Redes sociales

03 octubre 2012

Se desaceleró la recaudación, malas noticias para trabajadores y trabajadoras.


Por Juan Pablo Ruiz.
El día de anteayer, la AFIP dio a conocer los datos de la recaudación impositiva correspondiente al mes de septiembre. De la rápida lectura surgen datos preocupantes, por un lado un incremento de la recaudación en términos interanuales (septiembre 2011-septiembre 2012) de solo el 20,2%, aproximadamente un 5% menos que la inflación real en el mismo período.

Esto significa que en términos reales el Estado Nacional puede adquirir menos bienes, que los que adquiría el año pasado, las previsiones de ajuste por lo tanto se corporizaran.


La baja de la recaudación se debió a que recaudo en septiembre en concepto de IVA solo un 17,2% mas que el mismo mes del año pasado, muy por debajo de la inflación real. Esto significa en términos reales una baja del consumo y un aumento de la economía en negro.


Pero la mala noticia es que el impuesto a las ganancias aumentó su aporte al fisco en términos interanuales, recaudó un 25% más que el mismo mes del año pasado. Esto se debe principalmente a que el Estado incumple con la obligación legal de actualizar la tabla del Art. 90 y los elementos del Art. 23 mas conocidos como “ mínimo no imponible”. Por su accionar ilegal el Estado Nacional logró aumentar el porcentaje de recaudación de Impuesto a las Ganancias.


Todo hace prever que en el marco de la falta de recursos de la Administración Nacional y con el estancamiento en términos reales de la recaudación, el gobierno cumplirá lo que insinuó en el presupuesto 2013, esto es: no actualizar el mínimo no imponible y los elementos que componen el Impuesto a las Ganancias.


Malas noticias para los trabajadores y trabajadoras, su salario seguirá sufriendo un juego de pinzas entre la inflación que se come su poder adquisitivo y el Impuesto a las Ganancias; seguirá siendo por ello una cantera de plata fácil para el Estado Nacional.

4 Comentan sin ponerse colorados:

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Si los trabajadores sufren por que les descuentan ganancias es que sus ingresos son más que jugosos, deje de hacer campaña agitadora y mentirosa, por favor!!
Mi salario como médico no es alcanzado por dicho impuesto y vivo dignamente, sin quejarme ni lloriquear amparado en el anonimato imperante, un poco más de dignidad y menos ataque cobarde y artero al gobierno!!

La Runfla dijo...

Estimado Carlos, cuando ud. plantea "salarios jugosos" ¿a qué se refiere?

En la actualidad los salarios están recuperando el nivel que tenían en 1996. Pero tampoco en aquelos años del menemismo eran salarios reales fabulsos sino que los 1976 era un 95% superiores.

Incluso en el 96 los salarios reales estaban varios puntos por debajo de los que se percibían en el período 1950-1956

Con todo lo que ha perdido la clase trabajadora en estos años no se trata de lloriquear y menos aún con conformarse con migajas, sino de reclamar por lo que es justo. (Por otro lado cuando habla de anonimato le recuerdo que la nota está firmada)

De paso, queda claro que este no es un problema de ESTE gobierno, sino que es parte de un proceso de degradación continuo y de larga data. Hay que reclamar y exigir que quienes tienen ganancias paguen ganancias, pero sabiendo que el salario no lo es.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

La Runfla, lo que no se dice en la nota-sino todo lo contrario-es que de 2003 a la fecha, la recuperación salarial es contínua y en la actualidad, acompaña y está por encima de la inflación, que según el Sr Ruiz, está devorándose el poder adquisitivo de los trabajadores, junto al malvado Estado Nacional. Pregúntele Sr. Ruiz al gobernador que algo sabe de eso, vea como los trabajadores salen a manifestarse-masivamente-cacerolas en mano, protestando por tan aberrantes medidas confiscatorias. El salario, cuándo supera ciertos montos, debe tributar para que, los que no tienen la suerte de cobrar suculentos importes, también tengan acceso a los beneficios mínimos. Y le preguntaría por último al Sr. Ruiz, de dónde saca las cifras de inflación? Con 5 empleados, como hacen el relevamiento en todo el país? Leen Clarín? Por que la conflictividad salarial, se resuelve en paritaris, y, salvo el episodio de los prefectos, nadie protesta? Es un estado estalinista? Muchas preguntas señor Ruiz, muchas preguntas.
Saludos.

La Runfla dijo...

Estimado Carlos, la recuperación salarial es sin dudas un logro de esta administración, aún haciéndole la observación de que ha sido lenta y que en los últimos años ha acentuado su inclinación a solo seguir la inflación. De hecho hay algunos gremios importantes, como docentes, a quienes se les han cerrado las paritarias en un 18% cuando la inflacion admitida por el gobiero (vía diversos reajustes) ronda el 25%.

En segundo término el Dr. Ruiz toma los índices inflacionarios que mide el CIPPES en Córdoba y el ISEPCI en otras provincias. Esos relevamientos son realizados por vecinos de los barrios humildes de las principales ciudades del país. En la actualidad el Índice Barrial de Precios (IBP) en Córdoba es relevado en 50 barrios de nuestra ciudad, sumando 404 comercios y tomando como referencia 9000 precios. El IBP toma los precios más bajos de los almacenes donde consumen los trabajadores y trabajadoras, siempre contemplando solo el precio MAS bajo y usando la misma planilla de productos que el INDEC.

En cuanto al reclamo "que no se ve" le tengo que informar estimado Carlos, que la conflictividad laboral ha ido creciendo (algo contratsable con cualquier encuesta de la preocupada patronal), pero desgraciadamente y merced al este nefasto impuesto a las ganancias sobre salarios, en muchos gremios afiliados y afiliadas están planteando conseguir aumentos en negro, lo cual es un retraso enorme sobre lo conseguido.

Usted dirá que se trata de trabajadores privilegiados, puede ser, sobre todo si ud. contempla como privilegio el recibir un salario digno y no pasar penurias fin de mes; pero es evidente que un trabajador que tiene $8.000 de ingresos no puede bajo ningún concepto percibirse como un empresario que se lleva ganancias a su hogar. A lo sumo le están pagando una parte ínfima de la ganancia que mes a mes entrega a su patrón mediante su fuerza de trabajo.

Por otro lado es importante remarcar que las grandes empresas, por distintas vías están exentas de pagar ganancias o pueden apelar a contabilidad creativa para pagar lo menos posible.

Curiosamente cierto sector de la sociedad a la que el neoliberalismo domesticó con sus crisis y carencias forzosas, ve con agrado que trabajadores y trabajadoras argentinos paguen Ganancias mientras los Bancos o las aceiteras (solo para nombrar los casos más importantes) no pagan un peso de ganancias a pesar de encabezar la lista de las empresas que más han ganado en estos años.

Como si esto fuera poco las empresas pueden deducir de sus GANANCIAS la amortización de sus máquinas o la inflación. Ambas cosas están vedadas para el trabajador; lo primero porque al trabajar lo que pone en juego es su propio cuerpo y eso es imposible de amortizar y lo segundo porque el gobierno no actualizó este año los mínimos y en el presupuesto del 2013 no contempla actualización alguna. Este hecho es una violación flagrante a la ley.