Redes sociales

01 febrero 2011

A esto no lo arregla ni dios

Llamado a la solidaridad.

Después de ver que la Municipalidad de Córdoba sigue sin otro destino que no sea su implosión político-institucional pese a los bidones de agua bendita que dice poseer y usar la esposa-funcionaria del intendente; estaría bueno que los especialistas en políticas públicas le vayan avisando a la piadosa Gabriela Almagro y a su benemérito marido, que mejor que prometer es hacer y mejor que bendecir es gestionar.

Gracias

0 Comentan sin ponerse colorados: