Redes sociales

31 julio 2011

El silenciador


Dicen que "Hecha la ley, hecha la trampa" y lo curioso es que algunas veces la trampa está dentro de la misma ley, o mejor dicho en la reglamentación e implementación de la norma.

Durante años miles de argentinos peleamos para que la vieja Ley de Medios pergeñada durante la última dictadura militar fuese cambiada por una legislación democrática, amplia, que combatiese el monopolio ideológico-comercial y la regla del pensamiento único. En el 2009 finalmente festejamos con alegría que la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual era promulgada conteniendo buena parte de las reivindicaciones que un amplio espectro de referentes sociales, políticos, medios comunitarios y ONGs venían impulsando.

Ahora, acercándonos a los dos años de haber arrancado, la reglamentación y las distintas regulaciones que van surgiendo alrededor de la LSCA son a veces desconcertantes por no decir muy descorazonadoras. A la buena nueva de que se han comenzado a licitar las frecuencias de TV Digital en partes iguales para privados y organizaciones sociales/no gubernamentales, se le sumó la decisión -¿administrativa?- de que los canales comunitarios deberán pagar para acceder a las licencias hasta $140.000.

Esto es una verdadera burla al espíritu de quienes impulsaron la LSCA y también para aquellos que escribieron con enorme esfuerzo y acompañados de muchísimo debate el texto y los articulados de la norma, porque se le exige una importante inversión a organizaciones que no tiene espíritu de lucro.

En el fondo cuando se avanza con este tipo de trampas y con otras que han terminado abriéndole ventanas de excepción a grupos concentrados afines al poder (como en el caso de Telefónica - Telefe) se carga un revolver leguleyo con silenciador y se lo dispara hacia el corazón de una ley que desde el vamos propuso abrir la jugada para que se escuchen todas las voces.

De más está decir que este ataque no figura en el chart noticioso de los medios oligopólicos, por eso hago votos para que la mayoría de aquellos que dieron la batalla hace dos años no se queden de brazos cruzados y le reclamen a la Autoridad Federal para que revea los cánones impuestos a los medios comunitarios y que esta injusta situación sea revertida a la brevedad.

Queremos la ley completa, sin cercenamientos ni oportunistas limitaciones.
Queremos la ley con la letra y espíritu con que se votó.

30 julio 2011

En deuda

Uno de los capítulos más escabrosos de las gestiones De la Sota y Schiaretti ha sido el de la deuda pública provincial. Durante años el mecanismo del endeudamiento fue utilizado asiduamente bajo el designio de la política noventista, o sea tomar deuda para pagar deuda vieja y gastos corrientes hasta convertir el trámite en una bola de nieve difícil de manejar.

A raíz de esta práctica el 2009 fue un año de zozobra y el 2010 se abrió con grandes interrogantes para los números de la administración provincial que hacía agua por varios agujeros y presentaba una angustiosa situación financiera. Afortunadamente, en el marco general de rescate, condonación y refinanciación de las deudas provinciales que asumió el gobierno nacional, Córdoba fue generosamente beneficiada al punto que el propio Schiaretti dijo que le habían sacado una soga del cuello.

La mano nacional fue ampliamente agradecida en principio por el gobierno cordobés y facilitó el idilio --fugaz, pero idilio al fin- entre la desaparecida Casa de las Tejas y la enrejada Casa Rosada. Con las arcas refrescadas y sin el peso de vencimientos cercanos sobrevolando la cabeza de los funcionarios, el gobierno cordobés decidió aprovechar el momento y lanzarse con alegría al carnaval de obra pública pre-electoral con la que no solo se han decorado tandas y publicidades oficiales sino que le sirvieron como excusa a los administradores salientes para tomar nueva deuda y agenciarse para si jugosos sobreprecios.

De esta forma sucedió lo siguiente:
“Si comparamos con el 2009, tenemos que durante el 2010 la deuda aumentó 994,1 millones de pesos a pesar de que en el mismo período la nación condonó deuda a la Provincia por 1.342,5 millones de pesos. Este aumento significa que el stock de deuda pública aumentó un 10% sólo en el 2010”
"En la misma etapa, la proporción de deuda dolarizada pasó de 31,94% de la deuda total en el 2009 a 52,02% en el 2010. Esta fuerte dolarización de la deuda se explica por la emisión de dos series de títulos Boncor, una en agosto de 2010 por 400 millones de dólares y la otra en octubre de 2010 por 196 millones de dólares. Recordemos también que a fines del 2009 se emitió la primera serie de Boncor por 150 millones de dólares. Estas tres series de bonos devengan un interés anual de alrededor del 12% en dólares”.
No caben dudas que con este panorama y con la perspectiva de que en el 2012 se deberá comenzar a pagar la fiesta del 2010/2011, el gobierno que surja de las elecciones del 7 de agosto nacerá con una espada de Damocles pendiendo sobre su cabeza.
Estas observaciones -bien interesantes por cierto- corresponden al último análisis de la deuda provincial de Córdoba realizado por el CIPPES y que pueden leer completo aquí: Situación de la Deuda de la provincia

24 julio 2011

En bruto


Noten en el minuto 32 del video como los policías preparan la escena y colocan una escopeta al lado del cuerpo de Sixto Gómez.

En noviembre del año pasado la policía formoseña actuó contra la comunidad Qom (La Primavera) con el estilo que ya tienen internalizadas en las provincias más pobres y feudalizadas de nuestro país: a los palos y eliminando la protesta social con un inusitado uso de la fuerza que incluyó la quema de ranchos, los golpes y la muerte de gente inocente.

Apenas dos días más tarde el responsable político de esa misma policía, el gobernador Gildo Insfrán entraba a Casa Rosada -vía teleconferencia- para homenajear en un acto a Néstor Kirchner. La doble moral del funcionario (y de aquellos/as que lo recibieron con aplausos y elogios) se patentizó en un discurso hipócrita donde habló de lo mucho que había hecho Kirchner para cambiar el país, mientras él no escatimaba poder de fuego para cristalizar el viejo régimen en su provincia, donde la justicia no es otra cosa que el martillo con el que el poder económico clava la tapa del ataúd para los derechos populares.

Ahora un video detallado y sin editar entregado por un policía arrepentido muestra con contundencia y en bruto (en más de un sentido) que los Qom no exageraron en nada cuando describieron el accionar policial y subraya hasta qué punto hay un país profundo signado por el enfrentamiento de pobres contra pobres, que es ignorado y ninguneado desde los medios oficialistas pero también desde los grupos mediáticos privados.

18 julio 2011

No le demos alas otra vez

El corto de los angelitos que los publicistas de De la Sota pergeñaron para vocear la promesa del ex gobernador de dar boleto gratis a toda la comunidad educativa ha provocado las más varias reacciones, una de ellas es el video que está al pie del post.

Una pregunta antes de seguir adelante ¿Si el Gallego dice que el boleto gratis va a llegar a TODOS los estudiantes, maestros, profesores de los tres niveles educativos, entonces por qué acota/aclara/especifica que es un beneficio para 30.000 personas? Tengo la impresión que no serán todos ni todas y que finalmente quedará en la nada como la famosa promesa de las viviendas del Plan Clase media (que ahora se relanza "en serio", ya que hace 4 años fue de jugandito)

17 julio 2011

Sobre los "derechos" de autor

Derecho a Leer es un interesante blog que se mete habitualmente en el tema espinoso de los derechos de autor, copywrigth y otras yerbas del mismo mate, desde una perspectiva poco presente en los medios hegemónicos, allí leemos un interesante análisis que los invitamos a compartir:

En septiembre de 1933, durante los debates por la ley de propiedad intelectual 11723 impulsada por Roberto Noble (fundador de Clarín en la década siguiente), el Diputado por la Capital, Enrique Dickmann, a diferencia de los demás legisladores, realizó una serie de lúcidas y sorprendentes críticas al proyecto, y en general, a los fundamentos de la "propiedad artística y literaria", en una época donde muchas de sus consideraciones eran sólo especulaciones filosóficas, pero que en el contexto tecnológico actual cobran notable actualidad:

Establecido que nadie puede invocar ser propietario de su obra, en el sentido material de la palabra, es indispensable tomar ese género de propiedad con un espíritu de crítica, con un criterio de relatividad, que es útil que conozcan los artistas y los escritores. Ellos no conquistan su propiedad por la espada; la consiguen por la ley que dicta el legislador; y deben comprender su relatividad, no deben ampararse a su sombra para lucrar y negociar con los impulsos de su corazón y la inteligencia de su cerebro

"Material" no es igual a "inmaterial"

En efecto, durante toda su intervención Dickmann no deja de poner el acento en esta singularidad de la nueva propiedad, que poca relación guarda con la propiedad material. Esta es una verdad de perogrullo que todos los teóricos expertos en la materia, hasta los mas fundamentalistas, admiten: la llamada propiedad intelectual no es igual a la propiedad material. Todos, claro, menos nuestro Secretario de Cultura Jorge Coscia, que al parecer ignora completamente esta cuestión. Dickmann, hace 80 años, lo explicaba con mucho sentido común:

Sucede con la propiedad literaria todo lo contrario a lo que sucede con la otra propiedad, con la material. La otra propiedad, principalmente la de la tierra, no ha sido creada por ley, no fue un asunto de derecho; eran rudos conquistadores que se apoderaban del suelo, basados en la fuerza de su espada. La propiedad en general ha sido creada por la fuerza y luego vino consolidada por el derecho, y esta nueva propiedad se va a crear de toda pieza por el derecho. Es un modo distinto, fundamentalmente opuesto a la clásica propiedad rural y todos sus derivados.
En los tiempos mas remotos, cuando nuestros lejanos abuelos crearon la propiedad del suelo por derecho rudo de conquista, la propiedad intelectual no existía. Fueron los tiempos de la creación espontánea y anónima. El patrimonio humano en el terreno mental y moral, data de aquel tiempo. Las más grandes creaciones del arte y de la belleza, aún de la verdad desde el punto de vista moral y religioso, datan, de aquellos tiempos, en forma anónima

13 julio 2011

Fito


Tanto revuelo ha levantado la nota que Fito Paéz publicó en Página 12, descalificando a los votantes de Macri, y tantas cosas se han dicho en estos dos días que se me hace inevitable pensar aquí en voz alta.

Creo que más allá de que Fito tiene todo el derecho del mundo ha decir lo que se le ocurra, sea en una nota editorial o en una canción, el problema en todo caso es si me gusta o no, lo que escriba o cante el que nació en el 63.

Y la verdad es que durante años me he cansado de escuchar cosas como las que expresó Paez el otro día, lo extraño es que generalmente lo he oido salir de la boca de gente de derecha. Lo he escuchado por ejemplo cuando los gorilas proferían el grito "¡Pero que pueblo de mierda...!" mirando los resultados de las elecciones. Lo he escuchado en el sonsonete obnubilado de los colonizados mentales que rezan cada noche "El problema de la Argentina son los argentinos".

Todos sabemos que es difícil extirparse el enano autoritario en una sociedad que ha sido atravesada dolorosamente por el autoritarismo más salvaje; pero también me parece muy triste -desde el punto de vista de la democracia que uno ansía construir- que haya tipos que usen a un músico para decir lo que ciertos políticos piensan pero no se animan a decir y que encima haya muchísimos oficialistas que propongan "No lo hubiera dicho así, pero Fito tiene razón", o lo justifiquen en nombre de su veta artística. En el fondo -y en la superficie o los costados- toda esta alharaca no esconde otra cosa que la incapacidad del kirchnerismo de hacerse una autocrítica profunda de su forma de construcción política y de reconocer que si Macri ha triunfado electoralmente en Buenos Aires no solo es un problema para los K.

Por todo esto me animo a preguntar por preguntar ¿Realmente tiene razón Fito? ¿Realmente hay millones de argentinos dignos de asco porque no piensan o votan como yo? Si para alguien que se dice de izquierda o progre la respuesta es SI, entonces le aviso que ha vivido equivocado y que al menos en este tema merecería hacer una revisión de sus convicciones, en especial porque este tipo de razonamientos son un renunciamiento a cualquier posibilidad de cambiar la historia y es otra cara de la resignacion y el posibilismo que hace mella en ese espacio.

11 julio 2011

Dibujar para la derecha

Una vez más, en lo que ya es un clásico post-electoral, los números de los votos terminaron dictando la real-realidad de la voluntad popular y enterrando la realidad dibujada de las encuestadoras truchas.

En Capital Federal quedaron en off-side claro los que anunciaban la oleada incontenible de un inasible "efecto Cristina" que aparentemente era la explicación para los triunfos oficialistas en los varias provincias pero que en Buenos Aires apenas si se esbozó. 

El resultado de tanta irrealidad volcada en planillas de espejismos, es que la derecha, de la mano de Macri, se afianzó en uno de los distritos más importantes del país, lo que es una muestra de que muchas veces quienes más enarbolan la bandera del practcismo y objetan a quienes están a su izquierda de ser paradojicamente "funcionales a la derecha", son en realidad los que con mayor empeño le dan de comer a la diestra.

Para que quede claro: mentir es funcional a la derecha. Despojarse de encuestas serías y apostar a la creación de "climas" a partir de consultoras truchas, es funcional a la derecha; porque no solo se trata de degradar a la política a través de faltar alevosamente a la verdad sino hacer pie en un desprecio profundo por el pensamiento de los argentinos.

Se suponía que el kirchnerismo era una fuerza de centroizquierda -o al menos así le gusta presentarse- pero a partir de las manipulaciones mediáticas se hace notorio que no hay muchas diferencias entre la forma de "hacer política" del oficialismo, el macrismo y hasta el delasotismo, porque para ellos  lo primordial es deplegar un enorme aparato económico con impacto mediático y donde la verdad (esa que si Menem la decía no lo votaba nadie) es la primera víctima de la campaña.