Redes sociales

16 abril 2015

El labertinto de Luis Juez

Por estos días el mundillo político cordobés ha estado pendiente de la resolución final de una larga novela, la conformación o no del frente entre Radicales, el Juecismo y el Macrismo. Finalmente anoche, después de sendas reuniones en Capital Federal en el propio despacho de Macri, la cuestión pareció encaminarse hacia un primer punto de acuerdo cuando tanto Juez como Mestre decidieron bajar sus aspiraciones a gobernador, dando vía libre para que la fórmula de este espacio sea finalmente Aguad-Baldassi.

A partir de ese momento Luis Juez ha realizado una cantidad de declaraciones ante el silencio de los otros actores (Aguad y Mestre). En cada entrevista realizada a Juez, éste se presentó golpeado y admitiendo que haber bajado su candidatura a gobernador ha sido la más difícil de todos sus años en la política. También desmintió diferentes versiones que lo sumaban a fórmulas con Acastello o a acercamientos con Olga Riutort. Pero más allá de estos runrunes hasta hoy parecía claro que el lugar que finalmente ocuparía el ex intendente de Córdoba sería el de candidato a senador nacional, intentando de esta forma retener su banca en el Congreso.

Ahora bien, esta era la presunción hasta hace pocas horas porque de a poco fue cobrando cuerpo la especulación de que finalmente el juecismo apostaría por disputar nuevamente la municipalidad, y esta alternativa se volvió más fuerte cuando el propio Juez afirmó en un programa de TV que: "No poroteamos con Macri, no repartimos cargos, no hablamos de mi candidatura a senador, aunque él me dijo que quería que fuese su senador. Mi compromiso con este espacio concluye la noche de la elección a gobernador y voy a poner todo para que ganemos, yo dí mi palabra y la voy a cumplir. Por otra parte si bien la desición nacional ha sido mi responsabilidad, lo del municipio se debe consensuar entre todos los dirigentes capitalinos del Frente Cívico".

Esto habilita a que algunos comiencen a barajar que el enfrentamiento entre Ramón Mestre y Luis Juez llegará a las urnas en una fecha aún indeterminada porque el radicalismo de Córdoba Capital continúa estudiando todos los escenarios electorales antes de jugarse por alguno en particular (aunque hay quienes piensan que podrían ir pegadas a las PASO nacionales).

Más allá de cuál sea la definición del juecismo, llegados a este punto no podemos dejar de decir lo siguiente, Luis Juez necesita mantener abierta la puerta de su candidatura al ejecutivo municipal por múltiples motivos, que en general los podríamos resumir en:
- Debe contener a su militancia y evitar que se desbande, de la misma forma debe mantener dentro de su estructura a varios dirigentes y legisladores que a minutos de terminada la reunión entre Juez y Macri en Capital Federal, comenzaron a recibir llamados del PJ y el kirchnerismo para subirse a otro tren.
- Debe tener una carta de negociación tanto con el Pro como con el radicalismo, para que efectivamente -si así lo decide- termine ocupando el primer lugar en la lista de senadores nacionales por Córdoba y no sea desplazado por otro candidato.

Como vemos a esta película le faltan todavía varios capítulos y seguramente los días por venir veremos en qué termina.

0 Comentan sin ponerse colorados: