Redes sociales

27 agosto 2012

Para entender la rebelión de El Tabacal

Este de semana pese al impresionante cerco informativo que se pretendió tender sobre el hecho, en la localidad de Yrigoyen en las cercanías del Ingenio El Tabacal, un corte de rutas por parte de los trabajadores de dicha empresa que reclamaban reajustes salariales y la reincorporación de 57 despedidos, derivó en una brutal represión policial.

Hartos de los abusos de décadas los trabajadores junto a los habitantes de esta zona se rebelaron de una forma pocas veces vistas de los 90 a esta parte. Tras 6 horas de lucha callejera los obreros lograron mantener el corte y cercaron a los 300 policías que habían sido enviados por Urtubey para desalojarlos, al interior de la planta fabril.

En el medio de este hecho puntal se mueven años de explotación infrahumana, de intereses mezquinos de una clase política cipaya y las consecuencias inevitables de la transnacionalización de nuestra economía.

Para entender un poco mejor lo sucedido comparto con ustedes dos producciones periodísticas, el primero es un video realizado por un canal de cable salteño y el segundo una muy buena investigación de un medio escrito.


Les dejo además la introducción de una nota muy completa con su link al final para que puedan leerla entera. 

LA BATALLA POR EL TRABAJO

La empresa norteamericana Seabord Co. factura 2 mil millones de dólares anuales, no paga impuestos y recibe subsidios estatales. 

Luego del fracasado intento policial de desalojar por la fuerza a los trabajadores de la empresa azucarera y energética San Martín del Tabacal de la ruta nacional 50 y alrededores, el Gobierno de Salta se reúne en el escenario del conflicto con los gremialistas y los empresarios. 

La multinacional quiere que le compren su energía.

Por Dario Alberto Illanes

Balazos, gases, humo, pedradas, corridas, heridos. Policías contra trabajadores. Una batalla. La tensión entre la empresa norteamericana Seabord Co., propietaria del centenario ingenio San Martín del Tabacal, dirigida por Hugo Rossi, y el Sindicato de Trabajadores del Azúcar, encabezado por Martín Olivera, alcanzó el sábado 25 de agosto su punto máximo. 

Y si la intención era liberar el tránsito en el norte de Salta, las acciones resultaron en un fracaso total y un generalizado repudio a las autoridades salteñas, en donde el gobernador Juan Manuel Urtubey resultó el más perjudicado. Y como ya parece costumbre, otra vez la provincia fue centro de la atención nacional por los hechos violentos. 

El conflicto, que ya es un clásico anual y tiene competencia nacional y se dirime en Buenos Aires, comenzó hace un mes pero se agravó cuando la empresa despidió 57 obreros, a quienes tachó poco menos que delincuentes. 

Pese a que conoce la combatividad del gremio, el ingenio endureció sus medidas, logrando que los trabajadores cortasen la ruta nacional 50, a la altura de la salida de fábrica, en Hipólito Yrigoyen. Luego, declaró un lock out, y justificándose en la imposibilidad de realizar su producción, redujo sus operaciones y personal al mínimo. El sindicato reforzó el corte de ruta, pero este no afectó a la patronal norteamericana, sino a los productores y comerciantes que dependen del camino nacional como única vía de comunicación. 

Link a la nota completa

0 Comentan sin ponerse colorados: