Redes sociales

02 febrero 2012

Por la re-estatización de YPF
















En estas últimas semanas ha comenzado a correr el rumor de que se estaría estudiando la re-estatización de la empresa petrolera YPF, hoy en manos de la española REPSOL desde su privatización en los años 90.

Recuperar YPF bajo control nacional es sin dudas un objetivo compartido por millones de argentinos, pero más allá del sentimiento es también una necesidad de política económica a fin de recuperar uno de los resortes más importantes a fin de direccionar estratégicamente la utilización de los hidrocarburos, en un momento donde su escasez es determinante.

Desde hace décadas el proceso de reinversión y prospección en el país de REPSOL-YPF está estancado y en gran medida su producción se ha centrado sobre los yacimientos que ya explotaba o tenía en carpeta la antigua empresa estatal. Incluso el tan publicitado "hallazgo" reciente del Gas Share no es tal ya que se sabía desde hace mucho de la existencia del mismo solo que ahora su explotación es redituable y se ha desarrollado un método más o menos confiable y económico para su extracción.

Planteado esto y remarcando lo importante que sería para Argentina poner de pie una petrolera nacional en manos del estado me permito plantear algunas dudas que los rumores, por su carácter de trascendidos oficiosos e incompletos, van despertando a medida que mentalmente se pone en la vida esta hipótesis.

1- En principio daría la impresión de que la búsqueda del estado nacional sería hacerse cargo de las acciones que actualmente tiene en su poder el Grupo Petersen (Eskenazi) y que actualmente tiene alrededor del 25% del paquete. Si esto fuera así es bueno recalcar que Petersen ha comprado sus acciones a crédito con un mínimo desembolso inicial y saldando su deuda con las propias ganancias de la empresa (esta es una de las razones por las cuales la tasa reinversión en estos años ha sido tan baja). O sea que si el estado argentino compra estas acciones al precio del mercado (por más barato que este sea) Petersen haría un excelente negocio rayano con el negociado. Po lo tanto es esperable que si la operación se concreta se haga bajo las mismas condiciones que beneficiaron al grupo privado o -mejor aún- que directamente se proceda a una expropiación por los numerosos incumplimientos de contrato que acumula el holding.

2- Si bien REPSOL es una empresa de capital privado, las leyes españolas son extremadamente rigurosas a la hora de defender la "españolidad" de los grupos económicos que tienen a cargo sus recursos estratégicos. Ya durante el año pasado hubo en la península un chisporrotazo importante por el acuerdo de REPSOL - PEMEX (Petroleos Mexicanos) dado que varios diputados lo impugnaron al sospechar que los españoles perderían parte del control gerencial. De hecho el Grupo Petersen para comprar las acciones debió en su momento establecerse como empresa española con domicilio en Madrid. 

En ese marco es inevitable pensar que cualquier reestatización deberá tratarse también de gobierno a gobierno, en especial porque REPSOL es hoy por hoy pieza central de la economía de su país y jugador de peso en la bolsa de Madrid... todo esto en el contexto de una crisis económica europea de proporciones. ¿Cómo se encarará esto? Hasta aqui nadie lo sabe.

3- En lo local sería importante saber cómo se encararía la administración de la nueva YPF y cuál será el rol de las provincias petroleras. Hasta ahora lo único que alguna vez escuché sobre el tema lo planteó la gente del MO.RE.NO. -vinculados a Proyecto Sur- quienes proponen un directorio federal, que contenga a estas provincias y a la nación. Este detalle no es menor ya que la provincialización de los recursos, establecido constitucionalmente, obliga a que el rol de estas provincias no sea pequeño, pero además será un paso indispensable para garantizar la justicia en el reparto de la renta teniendo en cuenta de que de los 10 distritos involucrados 9 son deficitarios.

4- En estas fechas y tal como lo establece su contrato con REPSOL, Petersen tendría la opción de adquirir un 10% más de la empresa, elevando su participación a un 35%, entonces, si se avanza en la nacionalización sería deseable que Argentina haga uso de esa opción de forma clara y transparente.

5- Y finalmente una duda/inquietud de oro (negro): Si quienes están hoy a cargo de este potencial proceso estatizador son los mismos actores que en los 90 ejecutaron las privatizaciones, es inevitable pensar que ellos volverán a pasar por ventanilla para cobrar sus comisiones y que todo el proceso podría estar viciado con los mismos elementos que jalonaron sus gestiones durante el menemato. Que Roberto Dromi, el autor del Decálogo Menemista de las Privatizaciones, sea el vocero de la re-estatización como asesor del propio ministro De Vido, es algo difícil de digerir pero además es también una señal de que a la hora de los bifes pesarán más los negocios particulares de los "gestores" involucrados, antes que la defensa de los intereses nacionales. No seamos ingenuos, Dromi sabe algo de empresas estatales, pero de lo que él conoce más es de cometas y quizás esa parte de su curriculum lo haga más atractivo a los ojos de algunos.

5 Comentan sin ponerse colorados:

Anónimo dijo...

TENEMOS Q TENER CUIDADO DE NO CAER EN EL ESTADO BOBO, CUANDO LA PRIVATIZAMOS VALÍA LA MITAD Y TENÍA EL TRIPLE DE RECURSOS.
HABRÍA QUE ESTUDIAR BIEN EL TEMA.

Alcides Acevedo dijo...

Ja Ja... me mato de risa ¿recién se enteran que Eskenazi compró las "acciones" a pagar con las mismas utilidades de la empresa?
Típica maniobra de vaciamiento... ah, cierto, la inversión cayó a cero... mala suerte, y eso que Eskenazi es testaferro de los kirchner ¿qué se puede esperar de aquellos no consustanciados con el "proyecto" Nac&Pop?

La Runfla dijo...

Anónimo: es así, hay que estudiar mucho el tema porque tiene muchísimas aristas para profundizar.

Alcides: No entiendo por qué decís que "recien se enteran" de lo de Eskenazi, esa es una noticia viejísima y alguna vez lo comentamos aquí. Coincido con vos que es llamativo que el gobierno se de por enterado recién de la baja en la inversión cuando avaló el sistema de compra de las acciones.

Si las acciones se compraron con las utilidades se caía de maduro que esa plata no iva a ir a la reinversión, por eso la tasa actual en ese rubro de YPF es apenas del 10% (con suerte y viento a favor).

Ahora escuchamos -de boca de kirchenristas y anti kirchneristas- que "Eskenazi no está en buenas relaciones con el gobierno..." De verdad nos gustaría ver cómo le van a comprar las acciones para comprobar si esto es tan así. Ya hemos visto cómo en el pasado determinados negociados se esconden detrás de los mejores discursos.

Anónimo dijo...

Los recalde de la vida..., de lo que la campora esta llenita..., estan festejando la creacion de mas una estatal..., como forma de ganar dinero sin control y sin fondo...!

La Runfla dijo...

De las 20 petroleras más importantes del mundo 17 son ESTATALES, eso indica que una empresa del estado en esta área no solo es redituable y eficiente sino que para cada país es estratégico su control. Si nos quedamos solo en ver la coyuntura vamos a dejar pasar lo estructural.