Redes sociales

29 agosto 2012

Nunca te encachiles con una estrella de Hollywood


Nunca me ha pasado, pero parece que no conviene enamorarse y menos aún casarse con estrellas de Hollywood. Al pobre Cesare Pavese le sucedió eso con Constance Dowling (la chica de la foto), quien se arrobó con la labia del poeta hasta el día en que se aburrió de su bohemia y sus depresiones... y se fue.

Pavese como sabía que hay miradas que matan (por presencia o por ausencia) antes de suicidarse un 27 de agosto de 1950 dejó dicho lo siguiente:

Vendrá La Muerte Y Tendrá Tus Ojos

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
-esta muerte que nos acompaña
de la mañana a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo-. Tus ojos
serán una vana palabra,
un grito acallado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola sobre ti misma te inclinas
en el espejo. Oh querida esperanza,
también ese día sabremos nosotros
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como abandonar un vicio,
como contemplar en el espejo
el resurgir de un rostro muerto,
como escuchar unos labios cerrados.
Mudos, descenderemos en el remolino
.
Cesare Pavese

Ahora yo miro los ojos de Constance y lo entiendo perfectamente

1 Comentan sin ponerse colorados:

Anahí dijo...

Tiene onda enigmátiica tipo la Gioconda, ¿no?
Yo estoy encachilada con el ♥Viggo♥ ... ahhhhhhh, cosita, encima también poeta... ♥♥♥
Slds.
pd: yo creo que Pavese estaba del moño, qué quiere que le diga.