Redes sociales

04 febrero 2012

Cacho & Mole, cobradores de impuestos

Este ha sido para el repitente gobernador De la Sota un inicio de gestión diferente a los anteriores. Sin grandes anuncios que hacer debido a la escasez de metálico en las arcas, los cordobeses nos hemos salvado de marquetineras campañas sobre viviendas para la clase media (que nunca se contruyeron aunque fueron prometidas más de mil veces) o rebajas de impuestos o propuestas de faraónicas obras públicas. 

En cambio solo un sintético "Es lo que hay" (copyright de Cacho Buenaventura) resonó con mucho eco dentro de una Legislatura provincial oficialista que secretamente esperaba del Gallego un As en la manga, un pase de magia, una ilusión para encarar, aunque más no sea con un espejismo en la mochila, el camino de estos próximos 4 años. Lo que si se transparentó en se momento es que el cinturón se ajustó un ojalillo (o varios) hacia dentro, presagiando de esta forma que la coyuntura no es muy favorable.

Así las cosas, es público y notorio que la tesorería cordobesa acumula más aire que billetes, por lo que se necesita recaudar con suma urgencia todo lo que se pueda. Para esta tarea, que no es otra cosa que una mala noticia, el gobierno provincial ha recurrido a dos figuras populares: el humorista Cacho Buenaventura y el deshinibido Mole Moli. Ambos llenan con su prestancia histriónica (Cacho más que la Mole si vamos a ser sinceros) importantes minutos de las tandas publicitarias de casi todos los medios electrónicos relevantes.

Desde la radio y la TV, Buenaventura y Moli nos conminan risueñamente a pagar la boleta de rentas provinciales y nos recuerdan que se mantiene el 30% de descuento que impuso De la Sota hace tres gestiones atrás, pero además nos refuerzan con un premio del 10% extra de rebaja si saldamos todo mediante la cuota única del gravamen. Con una sonrisa y un entusiasmo un poco fingido ambos concluyen su mensaje resaltándonos que de esta forma pagaremos ¡hasta un 40% menos!. Tomá mate.

Alguien una vez nos confió que la publicidad suele ser una forma elegante de decir una mentira muy burda para que nadie se cuenta y hasta crea en lo imposible. Y algo de eso, o mucho según como se vea, tienen los cortos que aquí mentamos, porque lo que Cacho y Moli no dicen es que aquí no hay ninguna rebaja, sino que claramente a muchísimos cordobeses el cedulón de rentas le llega inflado ya que el valor de los inmuebles ha sido sensiblemente actualizado y sometido a un proceso de sintonía fina tan de moda en la actual coyuntura

Claro está y esto es bueno que quede debidamente expresado, la culpa del embuste no es de los artistas/voceros participantes; ellos al fin y al cabo solo leen un guión que la agencia les ha acercado y cobran generosamente por hacerlo, de la misma manera que ya antes lo han hecho en otras campañas gubernamentales exitosas como las de EPEC, la Lotería, el Banco de Córdoba y la reelección de José Manuel (que algunos se acaban de dar cuenta de que en realidad era el mismo De la Sota de antes, de siempre).

Como todo tiene su lado amable, es apropiado resaltar que los ciudadanos de esta provincia nos hemos salvado de que al menos por esta vez la tarea de mentir con tanta propiedad no será asumida por el delasotista de la primera hora Marcelo Falo, quien ha sido enviado a un fresco freezer como consecuencia de su afaire con la escandalosa riestra de cheques sin fondos que supo emitir a finales del 2010. Quizás nos estemos conformando con poco, pero es preferible que comuniquen (y nos embaquen) con el Cacho y con la Mole antes que tener que soportar la cara y la verba de un tipo tan amargo como Falo.

2 Comentan sin ponerse colorados:

omar dijo...

Realmente muchachos, quejarse por la valuación fiscal de los inmuebles es más risueño que cualquier chiste de Cacho

La Runfla dijo...

Estimado Omar, si quejarnos de la valuación fiscal de los inmuebles hubiera sido nuestra intención, el título del post sería "me cachen die en la valuación inmobiliaria".

Como ni siquiera ese es el título, y en favor de una correcta comprensión de textos (materia invaluable y cada vez más necesaria en el ingreso universitario)la idea era plantear: a) Cacho y la Mole no dicen la verdad, o mejor dicho, sus guionistas se cuidan de avisar de que para muchos hogares la boleta viene más cargada, no más liviana. b)Cacho y la Mole a esta altura son los artistas del régimen, del modelo cordobés o la cara "simpática" del PJ que te comunican lo que venga: el nuevo sistema de EPEC internet, la tarjeta del Banco de Córdoba, los servicios del mismo Banco, los premios espaciales de la Lotería en fechas idem, el cobro de impuestos... y por supuesto, la reelección de aquellos que a la larga los seguirán contratando y firmando sus contratos.