Redes sociales

09 noviembre 2015

Otra vuelta en bicicleta (financiera)


Un grupo de maestras municipales hace guardia frente a la casa de cambio, tienen sus autorizaciones para comprar dólares y están allí desde temprano. Apenas concretan la operación, cambian de mostrador y liquidan las divisas en el mercado blue, cambiándolos por pesos Hacen eso todos los meses, llegan tarde y cansadas a la escuela para dar clases pero sienten que esos mangos extras con que redondean su salario les vienen más que bien.
Ellas no son la excepción, el mes pasado más de 1.200.000 personas hicieron ese mismo trámite y limaron a fondo las reservas del Central.
Todos ellos se han vuelto socios en los hechos de una de las tantas bicicletas que periódicamente genera la eterna patria financiera, y en la cola mientras esperan, visualizan el espejismo capitalista de estar "haciendo trabajar la plata". No hay nada nuevo bajo el sol. Como dice la canción, deberíamos hacer un nudo en el pañuelo para recordar lo que ya vivimos.
Como siempre la más fácil, a la hora de emitir juicios, es cargarle con todo a esos trabajadores y trabajadoras, adjudicarle los males de la clase media, ponerlos en pie de igualdad con los usureros y hasta tratarlos de miserables. Pero la verdad es que hay todo un círculo vicioso que se ha generado desde los propios despachos de Ministerio de Economía que facilita que esto suceda, y el grueso de la gente es apenas otro peón en un juego infinitamente más grande.
El país pierde, la gente pierde (aunque crea que gana) y los únicos que se enriquecen son los especuladores financieros a quienes se les ha dejado servida en bandeja otra oportunidad para llenarse los bolsillos con guita negra a costa del Estado y la necesidad de la gente,
Gracias Kici, los que nos vamos a fundir te saludamos.

0 Comentan sin ponerse colorados: