Redes sociales

19 febrero 2012

Tres europeas, tres

-
1- El tipo había recibido una buena cantidad de dádivas, pensando tal vez que su puesto lo pondría lejos de los periodistas e investigadores. El discreto encanto de la "impunidad del poder" (máxima yabranista si las hay) lo había atraído tanto que cuando una empresa decidió regalarle unas cómodas y caras vacaciones él no pudo decir que no, como tampoco pudo negarse al obsequio de un lujoso chalet que sus amigos financistas y banqueros le entregaron llave en mano. Quizás de lo que debió contenerse a cualquier precio fue de si mismo y  su explosivo carácter que lo llevó a la torpeza mayúscula de dejarle un mensaje amenazador en el contestador a un periodista que había comenzado a publicar notas sobre lo que ya pintaba como un claro caso de corrupción y que, por supuesto, también terminó publicando y difundiendo las amenazas que puntualmente habían llegado a su teléfono.
A partir de ahí el final estaba cantado, Christian Wulff, presidente de la poderosa Alemania tuvo que renunciar envuelto en una investigación sobre tráfico de influencias, y mientras se retiraba abrazado a su segunda mujer, una alta y siempre sonriente rubia, debe haber entendido sin saberlo que el menemismo tampoco está bien visto por aquellos germanos lares.

2- Médicos sin Fronteras, nació como una reacción solidaria de los profesionales de la salud frente a las crisis sanitarias de los países del Tercer Mundo y de aquellos de la Europa del Este duramente golpeados por disolución de la URSS. 
Ayer, las crónicas internacionales los situaron en África, América Latina, Bosnia, Croacia o atendiendo las consecuencias del terremoto de Haití. 
Ahora, la crisis capitalista los ha llevado al corazón mismo de la Euro-zona y por ello sus consultorios se multiplican allí al mismo ritmo en que la gente se queda sin trabajo y la otrora ejemplar seguridad social va quedándose chica frente a la demanda creciente.
Las callecitas de algunos barrios de París son testigos ahora de largas colas de franceses esperando en el frío ser atendidos y conseguir un primer alivio para sus males físicos.
Curiosamente, aunque no tanto, queda claro que siempre las crisis económicas tienen entre sus primeras víctimas la tranquilidad y la nocturna tarea de morfeo, por lo que los médicos se sorprenden a si mismos entregando decenas de recetas de ansiolíticos y las inevitables pastillas para dormir.

3- Rajoy ha dicho que el gobierno de Zapatero ha sido el peor de todos los gobiernos de la democracia española¿será tan así? Solo el tiempo lo dirá con certeza.
Del otro lado del mostrador lo que muchos se preguntan es si el PP estará a la altura del desafío y podrá poner a España otra vez de pie, calibrando correctamente las oportunidades y sorteando apropiadamente los obstáculos que la crisis global le impone.
Saber qué es lo importante y lo secundario, que es lo superfluo y lo esencial, suele ser lo que diferencia a un estadista de un burócrata. Saber cuál será el rol en el futuro del país que se gobierna, también lo es. No es lo mismo construir una nación dependiente, que compre todo hecho, que tenga en la importación su principal rama de servicios que poner a andar a otra que se industrialice a partir del esfuerzo y la inteligencia locales. 
¿Cuál de estos caminos recorrerá España? Por lo que se puede ver en varios artículos periodísticos quizás se haya optado por el segundo ya que el gobierno de ese país ha decidido andar por la ruta de lo que algunos ya llaman el "suicidio científico" y que se ha expresado en un profundo recorte de 600 millones de euros para el presupuesto de ciencia y técnica español.
El enunciado oficial de la determinación es clarito: “la ciencia no es una prioridad en España” y abreva en la misma línea filosófica del ex-ministro argentino y actual conferencista internacional Domingo Cavallo, cuando en una entrevista periodística  mandó "a lavar los platos" a los científicos del CONICET.
Conociendo esta parte del guión, para los que hemos visto algunas de estas películas del género catástrofe económico-social, el final está casi anunciado y ya no tiene ninguna sorpresa.

0 Comentan sin ponerse colorados: