Redes sociales

20 septiembre 2012

La eterna mentira de las ART


Las AFJP y las ART fueron las dos patas sobre las que caminó la extracción de dinero de los trabajadores en favor de los grupos concentrados durante mucho tiempo. Con la desaparicón de las AFJP muchos apostamos que las ART tenían los días contados pero evidentemente no es así. Esa política noventista de corte absolutamente neoliberal y antiobrero continúa gozando de buena salud.

Página12 hoy titula en primera Plana "El arte de cambiar las ART" a lo que habría que agregar "para no cambiar nada".
La verdad es que lo anunciado ayer por Cristina bajo la atenta mirada de miembros de la UIA y los sindicatos (incluido en la primera fila el ex agente del Batallón 601 hoy secretario general de la UOCRA) es solo un engañoso parche que busca garantizar las ganancias de las aseguradoras, cerrar la litigiosidad laboral que tanto molesta a la patronal, y asegurar a empresarios y burócratas sindicales una tajada en el negocio mediante las "ART Mutuas".

El discurso de la presidenta contuvo frases que alcanzaron su máxima difusión durante los años de Menem, una de ellas, fue la famosa referencia a la "industria del juicio", con la cual se descalifican los reclamos de los trabajadores y se toma partido claramente por los patrones.

Lo que CFK no dijo es que si en la Argentina existe una "industria del juicio" es porque la cantidad de accidentes laborales es más que preocupante, al punto que según la propia SRT MUEREN EN NUESTRO PAÍS 2,5 TRABAJADORES POR DIA (promedio). Y esto es así porque hoy reventar laburantes es más barato para una empresa que invertir en la salud de sus empleados.

Aunque los funcionarios se hagan los bobos o no lo quieran decir de frente, en la Argentina los trabajadores reclaman en los tribunales lo que el estado no les puede garantizar: un trabajo con mínimas condiciones de seguridad e indemnizaciones acordes con los daños físicos-psíquicos que sufren por la sobreexplotación a la que son sometidos.

Antes de estar "mejorando" un sistema ruinoso como el de las ART, hace rato que habría que haberlas borrado dle mapa, de la mano de sancionar una nueva ley de seguridad laboral, reforzando los mecanismos de control del estado para hacerla cumplir.

0 Comentan sin ponerse colorados: