Redes sociales

01 octubre 2012

Vale insistir: El Salario no es ganancia

Placa realizada tomando como base datos de CIFRA (CTA sector Yasky)

Hoy el diario Comercio y Justicia le realiza una interesante entrevista a Juan Pablo Ruiz, el abogado cordobés -y amigo/colaborador ocasional de este blog- autor del libro EL SALARIO NO ES GANANCIA, un ensayo jurídico realmente muy profundo que toma como pocos se han animado a hacer los distintos aspectos controversiales de la imposición de Ganancias sobre las remuneraciones de los trabajadores.

De esa entrevista extractamos y compartimos estas respuestas (los invitamos a leer la nota completa en este LINK)

El libro aborda un tema que es muy candente. Ya hubo planteos e incluso una reciente resolución de un juez marplatense que ordenó a la AFIP que se abstenga de retener parte del salario a un trabajador a quien se le iba a descontar Ganancias cuando cobrara el aguinaldo. ¿Cree que esta decisión del juez se replicará en otros magistrados argentinos?
- Uno de los elementos por los cuales pienso que van a prosperar las acciones que se presenten es que el Estado nacional viola la ley del impuesto a las Ganancias. Su artículo 25 le exige “actualizar anualmente” los elementos que lo componen, entre ellos la tabla del artículo 90, que tiene un atraso de 12 años en su actualización. Es el Estado el que debe bregar por el cumplimiento de las leyes, por eso no puede de manera impune continuar con esta actitud; y mucho menos obtener un beneficio de ello, cual es aumentar la recaudación incorporando cada día más trabajadores y trabajadoras al cobro de este impuesto.
Si el Estado cumpliera la ley, muchos trabajadores no serían alcanzados y los alcanzados seguramente pagarían menos. Para el Estado Nacional, los trabajadores no tienen derecho al ajuste por inflación y dependen de la “discrecionalidad” del Poder Ejecutivo, toda una violación de los principios de legalidad y de capacidad contributiva; además de violar la división republicana de poderes y la no delegación de poderes al Poder Ejecutivo por parte del Poder Legislativo.

- ¿Cómo impacta el impuesto a las Ganancias en los fiscos del Estado nacional?
-La recaudación por la cuarta categoría es cada año más alta. Seguramente el año que viene llegará a 5% del total recaudado. Durante la presidencia de Menem, 3,7% de los trabajadores registrados pagaban este impuesto; con De la Rúa, nueve por ciento; con Cristina Fernández, 19,5%.
Si el Estado quiere recaudar debe hacerlo sobre quienes tienen real capacidad contributiva: la renta financiera, la minería a cielo abierto, las empresas aceiteras y las innumerables actividades que por leyes especiales exime de pagar impuestos. Seguramente, recaudaría mucho más cobrando a quienes poseen verdadera capacidad contributiva y construyendo un sistema progresivo en serio.

- En otros países del mundo también se cobra ganancias. ¿El problema en Argentina es que no se actualizan los montos no imponibles?
-En otros países del mundo poseen un impuesto a los ingresos; aquí dicho impuesto no existe y por medio de una aplicación analógica de la ley tributaria (que está prohibida) se aplica a los salarios y a las jubilaciones, que claramente no cumplen con lo exigido por el “hecho imponible” de la Ley de Impuesto a las Ganancias.
El salario no es bajo ningún punto de vista “ganancias”, “rentas”, “beneficios” o “enriquecimientos”. Tampoco cumple el salario con el requisito de “permanencia de la fuente productora”.

0 Comentan sin ponerse colorados: