Redes sociales

05 enero 2016

Colgados de un piolín


A casi un mes de asumido el nuevo gobierno las principales reparticiones nacionales con sede en Córdoba siguen acéfalas con todo lo que eso significa en lo que hace a su funcionamiento efectivo.

Sobre esto el diario La Voz del Interior realiza una interesante nota  (escrita por Mariano Bergero) donde expone la discusión que sobre estos cargos se está dando entre el PRO y la UCR, pero es justo decir que el PJ provincial también tiene algo que decir y aunque a los radicales no les guste (aunque admiten que la lapicera y la palabra final la tiene el PRO) es evidente que tanto Schiaretti como De la Sota van a tratar de colar tropa propia y mantener algunos puestos que en su momento le pudieron rascar al kirchnerismo hace unos años atrás.

Como si la rosca en si no fuera reñida de por si, la situación se complica un poco más porque algunos de los sillones a ocupar son verdaderas papas calientes que se han deglutido a más de un funcionario, por lo cual hay pocos valientes dispuestos a agarrarlos. De hecho el PAMI local fue ofrecido a varios y cosechó una rápida sucesión de rechazos, en especial algunos muy llamativos como el del actual director del IPAM, quien ya pasó por el PAMI, y no tiene ningún interés en regresar a esa oficina nacional.

Mientras esto se decide es increíble que los días pasen y un asunto tan importante como este siga colgando de un piolín.

0 Comentan sin ponerse colorados: