Redes sociales

02 abril 2011

Tras un manto de neblina


Mis amigos que pelearon en Malvinas no leen blogs, ni tienen facebook o twitter, pero desde aquí les mando un abrazo enorme a esos colimbas que un día estaban cantando canciones de Gieco o bailando con la Leo y a la mañana siguiente partían a las Islas, para jugarse la vida, cuando recién estaban aprendiendo a tomarle el gusto a esto de vivir.

Hoy, necesito recordarlos a todos, a los que estaban en las bases o los cuarteles del sur cortando clavos mientras esperaban que los embarquen; a los que sobrevivieron al hundimiento del Belgrano y a los que el crucero se los llevó a otro viaje; a los que estuvieron en Puerto Argentino hasta el último día peleando una doble guerra, una contra los ingleses y otra contra la incompetencia de sus propios oficiales; y también quiero traer a la memoria especialmente a los que volvieron intactos por fuera pero heridos de muerte por dentro y que aquí no supimos entender ni contener.

Yo se, que para todos ellos, la palabra patria tiene algo más que cinco letras sonoras y las Malvinas son otra cosa muy distinta a su marcha. Ellos aprendieron de la forma más cruel que el "manto de neblina" se corrió sobre las islas y sobre su guerra desde el mismo momento en que volvieron al continente, y el olvido, la incomprensión y el desprecio, se hicieron carne primero en los milicos y después en buena parte de los políticos de la democracia.

Por que se todo esto no quiero caer en ese patrioterismo barato donde todos fueron héroes de bronce, pasando de largo que aquí había una dictadura genocida con cárceles llenas de presos políticos, y que pibes casi sin instrucción, sin comida, sin ropa de invierno y con sus fusiles trabados por el barro enfrentaron a la maquinaria bélica del imperio para defender lo que es nuestro.

Por que se todo esto, cada 2 de abril me convenzo más de que en esta fecha no hay nada que festejar, salvo el hecho de que a partir de ese día de 1982, la dictadura empezó a cavar su tumba y se esfumaron sus sueños de perpetuarse en el poder.

3 Comentan sin ponerse colorados:

marcela dijo...

exelente

Politico Aficionado dijo...

Yo me afrecí de voluntario para combatir en Malvinas, y no porque me cayera bien Galtieri ( no me convocaron).

No festejamos nada el 2 de Abril, honramos a nuestros muertos y confirmamos nuestro reclamo por esas tierras usurpadas.

Tux dijo...

Marcela: Gracias

Político aficionado: Yo no hice la colimba ese año porque saqué número bajo, pero varios compañeros del secundario estuvieron allá y muchos queríamos estar con ellos. No, como bien plantea usted, porque me cayera bien Galtieri, pero si porque pensaba que a las islas había que recuperarlas.

Reafirmo la idea de que no hay nada para festejar porque veo que hay quienes quieren que haya algún tipo de fiesta, pero de la misma forma sostengo que esta fecha no puede pasar desapercibida porque lo peor que nos puede pasar es desmalvinizar nuestra historia.