Redes sociales

05 octubre 2012

Toda represión de los reclamos es política

Hace unas noches atrás 15 militantes de diversas organizaciones juveniles kirchneristas fueron detenidos por la policía de la provincia cuando realizaban pintadas en favor de la democracia.

El hecho de extrema gravedad, trasc
iende claramente la pertenencia política de quienes fueron demorados para constituirse en una muestra más de cómo opera el gobierno de Córdoba. Operatoria que no es de ahora, ni arrancó desde el momento en que el delasotismo rompió relaciones con el gobierno nacional, sino que está presente desde SIEMPRE.

Es por eso que repudiamos decididamente el accionar de la policía cordobesa, ya que además creemos que es un recordatorio de que no existe una "represión buena" de los reclamos populares y una "represión mala" de los reclamos populares.

Hace unas pocas semanas Sergio Berni, secretario de seguridad de la Nación detuvo en un corte parcial de ruta a más de 60 compañeros y compañeras de Barrios de Pie, algunos de ellos con sus pequeños hijos, a quienes retuvo durante muchas horas en dependencias de Campo Mayo (un emblemático ex centro clandestino de detención). Ante semejante hecho fuimos testigos de como una buena parte de la militancia kirchnerista no se sintió tocada en sus principios en lo más mínimo, y que además varios organismos de derechos humanos y abogados dedicados al tema, inclido el Secretario de Derechos Humanos de la Nación (Dr. Fresneda) no dedicaron una sola línea u oración para repudiar semejante atropello.

No queremos ser como ellos. Necesitamos no ser como ellos. (disculpen el abuso autoreferencial)

Frente a esto se nos hace imperativo subrayar que el Teniente Coronel Berni y el Comisario Paredes (Ministro de Seguridad de De la Sota) vienen del mismo palo y son parte de un aparato montado desde el estado para reprimir e intentar intimidar a aquellos a quienes sus mandantes políticos (CFK & DLS respectivamente) consideran "molestos opositores".

Asumir el compromiso de defender la democracia implica asumir desde e principio que es necesario hacerlo en toda la línea, de manera consecuente y frente a TODOS los hechos represivos o de censura que cotidianamente vulneran el derecho a expresarse y/o reclamar.

0 Comentan sin ponerse colorados: