socialismo (esa fue una de las grandes diferencias con Stalin).

Carolina

Tux dijo...

Carolina: El antisemitismo previo al nazismo lo calificás de "hostilidad hacia los judios",sutilezas del lenguaje que le dicen. Sutilezas que no alcanzan para borrar la historia.
La "sobrerepresentación" de "judíos no alemanes" entre los bolcheviques de verdad parece una argumentación que atrasa 100 años y es un reduccionismo más propio de los fondos de la cervecería donde nació el nazismo, que una explicación realista del momento histórico que vivía Alemania y Europa en el período de entreguerras.

Anónimo dijo...

No es ninguna sutileza: la "hostilidad" o desprecio hacia cualquier grupo no necesariamente implica una política genocida. Y esos "judíos internacionalistas" provenientes de la Europa del Este eran despreciados hasta por las mismas organizaciones judías de clase media de la Europa Occidental (podés leer a Arendt sobre el tema).
En las "argumentaciones" de qué historiadores te basás? Toda la historiografía marxista (e incluso la liberal) más seria sostienen esta hipótesis elemental que a vos se te escapa.

Tux dijo...

Anónimo, Carolina supongo: La idea entonces de la "autocrítica" que sugerís en tu primer comentario es entonces: hay que arrepentirse de judio, extranjero y comunista, ya que estas son los causantes del nazismo.

Bien, esa "autoctrítica" es imposible. Volvé a la Cervecería y seguí participando. Prosit!!!

Anónimo dijo...

No, imbécil, decís cualquiera. La autocrítica pasa por poder superar la tendencia pueril al panegírico (la idolatría) y reconocer errores en la forma de acción política -que aunque bien intencionada- por sus consecuencias resultó trágica no solo para este tipo de izquierda y sus militantes.

Tux dijo...

Carolina: Gracias por lo de imbécil, viniendo de quien viene es un halago.

Juan dijo...

Nombre del acreedor: Sr. Paul William.
Prestamista E-mail: paul_william_loanhouse@hotmail.com

Ofrecemos préstamos privados, comerciales y personales con tasas de interés anuales muy bajas tan bajas como un 2% en un año a un período de reembolso de 50 años en cualquier parte del mundo. Ofrecemos préstamos entre US $ 5.000 y US $ 100 millones.
 
Los interesados deben llenar el formulario de solicitud de préstamo:

                 SOLICITUD DE PRÉSTAMO
SOLICITUD DE PRÉSTAMO
Tu nombre completo*
Tu correo electrónico*
Su teléfono*
Su dirección*
Tu ciudad*
Estado / Provincia *
País*
Número de fax
Fecha de nacimiento *
¿Tiene usted una cuenta? *
¿Usted ha aplicado antes? *
Cantidad de préstamo necesaria *
Duración del préstamo *
Propósito del préstamo *
Envíame una copia escaneada de tu identificación: *

Nombre del acreedor: Sr. Paul William.
Prestamista E-mail: paul_william_loanhouse@hotmail.com

  Saludos,
Sr. Paul William.
paul_william_loanhouse@hotmail.com