Redes sociales

14 febrero 2011

¿A quien culparán hoy...?

Sobre el arco de uno de los puentes de la ciudad alguien
pintó: ¿A quien castigarán hoy en lugar de los culpables?

Hace un año atrás, en una de las tormentas estivales habituales en Córdoba, una crecida del Río Suquía se cobró la vida de dos personas, una de ellas era una niña llamada Agustina Franco y el otro un adulto, pasajero de un remis que quiso circular por la Costanera.

En ambos casos los decesos tuvieron mucho que ver con la ineptitud de los funcionarios municipales y provinciales que no hicieron nada para evitar que sucedieran.

Hoy, la mejor prueba de que estas personas podrían estar vivas son los operativos conjuntos que se realizan cuando asoma un temporal. Bastaban medidas muy sencillas, tan fáciles que en la actualidad son parte de una rutina que salva vidas: cada vez que se anuncia un alerta meteorológico se cierra la Costanera con personal policial o DC, y se recorre la parte inferior de los puentes para sacar a la personas que allí se refugian (tal fue el caso de Agustina y su familia).

Pero ¿por qué estas cosas no se hicieron en febrero de año pasado? En gran medida porque la Municipalidad de Córdoba estaba otra vez en crisis interna y el personal ejecutivo político entraba y salía de la jefatura de las distintas dependencias con la velocidad de la luz. De hecho Defensa Civil de la muni había mudado de responsable cada dos meses y hacia rato que ninguno de los jefes tenía ni la menor idea de qué hacer frente a una simple tormenta y cuáles habían sido históricamente los stándares de seguridad que se debían aplicar.

Cierta ineptitud mata, por eso recordar este hecho es un ejercicio necesario para tener presente que ciertos "accidentes" no son tales sino el fruto de acciones humanas fallidas y perfectamente prevenibles.

0 Comentan sin ponerse colorados: