Redes sociales

27 agosto 2012

Soja fortificada con plomo


Hace un tiempo largo cuando comentaba en el blog que las mediciones de plomo en los campos de Córdoba daban resultados muy por encima de los índices normales fruto de la caza de palomas, un reconocido fundamentalista del agro me decía que eso era imposible, que se necesitaban cantidades ingentes de escopetazos para que los perdigones contaminaran significativamente el medio ambiente.

Bueno, como otras veces el defensor acérrimo del "campo" habló por hablar tratando de defender hasta a los cazadores de palomas... y se equivocó. Como la verdad es la única realidad hay que decirlo de una vez: Se han detectado cantidades importantes de plomo en el trigo y la soja que se cosechan en Córdoba. 

El estudio sobre esto ha sido realizado por la Universidad Nacional de Córdoba:

“Hemos detectado en laboratorio concentraciones de plomo en granos de trigo y soja. Tenemos resultados confiables que muestran que si se sigue arrojando plomo, en algún tiempo los suelos usados para caza de palomas no serán aptos para cultivos, o los cultivos no serán aptos para consumo”, advierte María Luisa Pignata, doctora en Química y especialista en estudios de contaminación de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Ver nota completa de La Voz del Interior aquí

Dicho esto sugiero argumentos a los agrogarcas para rebatir el estudio de la UNC:

- ¿Pero qué saben esos universitarios que jamás han pisado un campo?
- Hay estudios de la Universidad de Iowa que dicen que eso es imposible
- Y... a quién le importa... Total esa soja la comen los chanchos chinos.
- Esa doctora de apellido Pignata me da como poco seria
- ¡Otro invento de los talibanes del medio ambiente!
- El plomo es tan viejo como la humanidad y el saturnismo es re-re-común
- Todo se soluciona tomando un litro de leche diario, como los viejos tipógrafos
- No estamos contaminando, estamos sembrando una mina de plomo para las futuras generaciones
- ¿No viste esos productos fortificados con hierro? Bueno, esto es lo mismo pero con plomo ¡Ignorante!"

Finalmente aclaro: las palomas son una plaga, es cierto, pero para cazarlas en nuestra provincia se están empezando a exigir perdigones biodegradables, los cuales se usan poco porque son más caros y faltan controles -además de perfeccionar la legislación vigente- por lo tanto los cazadores deportivos (nacionales y extranjeros) y  los productores agropecuarios siguen regando de plomo el suelo.

Entonces hay dos preguntas: que debemos hacernos
- La plaga de palomas ¿por qué se produce? ¿Será que en el campo el monocultivo, la deforestación y los agroquímicos han barrido con los enemigos y los competidores "naturales" de las palomas (especie exógena si las hay)?
- Para proteger el futuro de sus campos los productores ¿no podrían usar unos pesitos de sus ganancias para usar otros métodos para liquidar la plaga?

0 Comentan sin ponerse colorados: