Redes sociales

14 octubre 2011

Cepeda, libre al fin



Ayer la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires ordenó finalmente la liberación de Horacio Cepeda, el Lula, concejal de Merlo por Libres del Sur, quien había sido involucrado en una causa por una supuesta extorsión, armada por el intendente kirchnerista de Merlo, Raúl Othacehé, con el único fin de sacarlo una vez más de su banca en el Concejo Deliberante pero también como escarmiento para quienes llevan adelante una oposición consecuente a una gestión donde el autoritarismo, la patoteada y las prácticas fascistas son moneda corriente.

No es la primera vez que Lula estuvo en la mira de éste representante de lo más rancio del pejotismo. Desde hace tiempo que Othacehé se la tiene jurada, básicamente porque como activo participante de distintas movidas sociales que se dieron en ese distrito desde los 90 en adelante no hubo muchos que se animaron a enfrentarlo como Cepeda lo enfrentó. Pero lo peor de las persecuciones vinieron a partir del momento en que fue electo concejal por el voto popular. Primero le armaron una causa donde lo acusaban de haber cobrado dos sueldos (el de concejal y otro ejerciendo su profesión docente), de esta forma lo sacaron del cuerpo legislativo por un tiempo hasta que la propia Corte Suprema de la Provincia tuvo que dictar dos resoluciones para desestimar las acusaciones y exigir al Concejo la restitución de la banca.

En el medio, ni lentos ni perezosos desde el oficialismo K lanzaron una brutal campaña de desprestigio, donde participaron prácticamente todos los sectores posibles, incluidos representantes del sabbatellismo de Merlo, quienes no solo desconocieron la historia personal de Lula sino que lo atacaron por "izquierda" para quedarse con su escaño y sumarse a la tropa del intendente.

Una vez reintegrado en el cargo, la guerra personal de Othacehé contra Cepeda no bajó ni un cambio, por eso al poco tiempo se puso en marcha la causa que finalmente lo metió preso por varios meses, y que claramente fue digitada entre el intendente y las autoridades judiciales adictas. La operatoria con que se llevó adelante la detención, la presentación de "pruebas" y los "testimonios" fue tan burda que, visto en perspectiva todo el proceso, tiene varios puntos en común con lo que hace poco tiempo sufrió el Pollo Sobrero.

Finalmente y como dijimos más arriba, la libertad llegó de la mano de una nueva resolución de la Corte, pero es bueno recalcar que esto se logró no solo con argumentos legales sino también gracias al extenso apoyo de los vecinos de Merlo que se movilizaron al ver como uno de sus representantes era sistemáticamente perseguido con una metodología y una saña pocas veces vistas.

En el medio quedan varios saldos amargos, el primero es confirmar que frente al poder cuasi-despótico de algunos sujetos, la política -sobre todo cuando se trata de defender los intereses de los más humildes- es un oficio de alto riesgo, donde el debate democrático pasa de ser una batalla de ideas a un combate físico-legal donde el todo vale es la regla principal.

Otro balance negativo lo encontramos en cómo se movieron muchos representantes del oficialismo "progresista" quienes o se sumaron al silencio cómplice que avalaba la prisión de un inocente o jugaron directamente a favor de su detención creando un clima favorable para la misma y, cuando ya era evidente que la causa se caería tarde o temprano, optaron por hacer mutis por el foro.

Para ellos
Para los oportunos desentendidos
Para los que les gusta hacerse los pelotudos.
Para los que exigen (con razón) justicia y memoria, pero apoyan (sin razón) la injusticia y el olvido.
Para los que se dicen Compañeros/as pero ejercen su compañerismo con Responsabilidad Limitada.
Para quienes los derechos humanos son el leit motiv de apenas un día al año.
Para los medios -oficialistas y opositores- que cercenan la realidad y la acomodan de acuerdo a sus necesidades del momento.
Para los blogueros -como el Lupo y el Conu- que le echan tierra sin pruebas a quienes consideran sus enemigos políticos y después venden chapa de objetividad.
Para los que recitan a Bertold Bretch solo cuando les conviene y después son ellos los que salen a golpear puertas de inocentes.

Para ellos
Gracias por estar ahí para recordarme quienes son y cómo actúan.
Gracias por mantenerme alerta y haberme enseñado tanta hipocresía en estos años.

6 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

dejá de troskear un minuto ,el vasco es malísimo ,pero gana siempre por mucho ,claro que es malísimo..Ahora, aunque sea un renglón con el periodista echado de tu diario La nación..aunque sea un mm ,no más ..

Karl Albert dijo...

Es interesante como este blog, simpatizante de Libres del Sur, que pasaron del kichnerismo al sabbatellismo, al pinosolanismo y ahora al binnerismo y todo en solo 7 años (todo sea por las becas parlamentarias salvadoras, claro) no trepida en dar información falsa sólo para llevar agua a su molino de supuestos eternos puros -que lejísimo están de serlo- ¿O cómo se explica que pasaron del "No pago de la deuda externa" como consigna central y excluyente a juntarse con el conservador social-demócrata Binner, que JAMAS dijo o propuso nada de eso? (ni lo hará).
¿Con qué autoridad el autor de este post habla desde 800 km de distancia, sin conocer NADA de lo que pasa en la zona oeste del Conurbano, que es donde yo vivo? (un día de estos me voy a poner a escribir de Villa Allende, total, la rigurosidad es lo de menos).

Vamos a hacer un poco de historia: Cepeda fue electo concejal en el año 2009 integrando la lista del EDE (Encuentro por la Democracia y la Equidad), es decir en la lista que llevaba como cabeza a diputados nacionales a Martín Sabbatella. Apenas asumido y en un movimiento perfectamente pergueñado por De Gennaro y afines en todos los niveles de representanción -como la profugada diputada Graciela Iturraspe, otra que le debe la banca al EDE- renunció al bloque de concejales -no así a la banca, claro- aduciendo que Sabbatella se habia "apartado del proyecto original" (!).Nunca fue explicitado en que consistieron esas "faltas" del EDE y lo más "curioso" es que son tan puros e inocentes que se dieron cuenta recién -oh curiosidad- el día que asumieron, ja.

A pesar de eso, cuando se produjo la catarata agresiones-destitución por parte del PJ de Merlo, el EDE se solidarizó inmediatamente con el concejal Cepeda, de lo que pueda dar fe la chica que se quiere portal mal y también Cecilia Merchán. Mira que hermosa foto y nota que desmiente absolutamente la carne podrida sobre el sabbatellismo expresado -por poner un ejemplo- en éste párrafo:

"En el medio, ni lentos ni perezosos desde el oficialismo K lanzaron una brutal campaña de desprestigio, donde participaron prácticamente todos los sectores posibles, incluidos representantes del sabbatellismo de Merlo, quienes no solo desconocieron la historia personal de Lula sino que lo atacaron por "izquierda" para quedarse con su escaño y sumarse a la tropa del intendente.

¿Miraste la foto, la fecha y quienes están? Si lo hiciste y aún te queda un poco de buena fe, deberías corregir la información que vamos a suponer que no chequeastae y te fue enviada "erróneamente"; de lo contrario, pasarías a formar de lo mismo que supongo que odias de la prensa del establishment, la mentira como método de construcción política.

Y para finalizar, el el Oeste del GBA conocemos bien a Othacehé, vivimos acá, lo sufrimos a diario, no lo vemos desde 800 km de distancia y escribimos bastante al respecto (amén de las cabezas rotas, los moretones y las hospitalizaciones); si te interesa: http://laciudadfutura.blogspot.com/2011/07/merlo-la-persecucion-y-el.html

La Runfla dijo...

Anónimo, Ok, a partir de ahora indiquemé ud. lo que tengo que escribir en el blog.

Karl: Sabbatella cambió de bando como de medias, pasó de decir que el PJ era un cepo para el desarrollo de un proyecto nacional y popular a terminar de socio bobo del PJ. Lo vimos en prov. de Buenos Aires y lo vimos muy patente aquí en Córdoba, donde el sabbatellismo trabajó primero para dividir el espacio K-No PJ e inmediatamente después bajar su propia lista de diputados nacionales para facilitar que Accastello y Cia queden como dueños del espacio en esta provincia.

Karl Albert dijo...

La Runfla: Interesante tu respuesta en varios niveles.

1) Siendo simpatizante y/o militante de una fuerza como Libres del Sur -que fueron parte orgánica del kirchnerismo y compartieron boleta junto a revolucionarios de la talla de Graciela Camaño- y eternos saltamontes electorales como ya lo mencioné en mi anterior comentario, me daría un poco de pudor atacar a otros por "falta de coherencia".

2) No refutás en ningún punto todo lo que escribí. Ergo y para decirlo rápido, mandaste fruta. Y no tenes la hidalguía de reconocerlo. Curioso que alguien que se considera de izquierda no ejerza la autocrítica.

3) Por tus comentarios de la realidad cordobesa -de la que, a diferencia tuya, no comento porque no la conozco- presumo que hacés un traslado automático a todo el país. Un método curioso de análisis político.

Coda: En este blog se la ha defendido a rajatabla a la Checha Merchán, que se fue de LdS ¿También será hoy una "socia boba del kirchnerismo"?

La Runfla dijo...

Karl, no tengo obligación de refutar nada de lo que decís, la única verdad es la realidad y está claro que el proceso político que inició el kirchnerismo con la transversalidad no existe más, ya que se ha volcado absolutamente hacia el PJ. Eso se ha visto claramente en Córdoba donde el sabatellismo hizo lo que el FpV le ordenó y contribuyó a la desaparición electoral del espacio K-No PJ. A la realidad de Córdoba la conozco un poco porque vivo en esta provincia.

En cuanto a la Checha Merchán, no tengo ningún problema en defender lo que hizo en su momento, aún cuando en este momento noesté de acuerdo con su mirada, y es algo que puedo hacer en especial frente a los socios bobos del pejotismo.

Igual, el fondo de la cuestión del post es que Cepeda está libre y evidentemente esto es algo que parece que le molesta al si-cristinismo que ha avalado por acción y omisión a Othacehé.

La Runfla dijo...

Karl, entiendo tu necesidad de organizar careos, pero lo lamento no es mi intención entrar en el juego de desviar aún más la intención del post, ni dar marcha atrás con lo dicho.
El sabbatellismo se tiene que hacer cargo de sus omisiones y complicidades y de verdad creo que su máscara está tan caída que ni siquiera hace falta explayarse demasiado.